Los parásitos en gatos más frecuentes

Los parásitos en gatos más frecuentes

Los parásitos en gatos son más frecuentes de lo que crees. ¿No sabes qué parásitos podrían afectar a tu gato? Además de contarte cuáles son los más frecuentes, te explicamos qué puedes hacer para detectar, o al menos sospechar si tu gato podría tener parásitos. ¡No siempre es fácil!

Tipos de parásitos en gatos

Tipos de parásitos en gatos

Que un gato sea un excelente disimulador de enfermedades no siempre significa que no las tenga. ¡Puede haber parásitos aunque no los veas! Los más frecuentes son:

  • Tenia: la solitaria es una lombriz frecuente en los gatos, aunque puede afectar también a otras especies, entre ellas los gatos ¡y los humanos! Al principio los síntomas son casi imperceptibles, pero se van haciendo más evidentes según la tenia crece en el intestino. El gusano puede verse en las heces, además de irritación en el ano, pérdida de peso aunque el gato coma normal, heces anormales, vómitos e incluso retrasos en el crecimiento cuando se da en cachorros.
  • Anquilosomas: se conocen popularmente como succionadores de sangre y provocan anemia y deficiencia de proteínas en la sangre. Esto se traduce en debilidad, diarrea, heces de color oscuro, vómitos y lesiones en las patas provocadas por las larvas de este parásito.
  • Ascárides: es frecuente en gatos jóvenes y especialmente problemático, porque además de ser una zoonosis es realmente resistente a los fármacos. Diarrea, mucho sueño y un abdomen abultado son los síntomas que caracterizan a este parásito. Se van acumulando y atascan los intestinos, pero pueden incluso llegar a invadir el sistema respiratorio y provocar neumonía y fiebre.
  • Coccidios: se da en gatos recién nacidos o de pocas semanas de vida y produce fuertes dolores de barriga y diarrea. También afecta a los perros.
  • Giardiasis: este parásito es de tipo protozoo y presenta un gran problema. A pesar de colonizar los órganos internos, su presencia es asintomática.

Cómo detectar los parásitos en gatos

Cómo detectar los parásitos en gatos

A menudo es muy complicado detectar los parásitos en gatos. Por eso, lo mejor es la prevención; tanto si tu gato sale como si no sale de casa, hazlo con frecuencia. Por supuesto, si el gato tiene contacto con el exterior, el riesgo será mucho mayor; pero esto no significa que un gato completamente casero no deba recibir sus tratamientos preventivos de parásitos.

Además, mantén su caja de arena en buenas condiciones, bien higienizada. Igualmente, lava con frecuencia sus mantas, juguetes y platos. En general, procura que tu gato viva en un entorno limpio y saludable.

Cuando la infestación ya es notable, el gato puede empezar a presentar hinchazón en el abdomen, o aparecer en las heces, pero esto no suele ocurrir en las primeras fases, aunque sí producen daños internos en el gato.

 

Por último, por supuesto, si crees que tu gato tiene parásitos, ¡acude al veterinario lo antes posible!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post