como mantener la casa limpia con perros

Cómo mantener la casa limpia con perros

Si tienes mascotas en tu hogar, especialmente si son de las que sueltan mucho pelo, te preguntarás cómo mantener la casa limpia con perros y no desquiciarte en el intento. Pues bien, hoy queremos darte algunos truquitos que harán que no pierdas la cabeza con este tema y mantengas tu casa bastante presentable.

cómo mantener la casa limpia con perros

Cómo mantener la casa limpia con perros: lo primero, ¡fuera obsesión!

Hay personas que son muy maniáticas de la limpieza y que se obsesionan demasiado con tenerlo todo impoluto en el hogar. Si tienes mascota te darás cuenta de que esto es casi imposible, porque hay perros que sueltan mucho pelo y aunque los recojas, a los cinco minutos volverá a aparecer algún rastro.

Así que lo primero que te aconsejamos es que no te obsesiones. Podrás tener la casa muy limpia con estos trucos, pero tu perro seguirá formando parte de tu hogar y es normal que este se ensucie más que si vivieran en él solo humanos.

1. La aspiradora: ¡tu mejor aliada!

Empezaremos por el suelo, las alfombras y los sofás. Para el suelo es recomendable que uses un cepillo de púas duras para evitar que todo el pelo se quede pegado a él cuando barras. Pero sin duda, lo más práctico es la aspiradora.

Con ella podrás limpiar tanto el suelo, como las alfombras, sofás y demás mobiliario por donde tu perro pase.

La frecuencia de su uso dependerá de la cantidad de pelito que eche tu perro, pero lo normal es no dejarlo pasar dos días.

Para los muebles lo mejor es un paño húmedo. Sabes perfectamente lo que puede suceder si usas un plumero, ¿no?

Un consejo más: aprovecha cuando saques a tu mascota de paseo y cepíllale el pelo en el parque o la calle. De esta forma retirarás el pelo que se le haya caído antes de entrar en casa.

2. Las pertenencias de tu perro

Para evitar los malos olores en la camita de tu perro, es recomendable que la laves con frecuencia. Más o menos, una vez a la semana. Lo más cómodo es que emplees fundas en ella. Estas son mucho más fáciles de lavar que el propio colchón y podrás hacerlo con más asiduidad.

¡Y no te olvides de sus juguetes! Los peluches o todo aquello que sea de tela, mételos en la lavadora. Aprovecha cuando laves sus colchas o fundas y no uses suavizante.

Los más duros puedes meterlos en el lavavajillas, pero si no quieres mezclarlos con tu platos, lávalos a mano con un poco de jabón neutro y abundante agua caliente.

3. Limpia sus patitas

Este es uno de los trucos esenciales si quieres saber cómo mantener la casa limpia con perros.

Al sacarlo de paseo, nuestros fieles amiguitos traen bastante suciedad incrustada en sus almohadillas, así que lo mejor es limpiárselas antes de entrar.

Para ello, usa las toallitas especiales para perros y pásaselas por las patas y el culito. Así estarás mucho más tranquilo… ¡sobre todo si es de los que se sube a tu cama!

4. El rastro de pipí

Si tu perro está bien educado, el pipí no será un problema en tu hogar, pero si es un cachorro que está aprendiendo o tu mascota tiene un mal día, puede pasar.

En estos casos, ¡no vayas corriendo a coger la fregona que usas por toda tu casa normalmente!

Primero, limpia la orina con papel de cocina absorbente o algunas hojas de periódico. Luego, puedes fregar la zona con tu fregasuelos habitual y un poco de otro que contenga enzimas. De esta forma tu perro no podrá oler dónde lo ha hecho.

¡Recuerda limpiar muy bien la fregona después! Es más, si tienes alguna fregona antigua, puede utilizarla para estos casos especiales.

Y por cierto, aquí tienes otro consejo esencial para saber cómo mantener la casa limpia con perros: olvídate del amoniaco. Su olor es parecido al de su pipí, así que lo que puedes conseguir es atraerlo más.

5. No te olvides de los filtros de aire

Si ya es lógico limpiar los filtros de aire acondicionado antes de usarlos y ya en uso, imagínate lo importante que es teniendo perros en casa. ¡La cantidad de pelos y pelusas que se pueden acumular en ellos!

No te olvides de mantenerlos siempre limpios para no llevarte una sorpresa desagradable al encenderlo. Eso sí, no hace falta que lo hagas todos los días. Con una vez al mes, mientras no los uses, bastará.

6. Lo mejor: la constancia

No puedes ir posponiendo la hora de la limpieza, ¡las cosas no se recogen solas! Si tu perro suelta mucho pelo y te toca barrer o aspirar cada día, hazlo. Si por lo que sea un día no puedes, no pasa nada. Pero no lo dejes pasar una semana porque puedes llegar a nadar entre bolas de pelo.

Y un consejo más: No enmascares olores. Lo de poner un ambientador en casa está bien, pero poner 3 en cada esquina es excesivo y puede resultar desagradable mezclado con el olor a perro.

Es mejor que mantengas su higiene corporal con los baños que le correspondan, los demás consejos de lavado que te hemos dado y la ventilación diaria de tu casa.

Estos son nuestros consejos para saber cómo mantener limpia la casa con perros. ¿Tú que trucos usas?

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.