cómo adoptar a un gato

Cómo adoptar a un gato: consejos y pasos a seguir

¿Te estás planteando tener un felino como mascotas? ¡Es una idea fantástica! Eso sí, antes que nada, queremos recordarte que existen miles de felinos esperando ser adoptados, por lo que desde Wakyma siempre te alentaremos a que adoptes, en lugar de comprar. En este artículo te contamos cómo adoptar a un gato, incluso desde antes de hacerlo.

Cómo adoptar a un gato: consejos previos

Cuando vas a adoptar a un animal, debes saber que esto añadirá una responsabilidad más a tu vida. Por ello, antes de llevar a cabo la adopción, debes plantearte una serie de cuestiones.

1. ¿Tengo espacio, tiempo y dinero para sus cuidados?

Lo cierto es que los gatos se suelen adaptar sin problema a cualquier tipo de vivienda, desde un pequeño apartamento hasta una gran casa.

consejos para saber cómo adoptar a un gato

Sin embargo, los felinos son animales muy territoriales y necesitan un pequeño espacio que puedan determinar que es solamente suyo. Ahí será donde colocarás sus platos, su cama y sus juguetes, incluyendo un rascador.

Pero es que, además, requieren de otro pequeño espacio apartado de todo lo anterior para poner su bandeja de arena. Esta debe estar alejada de todo aquello puesto que los gatos son animales muy higiénicos y escrupulosos y no les gustará dormir, comer o jugar, cerca de sus excrementos.

Por otro lado, también es verdad que, a diferencia de otras mascotas como los perros, los gatetes no requieren de tanto tiempo por nuestra parte, ya que no hay que sacarles de paseo. Pero sí será importante que dediques tiempo cada día a jugar con él un rato, cepillarle, acariciarle, etc. porque son muy importantes sus atenciones, además de fortalecer el vínculo entre ambos.

Por último, estarán sus cuidados: alimentación, vacunas, desparasitación, objetos propios… adoptar a un gato supone un desembolso inicial y uno continuo de mantenimiento. Así que antes de llevar al felino a casa, asegúrate de que le puedes hacer frente.

2. Cuidado con las alergias

¿Te has asegurado de que tú o cualquier persona que vive contigo no tiene alergia a los gatos?

Esto podría suponer un grave problema, ya que, según el grado de alergia que tengas o tenga alguien de tu entorno, la convivencia con un gato puede hacerse, incluso, imposible.

Es cierto que las alergias pueden surgir en cualquier momento, pero si puedes adelantarte y corroborar que en el momento de la adopción no la padecéis, mejor.

3. ¿Adopto a un gato cachorro o un gato adulto?

Es otra de las cuestiones que debes plantearte.

Los gatos cachorros necesitan más atenciones que los adultos, pero lo bueno es que comenzáis desde el primer momento a conoceros y establecer confianza, con todo lo bueno que ello trae.

Un gato adulto ya no requiere de tantas atenciones, pero dependiendo de la vida que haya llevado, puede traer consigo ciertas conductas aprendidas que no sean del todo positivas. ¡Pero eso no significa que no se puedan corregir!

Tanto adoptar a un gato cachorro, como adoptar a uno adulto tiene sus ventajas. Solo tienes que tomar la decisión.

todo sobre cómo adoptar a un gato

Cómo adoptar a un gato: ¡es hora de encontrar a mi gatito!

Entre las cuestiones a tener en cuenta sobre cómo adoptar a un gato, una de las más importantes es saber dónde encontrar a la que será tu mascota. Para ello, puedes hacerlo de diversas maneras:

1. Pregunta a tus conocidos

Quizás conozcas a alguien que tiene una camada de gatitos o no puede quedarse con el suyo y le esté buscando un buen hogar.

Comienza por preguntar en tu círculo. También puedes preguntar abiertamente en tus redes sociales. Quizás alguien no tan conocido pueda ayudarte.

Si has conseguido localizar a un gatito, deberías preguntarle a la persona que te lo entregue si está vacunado, si conoce su raza, si tiene alguna enfermedad o sus progenitores sufren alguna patología. Toda esa información te será de gran ayuda.

2. Acude a una protectora

Sin duda, uno de los lugares donde estamos seguros que encontrarás a ese gatito que te robe el corazón, es una protectora.

Los refugios de animales suelen estar desbordados, llenos de animalitos deseosos de encontrar un hogar.

Puedes investigar mucho a través de sus webs, redes sociales o llamando por teléfono para hacerles una visita.

El procedimiento normalmente empieza por ahí y luego te harán un cuestionario para comprobar que eres apto para poder adoptar al animal. Después, normalmente tendrás que pagar un coste por la adopción (suele rondar los 50-100 euros), pero en la mayoría de los casos te entregarán al animal con el chip y la cartilla, así como con sus primeras vacunas puestas.

3. Adopta a un gato callejero

¿Has encontrado a un gatito callejero y quieres quedártelo? Perfecto, pero primero deberías acudir con él al veterinario para asegurarte al 100% que no tiene dueño.

A veces se sabe que es así con seguridad, pero hay otras que un gato aparece en nuestra puerta solo porque se ha extraviado.

Una vez sepas que no tiene dueño, si estás segura de que te lo quieres quedar, aprovecha esa misma visita en el centro veterinario para hacerle un chequeo, identificarlo, ponerle las primeras vacunas, etc.

Así ya podrás llevártelo a casa siendo tuyo.

adoptar a un gato de la calle

Cómo adoptar a un gato: el felino ya está en casa

Cuando ya hayas encontrado a tu gatito, también es aconsejable que sigas unos pasos:

1. Debes hacer las presentaciones en casa

Si tienes niños pequeños debes explicarles que ese ser peludito es vuestra mascota, que siente dolor si se le hace daño y que no se le puede obligar a jugar siempre que uno quiera.

Los gatos también son animales cariñosos, pero son más independientes que los perros y hay que aceptar su naturaleza.

Por otro lado, si en la casa ya había una mascota, también es necesario hacer una presentación para que los animales se conozcan. Esto es especialmente importante si la otra mascota es un gato.

Hacer que dos gatos se lleven bien no es complicado, pero sí tienes que saber que es importante seguir unos pasos ya que, como hemos dicho, los gatos son muy territoriales.

2. Llévalo al veterinario

No está demás que, aunque te hayan entregado al gato con cartilla, acudas a un centro veterinario a hacer un chequeo.

De esa manera te asegurarás por completo de que todo está bien y, además, si es la primera vez que un gato llega a tu vida, podrás consultarle a un profesional todas las dudas que tengas, desde alimentación, hasta sus cuidados.

3. Compra todo lo necesario

Como te explicábamos al principio, tener una mascota requiere de un desembolso de dinero, no solo en alimentación y visitas al veterinario, sino en objetos necesarios para su día a día.

Dichos objetos, principalmente, son: una cama, un plato para la comida y para el agua, un rascador, algún juguete y su bandeja de arena.

Puedes ir adquiriendo estos objetos poco a poco, pero lo ideal es que estén en casa cuando el gato llegue.

4. Prepárate para una nueva vida

Tener mascota es toda una aventura y una fuente de aprendizajes. Porque sí, los animales no solo dan cariño y compañía, también nos enseñan muchas cosas. Entre ellas, lo que es el amor incondicional.

Además, en particular, el ronroneo de los gatos tiene muchos beneficios para nuestra salud, y que el felino duerma con nosotros también tiene sus ventajas.

¿No te lo crees? ¡Adopta a un gatete y compruébalo!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.