Consejos para cuidar a una cría de hámster

Consejos para cuidar a una cría de hámster

Una cría de hámster puede empezar a comer alimento sólido en cuanto es destetada, más o menos a las 3 semanas de vida. ¿Quieres aprender cómo alimentar a los hámsters después del destete? ¡Te enseñamos todo lo que debes hacer para cuidarlos!

 

Alimentación de una cría de hámster

Alimentación de una cría de hámster

En principio, cuando los hámsters son destetados ya son capaces de comer el mismo alimento que un adulto, con la diferencia de que todavía no tienen los dientes del todo desarrollados ni la piel de sus mejillas es tan flexible. Por eso, puede que le cueste tomar las semillas de tamaño más grande.

Por si acaso le diera por mordisquear su comedero, es mejor darle de comer en uno de metal o cerámica, no de plástico, ya que de este último podría tragarse trozos.

El hámster es omnívoro. Puedes darle una mezcla de semillas que ya contenga algún ingrediente con proteínas animales o dársela aparte, con alguna galleta para perros o huevo cocido de vez en cuando. Eso lo complementarás con frutas y verduras frescas, ¡pero no hagas de los vegetales la base de su dieta o le darán diarrea!

Además, nunca olvides que necesitará tener agua fresca disponible en todo momento.

Te contamos las enfermedades más comunes en los hámster

 

Cómo cuidar a una cría de hámster

Cómo cuidar a una cría de hámster
(Foto via: anipedia)

Tu cría de hámster necesitará una jaula con una serie de objetos y condiciones para poder vivir cómoda:

  • Una cama o refugio suave para descansar.
  • Un lecho en toda la jaula de heno, serrín o arena para gatos. Tendrás que renovarla cada varios días.
  • La temperatura ideal es entre 18 y 25º. En menos de 14º pueden entrar en hibernación.
  • Una rueda para hacer ejercicio cada día, ¡tienen mucha energía que quemar!
  • Tendrás que limpiar la jaula a menudo, renovar el lecho, quitar los restos de comida y heces. Si quieres desodorizar, utiliza un producto sin perfumes, ya que les pueden dar alergia.

¡La jaula es el lugar donde más tiempo pasará! Por eso, tienes que cuidar hasta el último detalle. Ten en cuenta que no debes tocar mucho a los hámsters tan pequeños, ya que son muy delicados. Además, si les aportas tu olor, su madre podría no reconocerlos y rechazarlos o incluso atacarles. A veces las madres se comen a sus crías.

Te contamos cómo elegir a un hámster.

Si la madre rechaza a sus bebés…

Cómo cuidar a una cría de hámster

Si la madre se come a sus crías o no las quiere alimentar, tendrás que hacerlo tú mismo. Es necesario que ya tengan al menos pelo de adulto, no la pelusilla de recién nacidos, y sus incisivos, aunque sean pequeñitos.

Para alimentar a la cría de hámster, puedes darle frutas y verduras blanditas, semillas pequeñas, pan mojado en leche, jamón cocido, huevo duro… ¡Y no olvides la hidratación! Tendrás que ofrecerle agua cada pocas horas. Si no quiere beber, prueba con una jeringa sin aguja.

Cuidar a crías de hámster destetadas prematuramente es complicado y no garantiza su supervivencia.

Descubre cómo puedes saber si tu hámster es hembra o macho.

¡Recuerda! No debes hacer a tu hámster criar si luego no vas a saber qué hacer con las crías o no vas a querer buscarles un hogar. ¡Sé responsable con tus mascotas!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post