Cómo acostumbrar a un cachorro al empapador

Cómo acostumbrar a un cachorro al empapador

Cuando los perritos aún son cachorros y no pueden salir a la calle porque no tienen todavía todas sus vacunas, empieza el ejercicio de enseñar a tu perrete a hacer sus necesidades en un lugar elegido para ello. Aquí encontrarás algunos consejos para acostumbrar a un cachorro al empapador y hacerte más fácil esa tarea.

Primeras aclaraciones para acostumbrar a un cachorro al empapador

En primer lugar debes saber que los peluditos comienzan a tener control sobre sus esfínteres cuando ya han cumplido los 3 meses de edad. Antes de eso, va a ser muy normal que te encuentres algún regalito por casa.

Intentar enseñar a usar el empapador antes de esa edad no es que sea un error, pero no vas a lograr mucho. Por eso, se recomienda comenzar esta enseñanza a partir de los 3 meses.

tips para acostumbrar a un cachorro al empapador

Otra de las cuestiones a tener en cuenta si quieres acostumbrar a un cachorro al empapador, es que el tracto digestivo de los cachorritos es corto y funciona muy rápido.

Eso significa que entre 5-30 minutos después de alimentarse y/o beber ya va a tener ganas de hacer sus necesidades. Y si tienes en cuenta esto y prestas atención, te va a resultar muy sencillo ayudarle situándolo en el empapador.

Si siempre lo alimentas a la misma hora y después de unos minutos lo sitúas en el lugar indicado, estarás creando una rutina que favorecerá el acostumbrarlo a hacer sus necesidades donde corresponde.

Cómo acostumbrar a un cachorro al empapador

Sigue estos consejos si quieres lograr que tu cachorro haga sus necesidades sobre un empapador.

1. Coloca el empapador

Lo primero que debes considerar es dónde colocar el empapador. Debe ser un lugar en el que no moleste, ya que aunque lo recambies, va a permanecer ahí durante bastante tiempo.

También debe ofrecer comodidad al perro, pues suelen preferir la intimidad. Además, este debe estar lejos de su cama y su comida.

Puedes usar una bandeja específica sobre la que poner el empapador. Evitarás que se ensucie el suelo si en determinado momento no absorbe del todo.

Además, antes de colocarlo, si en algún momento tu mascota ha orinado en el suelo, debes desinfectarlo bien con agua con limón o vinagre para eliminar cualquier rastro olfativo y no confundirlo.

2. Presenta el empapador

Ahora que ya tienes colocado el empapador en el sitio adecuado, es hora de hacer una presentación a tu perrete.

Aunque no suele pasar que lo vea como algo extraño, es mejor no descuidar esta cuestión, especialmente si vas a acotar la zona con una barrera, formando un corral para mascotas.

Puedes atraerle hacia él con premios y dárselos cuando se haya acostumbrado a entrar y salir sin problema.

3. Anticípate

Los perretes, además de hacer sus necesidades después de comer o beber, también suelen orinar tras dormir, después de jugar y antes de dormir.

En esas ocasiones, o por lo menos en todas las que te sea posible, estate atento para situar al perrete sobre el empapador.

trucos para acostumbrar a un cachorro al empapador
Vía Amazon

4. Atención a las señales

Antes de orinar o hacer caca, tu mascota mandará algunas señales físicas que también te pueden ayudar a confirmar que ha llegado el momento. Algunas de estas señales suelen ser:

  • Caminar rápido y parar de repente.
  • Hacer círculos.
  • Olfatear con mucha intensidad.

5. Sitúa al perro y apártate

Cuando llegue el momento, ubica a tu mascota en el empapador y aléjate un poco.

En caso de que no esté delimitado por un corral para mascotas, puedes apartarte y disimular, para no dejar de prestarle 100% atención por si intenta salir.

Lo que no va a funcionar es que te quedes mirándolo fijamente.

6. Premia su buena conducta

Otro aspecto clave a tener en cuenta a la hora de acostumbrar a un cachorro al empapador es que siempre que haga sus necesidades en él, debes premiarle.

No siempre tiene que ser con snacks perrunos. A veces basta con caricias y palabras en tono amable

El perro acabará asociando que hacer las necesidades en el empapador va acompañado de un regalito o unas buenas caricias.

7. No regañes

En la educación de las mascotas solo funciona lo positivo. Regañar y castigar no funciona de nada.

8. No cambies el empapador inmediatamente

A la hora de acostumbrar a un cachorro al empapador es importante que no lo sustituyas por uno limpio tras cada orín o caca de tu perro.

De ahí también que te aconsejásemos desde el principio que lo colocases en un lugar en el que no moleste.

El propio olor de sus micciones será lo que lo atraiga para la siguiente vez que tenga ganas de hacer sus necesidades.

consejos para acostumbrar a un cachorro al empapador

Ya ves que intentar que tu cachorro se acostumbre al uso de un empapador no es complicado, pero sí lleva su tiempo.

Sin embargo es una tarea fundamental, ya que de esa forma evitas encontrarte “regalos” por cualquier parte de la casa.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre el mundo animal, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − siete =