raza de conejo arlequín

Conejo arlequín: una raza de pelaje particular

Más allá de descubrir los cuidados de una mascota, no está de más conocer el origen de algunos de nuestros animalitos favoritos con mayor profundidad. Por ejemplo, entre las múltiples razas de conejos que existen, en esta ocasión queremos acercaros un poco a una en concreto: el conejo arlequín.

El origen del conejo arlequín

El conejo arlequín es uno de los más conocidos a nivel mundial y, aun así, su origen no está del todo claro.

Algunos lo sitúan en París a finales del siglo XIX, naciendo gracias al cruce entre un conejo común francés y un holandés tricolor. Esta teoría se refuerza si se tiene en cuenta que los primeros ejemplares de conejos arlequín se presentaron en 1887 en París en algunos eventos. Luego, su fama se trasladó a Inglaterra.

Un poco más tarde, este conejo fue presentado en Estados Unidos, donde ganó popularidad rápidamente. Allí, la Asociación Americana de Criadores de Conejos ha reconocido oficialmente a la raza y la ha abandonado varias veces a lo largo del último siglo.

La razón es que algunos expertos consideran que el conejo arlequín no es una raza única como tal, sino que se trata de una variación en sus colores de otras razas de conejos. No obstante, hoy en día se encuentra aceptada como raza.

Características físicas del conejo arlequín

Estos conejos tienen un cuerpo alargado, compacto y con patas medianas. Su musculatura es fuerte y la cabeza es más grande que el cuerpo a nivel proporcional.

Los machos suelen ser más pequeños que las hembras y el peso de este animal oscila entre los 2,7 y los 3,6 kg cuando llegan a adultos.

Las orejas del conejo arlequín se presentan erguidas, acabando en una punta redondeada.

Su pelaje es corto, sedoso y brillante. Aun así, sin duda, lo que más destaca de ese pelo es el patrón o patrones de color, los cuales influyen en su nombre.

Características físicas del conejo arlequín
Foto vía flickr – Lynn Gardner

¿Qué colores presenta el conejo arlequín?

Los patrones pueden ser muy variables, pero se suele hablar de dos tipos de pelaje en el conejo arlequín:

  • El japonés contiene una base naranja con combinaciones de lila, chocolate, negro o azul.
  • El color urraca se forma de una base blanca mezclada con negro, lila, azul o chocolate.

En ambos casos, las manchas que se forman puede tomar patrones de barras, bandas o mezclarse.

La combinación de los colores se mostrará en colores opuestos en sus orejas y la cara dividida en dos tonalidades. También sus patas deben tener colores alternos. De este patrón proviene el nombre de arlequín.

Alimentación de este conejo

El conejo arlequín, como cualquier otro conejo, encuentra la base de su dieta en el heno y el pienso.

Especialmente relevante es el heno para su tránsito intestinal. Además, les posibilita la actividad de roer, esencial prevenir algunos problemas dentales, como el sobrecrecimiento.

Por su parte, el pienso que se le proporcione al animal debe estar completamente formulado para conejos.

Además de esto, su alimentación se completará con frutas, verduras y otros vegetales como pueden ser:

  • Espinaca
  • Zanahoria
  • Manzana
  • Diente de león
  • Pera
  • Pepino
  • Apio
  • Melón
  • Alfalfa

Comportamiento y carácter

Por lo general, el conejo arlequín es un animal muy tranquilo y pacífico. Por ello, paz y tranquilidad es lo que se le debe ofrecer en tu hogar si optas por tener a este conejo como mascota.

Eso significa mantenerlo lejos de ruidos y de otros animales, como perros y gatos. Piensa que en libertad son presa fácil de los depredadores, por lo que ante la presencia de estos se asustarán muchísimo.

Educar a un conejo es posible y dada la inteligencia del conejo arlequín, se le puede entrenar para que aprenda trucos si se es constante.

Por ejemplo, se le puede enseñar a que acuda a la llamada de su nombre o aprender a usar una bandeja de arena para hacer sus necesidades.

Este animal es de naturaleza inquieta y exploradora, así que se le debe permitir indagar fuera de la jaula, con vigilancia y protección.

Cuidados del conejo arlequín

Además de proporcionarle una alimentación adecuada para que el animal crezca sano y feliz, se le debe garantizar otros cuidados.

cuidados del conejo arlequin
Foto vía mascotarey.com
  • La estimulación y los juegos deben estar presentes en el día a día del conejo.
  • La jaula debe ser lo suficientemente grande como para que pueda moverse con comodidad. Además, debe estar ubicada en un lugar cálido, pero sin recibir luz del sol directa, un espacio tranquilo y sin corrientes de aire.
  • La jaula debe mantenerse limpia, por lo que habrá que proceder a su limpieza cada semana. No obstante, los restos de comida no consumidos deben ser retirados cada día y sus excrementos, como máximo, cada dos.
  • Cada día el conejo debe salir de la jaula durante, al menos, 3 horas.
  • Siempre que sea posible, se le debe dar un compañero de la misma raza, ya que se trata de un animal muy social. Lo más recomendable es que sean dos machos o un macho y una hembra, pero habiéndolos castrado.
  • Tanto en el caso de darle la compañía de otro conejo como si no es así, la atención y cariño de los humanos (siempre respetando su naturaleza) es esencial.
  • La madera o el heno para roer debe estar presente en su día a día.
  • En cuanto a su higiene, hay que cepillarles el pelo regularmente para eliminar la suciedad superficial. Asimismo, se deben limpiar sus orejas y cortar sus uñas cuando sea necesario. Acudir a un profesional para que lo haga es lo adecuado.

Salud del conejo arlequín

Por normal general, el conejo arlequín es una raza sana. Sin embargo, si se descuidan sus cuidados, pueden aparecer en él algunos de los problemas de salud más frecuentes en su especie:

  • Problemas dentales.
  • Sobrepeso.
  • Estrés en conejos.
  • Problemas digestivos.

Para comprobar que su salud es óptima, se debe llevar a este conejo, al menos, dos veces al año al veterinario.

Con los cuidados adecuados, un conejo arlequín puede alcanzar una esperanza de vida de entre 6 y 8 años. Así que si quieres disfrutar de este animalito como compañero, no dudes en respetarlo y darle los cuidados que se merece.

 

Foto de portada vía Wikimedia Commons

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × uno =