Consejos para evitar que un perro sea obeso

Consejos para evitar que tu perro sea obeso

La obesidad es un grave problema que no afecta solo a las personas. Las mascotas también se pueden enfrentar a ella, estimándose que, a nivel mundial, los canes que la padecen son entre un 30-60%. Por ese motivo, creemos que es importante que tengas presentes algunos tips para evitar que tu perro sea obeso.

¿Cuándo se considera que un perro es obeso?

Cada estándar de raza tiene unas directrices que indican cuál es el peso adecuado para la misma.

Basándonos en eso, se dice que el animal tiene sobrepeso cuando supera entre un 15-30% de su peso establecido como normal. Sin embargo, cuando sobrepasa el 30%, ya hablaríamos de obesidad en el can.

Causas de la obesidad en perros

Las causas que pueden llevar a un perro a ser obeso son varias.

La genética

Hay ciertas razas de perros que son más propensas que otras a acumular kilos extra. Entre ellas:

Aun así, cualquier perro, sea de raza o mestizo, puede padecer obesidad por cualquiera de las otras siguientes razones.

La castración

Cuando un perro es castrado, su producción de hormonas sexuales se altera y se produce un cambio en su metabolismo.

Eso puede provocar que el peso se dispare si no se toman medidas. Por ejemplo, es conveniente reducir el consumo de calorías en un 30%.

La edad

Cuando un perro va envejeciendo, se vuelve menos activo, a la vez que va perdiendo masa muscular. Eso implica que no necesita una ingesta de calorías igual que las que tomaba cuando era joven.

Si se le sigue dando las mismas cantidades, acabará siendo un perro obeso.

Alimentación

La dieta que le ofreces a tu perro influye directamente en su peso.

En ese sentido, hay que prestar atención no solo a la calidad del alimento, sino también a las raciones, pues deben contener las cantidades adecuadas y no más.

Causas habituales de la obesidad en perros

Falta de ejercicio

El sedentarismo en mascotas es algo a evitar si se quiere que los animales no sufran sobrepeso.

El ejercicio físico y los juegos son esenciales para lograrlo.

Ciertos medicamentos

Hay algunos medicamentos, como pueden ser los glucocorticoides o los anticonvulsivos que puedes traer consigo un aumento de peso del animal.

Algunas enfermedades

Hay ciertas enfermedades que, de padecerlas, suelen tener entre sus consecuencias un aumento excesivo de peso del animal.

Por ejemplo, la diabetes o el hipotiroidismo.

Consecuencias de la obesidad canina

El sobrepeso y la obesidad perjudican gravemente la calidad de vida de tu mascota. Todo ello se traduce en:

  • Se acorta su esperanza de vida.
  • Reduce su bienestar y su felicidad.
  • Conlleva enfermedades cardiacas.
  • Provoca diabetes.
  • Afecta a sus articulaciones.

Por eso, es fundamental que pongas atención a cómo evitar que tu perro acabe siendo obeso.

Cómo evitar que tu perro sea obeso

Hay dos factores cruciales a considerar a la hora de evitar que un perro sea obeso: la alimentación y el ejercicio.

  • En primer lugar, habrá que considerar darle una dieta sana, equilibrada, baja en calorías y alta en fibra.
  • En segundo lugar, el ejercicio físico es muy importante para evitar que tu perro se vuelva obeso. Tienes que asegurarte de que hace la suficiente actividad diaria en función de sus características y, si no es así, aumentarla. No se trata de llevarlo hasta la extenuación, pero sí de que se aleje del sedentarismo con un ritmo adecuado.

Si no se han tomado las medidas necesarias y se comienzan a notar indicios de sobrepeso, al igual que sucede con las personas, el primer paso será establecer un plan.

Visita al veterinario

El primer paso del plan es acudir al veterinario para que este profesional haga las pruebas que sean necesarias y así determinar si existe alguna enfermedad o problema relacionado con su salud que sea causante de ese aumento de peso.

Cómo evitar que un perro sea obeso

Programa para adelgazar

A continuación, habrá que hacer un análisis de la alimentación del perro para cerciorarnos de que esta sea la adecuada.

Dentro de esa alimentación se tendrá en cuenta no solo su alimento principal, sino también el tipo y la cantidad de snacks que se le ofrece, así como si de vez en cuando se le da comida de sobras humanas. ¡Algo que no deberías hacer bajo ningún concepto!

Objetivos realistas

Es esencial que nos marquemos metas realistas en función de las características del animal y tener mucha paciencia.

Como nos pasa a las personas cuando iniciamos una dieta, puede que al principio no notemos resultados y aparezca la frustración. No obstante, no hay que acelerar el plan marcado por el veterinario.

Seguimiento

El control del peso del animal es esencial para evitar que el perro sea obeso. Si, además, se está llevando un control para que baje de peso, con más razón habrá que controlar los resultados.

Para ello, el veterinario deberá monitorear el peso del can cada 3 semanas, más o menos.

Por último, presta atención a si el perro comienza a perder peso demasiado rápido. Esto no es nada saludable, pues adelgazar debe ser algo gradual.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − Nueve =