helados para perros

Helados para perros: ¡las mejores recetas!

Es normal que con la subida de las temperaturas nos apetezca refrescarnos con un sabroso helado. Igual que es normal que, en cuanto este cae en nuestras manos, nuestra mascota comience a rondarnos mirándonos con cara de “yo quiero de eso”. Bueno, ¿y qué tal si preparas unos helados para perros y así ellos también pueden disfrutar de un manjar refrescante? ¡Te damos algunas recetas caseras!

¿Son buenos los helados para perros?

Los helados que los humanos solemos comer, por lo general, no son nada sanos para los canes. Bueno, ni para nosotros. Estos suelen contener altos niveles de azúcares y otros ingredientes que no son lo mejor para nuestra salud y, mucho menos, para la de nuestra mascota.

Sin embargo, no pasa lo mismo si le ofrecemos a nuestro peludo un helado elaborado específicamente para él. Este le proporcionará varias ventajas.

  • Le ayudará a mantenerse hidratado y fresco. Eso sí, nunca hay que olvidar que lo primordial es que siempre tenga a su disposición un buen cuenco de agua.
  • Entretenimiento. El perro se mantendrá entretenido mientras lame y disfruta de su helado.
  • Ahorro y fácil preparación. Para los tutores del animal, este tipo de helados también tienen algunas ventajas. Por ejemplo, los helados para perros no suponen un gran coste, pues son pocos los ingredientes a utilizar. Además, su preparación es muy sencilla.

Y ahora, ¡veamos algunas recetas!

recetas de helados para perros

Recetas de helados para perros

Antes de comenzar con algunas recetas de helados para perros, hay que recalcar unas cuestiones importantes.

  • Lo primero que hay que tener en cuenta es que el helado para perros no debe ser ofrecido a diario. Aunque esté elaborado específicamente para el animal, es mejor ser conservador en este aspecto. Resérvalo para los días más calurosos o cuando quieras dárselo a modo de premio.
  • Ten muy presentes los alimentos tóxicos para perros a la hora de elaborar el helado. Por ejemplo, recuerda que el chocolate es muy malo para él, así que no debe de formar parte de las recetas.
  • No es necesario hacer helados de gran tamaño. Es mejor ser comedidos.
  • Los helados no deben sustituir su dieta principal.

Ahora sí, pasemos a algunas recetas.

1. Helado de yogur con canela

Es tan simple que sus ingredientes son tan solo un yogur natural sin azúcar y un poco de canela. 

Si sabes que a tu perro le gusta el yogur, ¡esta receta le encantará! Puedes usar el yogur entero de una vez o dividirlo en dos recipientes diferentes y hacer menos cantidad. Esto va a depender del tamaño del perro, ya que si este es un can pequeño, no es apropiado ofrecérselo completo de una sola vez.

En caso de optar por hacerlo entero, se puede congelar en su mismo envase. Basta con echar media cucharadita de canela y revolverlo bien. Luego se mete en el congelador, ¡y listo!

La canela tiene muchos beneficios para los perros, pero hay que dársela en su justa medida, así que no te excedas con ella. Con un poco bastará para darle sabor al yogur. Es más, si el can es amante de yogur en sí, también se puede congelar sin más el mismo y ofrecérselo sin aditivos.

2. Helado con pollo

Sí, sabemos que suena demasiado extraño, pero si tu perro pudiese hablar seguramente te diría que es un manjar.

Para ello, coge una pechuga de pollo o un muslo y ponlo a hervir en agua. No añadas sal ni otros condimentos, aunque si te apetece, puedes ponerle un poco de zanahoria para darle más sabor. Cuando la carne esté completamente cocinada, saca el pollo (y la zanahoria, si la añadiste) y deja que el caldo se enfríe.

Ese caldo será el que metas al congelador para hacerlo helado, pero te aseguramos que al perrete le encantaría encontrarse con algún tropezón de pollo mientras lame. Así que puedes darle el gusto de desmenuzar un poco de la pechuga o muslo e incluirla en el caldo para congelar.

También puedes pasar el caldo, el pollo y la zanahoria por la batidora y congelar la mezcla.

3. Helado de frutas

Sin duda, este es uno de los helados para perros más refrescantes. Para hacerlo solo se necesita agua, leche de arroz o yogur natural sin azúcar, y una de las frutas recomendadas para perros. Entre ellas destaca la pera, la manzana, el plátano, las frambuesas, el melón o la sandía.

helados para perros con frutas

Este helado se puede hacer de varias formas. Lo primero será elegir la base, que como hemos dicho puede ser yogur, con el que quedará más cremosos, la leche de arroz o el agua.

Luego, hay que decidir si a esa base se le añaden los trocitos de fruta enteros o si se hace una mezcla batiéndolos con la misma. ¡Esto ya es elección tuya! Una vez decidido, al molde y a congelar.

Puedes hacer varias pruebas y ver con cuál disfruta más el perrete, si solo lamiendo o si le encanta masticar los trozos de fruta fría. Lo que sí debes tener claro es que la fruta hay que lavarla siempre, quitarle cualquier pipa o semilla y pelarla.

4. Helado con cookies perrunas

Este es otro de los helados para perros que encantarán a tu fiel amigo. También necesitas yogur natural sin azúcar y una o dos galletitas (dos si son muy pequeñas) de las que usas como premio canino, es decir, galletas específicamente para canes.

Puedes machacar la galleta y mezclarla con el yogur, dejarla completamente entera e introducirla en el mismo (imagínate la felicidad del perrete cuando empiece a lamer y se encuentre semejante sorpresa en medio) o partirla en trocitos y mezclarla.

Luego al congelador, ¡y ya estaría!

 

Como veis, la elaboración de estas recetas es sumamente sencilla y la de frutas, por ejemplo, la podemos compartir con nuestro perrete. ¡Otra cosa es que ellos quieran darnos de sus helados!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − Diez =