Cómo limpiar la cama del perro

Cómo limpiar la cama del perro

Seguramente, uno de los objetos favoritos de tu mascota es su cama. Ahí disfruta de sueños placenteros y para ella es un lugar que le ofrece comodidad y seguridad. Por eso, debemos garantizar que esta esté siempre en buen estado. Si te preguntas cómo limpiar la cama del perro, aquí encontrarás los pasos a seguir.

Importancia de limpiar la cama del perro

Mantener una buena higiene canina es esencial para la salud del animal, pero también para el bienestar de las personas que viven con él.

La suciedad y los malos olores que pueden llegar a desprender los perros sucios pueden ser un verdadero inconveniente para la familia. Y no solo porque os moleste cuando esté vuestra mascota cerca, sino porque tanto la suciedad como el olor se quedarán impregnados por cada sitio en el que el perro decida sentarse, tumbarse o restregarse.

Por no hablar de los parásitos, que hasta pueden transmitir enfermedades.

Por todo ello es importante mantener al perro limpio, pero tiene la misma relevancia mantener en correctas condiciones higiénicas todos los elementos propios de tu mascota. Y eso, por supuesto, incluye su cama.

Importancia de limpiar la cama del perro

Piénsalo bien: ¿de qué te servirá tener a tu perro reluciente si su cama está llena de suciedad y huele mal? ¡En cuanto se acueste en ella volverá a estar sucio!

Además, los parásitos no se van así como así. Si han caído en la cama o sus huevos están por ahí, volverán a contagiar a tu mascota por mucho que la hayas desparasitado.

De ahí que sea fundamental mantener la cama del perro limpia. ¡Te indicamos cómo hacerlo!

Cómo limpiar la cama del perro paso a paso

Limpiar la cama de tu mascota no es una tarea tan complicada como te puedas imaginar. Lleva algo de tiempo, sí, pero es muy necesaria. Toma nota de los pasos a seguir.

1. Elimina los pelos acumulados

Lo primero que debes hacer es tratar de eliminar cualquier rastro de pelo o suciedad superficial que tenga la cama, pues de dejarla ahí los resultados finales pueden no ser tan favorables.

Para ello puede emplear una aspiradora o un rodillo quita pelusas. Ambos objetos también son imprescindibles a la hora de eliminar los pelos de gato.

2. Separa la cama por partes

Ahora es el momento de separar cada una de las partes de la cama.

Dependiendo del tipo de cama para perros que sea, esta se compondrá de diferentes elementos. Puede tener una estructura firme y un colchón o estar compuesta por dos partes pero ambas blandas, por ejemplo.

En cualquier caso, todo debe quedar separado. Eso implica quitar las fundas y sacar la espuma interna del colchón, pues cada cosa habrá que lavarla por separado.

Consejos para saber cómo limpiar la cama del perro

3. Repite el proceso de quitar pelos

Puede que al separar el colchón de una estructura exterior te des cuenta de que había más pelitos escondidos. Si es así, repite el paso 1 para que no quede ninguno.

4. Limpia la estructura rígida

Si la cama de tu perro se compone de una estructura rígida externa, lo ideal es que comiences limpiando la misma.

Deberás tener en cuenta su material y con base en eso elegir el método más apropiado para su limpieza, pues no es igual lavar el plástico que el mimbre, por ejemplo.

5. Quita las manchas de la tela de la funda

Antes de pasar a una limpieza más profunda de la tela que recubre la espuma del colchón, debes pararte a limpiar bien aquellas manchas que sean visibles.

Es esencial que antes de comenzar identifiques el tipo de tela que se trata y, a ser posible, el origen de la mancha.

Si la mancha es muy reciente, quizás todavía estés a tiempo de eliminarla con una servilleta impregnada en una solución de limpieza quitamanchas.

También te puede ayudar usar un cepillo de dientes viejo o nuevo, pero que uses solo para estas tareas, para frotar sobre las manchas más difíciles.

Tanto si empleas un producto específico como si utilizas agua y jabón, déjalo actuar durante unos 20 minutos antes de aclarar un poco.

6. Lava la funda en la lavadora

Eliminadas las manchas más complicadas, el siguiente paso es meter la funda en la lavadora para una limpieza más profunda.

Estudia bien su etiqueta para ver las condiciones de lavado. Si no indica que no se debe lavar con agua caliente, selecciona un programa de temperatura alta para que se desinfecte bien.

7. Emplea detergente neutro

Un consejo importante a la hora de saber cómo limpiar la cama del perro es que, a la hora de lavar tanto la funda como cualquier textil de tu perro en la lavadora o a mano, emplees un detergente neutro, que no tenga olores.

Los más recomendables son los de bebés, pues son hipoalergénicos y no contienen aromas.

Cómo limpiar la cama del perro paso a paso

8. Limpia la espuma del colchón

Muchas personas se arriesgan a meter la espuma del colchón en la lavadora y cuando termina el lavado se la encuentran triturada.

Si no te quieres arriesgar, lo mejor es que laves ese relleno a mano. Para ello, usa un recipiente más grande que el colchón, un poco de detergente y agua caliente.

Déjalo reposar, al menos, 20 minutos para que el agua y el jabón los desinfecten. Luego, frota un poco aquellas partes más sucias.

9. Aclara y seca

Es crucial que aclares bien el relleno con agua tibia para que no queden restos de jabón.

Luego, deja que el mismo se seque. Si es al aire libre, mucho mejor.

Por cierto, no es recomendable meter ni la espuma ni la funda en la secadora. Podrías reducirlos de tamaño.

10. Lava las mantas

Por último, recuerda que es igual de importante lavar aquellos elementos que acompañen la cama, aunque no formen parte de ella, como pueden ser las mantas.

Para estas, debes quitar también los pelos pegados con un rodillo apropiado para ello o la aspiradora y, luego, meterlas en la lavadora con agua tibia o caliente.

Como en los casos anteriores, se debe emplear un detergente sin perfume. Sin embargo, a veces los malos olores persisten tras el lavado de las mantas o de las fundas de la cama.

Si eso sucede, lo mejor es que pongas esos textiles en remojo con agua tibia y añadas a la misma 1/4 de taza de solución de bicarbonato de sodio. Tras dejarlo reposar 15 minutos, aclara bien y deja secar al aire.

Otros consejos sobre cómo limpiar la cama del perro

Además de los pasos mencionados, hay dos observaciones más que consideramos relevantes.

  • Sobre con qué frecuencia hay que limpiar la cama del perro no hay nada escrito, pero sí se recomienda, como mínimo, hacerlo una vez al mes. Si el perro es de los que se ensucian muy a menudo o ha “pillado” parásitos, entonces hay que aumentar la frecuencia. En cuanto a las mantas, como su lavado es mucho más sencillo, puedes hacerlo cada semana o cada dos.
  • No se deben limpiar las manchas profundas con productos que contengan amoniaco. La razón es que la orina de los perros contiene amonio, por lo que si usases amoniaco para limpiar esas manchas (o para limpiar la orina del suelo), lo que estarías haciendo es incitar a tu perro a que lo vuelva a hacer en ese lugar.

Ahora que ya sabes cómo limpiar la cama del perro, ¡no retrases más esta tarea!

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − cinco =