las enfermedades frecuentes de los gatos en otoño

Las enfermedades más frecuentes que sufren los gatos en otoño

Con la llegada del otoño y la bajada de las temperaturas tanto humanos como mascotas somos propensos a sufrir algunas enfermedades típicas de la época.

En otoño los gatos requieren unos cuidados especiales, al igual que los perros. Hoy os explicamos cuáles son las enfermedades más comunes que suelen sufrir nuestros gatos en esta época del año.

enfermedades comunes de los gatos en otoño

Enfermedades comunes de los gatos en otoño

La salud de nuestro gatito puede verse perjudicada por el frío creciente y la humedad del otoño. Estos son los padecimientos más frecuentes que sufren los felinos una vez se va el verano.

Ataque de parásitos

Los parásitos, como pulgas y garrapatas, están al acecho durante todo el año. Sin embargo, la humedad del otoño hace que sean más frecuentes en estos meses.

Quizás puedas pensar que de todos los problemas que pudiese sufrir tu gato, este es el menos preocupante. ¡No es así! Los parásitos pueden transmitir graves enfermedades a tu mascota, así que dale toda la importancia que requiere.

Desparasita a tu felino correctamente, sobre todo, si es de los que pasa mucho tiempo fuera de casa.

Artrosis

No, la artrosis no es una enfermedad que venga de la mano del otoño necesariamente, pero sus síntomas se acentúan en esta época.

El dolor que sufren los gatos con esta enfermedad es muy alto, así que si ya sabes que tu felino la padece, presta especial atención. Evita que el gato se moje o pase frío para cuidar bien su salud.

Enfermedades respiratorias

Las enfermedades respiratorias también se pueden dar durante cualquier época del año, pero, de nuevo, el frío y la humedad aumentan las posibilidades de que tu gato pueda sufrir una.

Resfriados, neumonía, bronquitis, rinotraquieítis… son solo algunos ejemplos de todas la enfermedades respiratorias que pueden sufrir los gatos en otoño.

Los síntomas de cada una son muy variados (tos, estornudos, fiebre, ojos llorosos…). Por eso, te recomendamos que ante cualquier síntoma anormal acudas a tu veterinario. ¡No dejes que se vuelva crónica!

Panleucopenia felina

Esta enfermedad es una de las más contagiosas entre los gatos. No es específica del otoño, pero la bajada de defensas de nuestro animal en esta época puede propiciar en mayor medida su contagio.

Los pequeños gatitos y aquellos sin vacunar son las mayores víctimas de esta enfermedad. Se produce por contacto directo con los excrementos de otro felino contagiado o indirectamente a través de un objeto o entorno contaminado, ya que el virus es muy resistente en el ambiente.

Los síntomas son vómitos, diarrea, fiebre, apatía y pérdida del apetito, entre otros. ¿Quieres evitarlo Recuerda vacunar a tu gato correctamente. ¡Este otoño, más que nunca!

Caída del pelaje

Es un síntoma común a todos los gatos con la llegada del frío.

En otoño los gatos mudan el pelaje a uno más fuerte que les ayude a resistir la bajada de las temperaturas.

¡Ayuda a tu felino cepillándolo cada día para evitar que se trague grandes bolas de pelo!

Leishmaniosis

Aunque el mosquito que provoca esta enfermedad suele actuar en la época veraniega, sus síntomas podrían estar tardando en aparecer.

Por ello, acude con tu gato al veterinario a que le realice los exámenes apropiados para saber si ha podido ser contagiado de esta u otra enfermedad.

¡Protege a tu gatito y disfrutaréis juntos de un otoño perfecto!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post