sarro en perros

Sarro en perros: qué es, cuáles son sus consecuencias y cómo evitarlo

Son muchas las personas que tienen a su cargo a un perro y que olvidan con frecuencia la importancia de la higiene bucodental de su mascota. El sarro en perros es un problema muy común que puede acarrear graves consecuencias en la salud del animal. ¡Toma nota de todo lo que debes saber!

¿Qué es el sarro en perros y qué lo produce?

Al igual que sucede con las personas, en el caso de los perros los restos de alimentos y bebidas que ingieren, así como la saliva, las bacterias, etc. que tienen en la boca se van pegando a los dientes formando una capa sobre ellos y entre los mismos. Esto es lo que conocemos como placa bacteriana.

El sarro es el endurecimiento de esa placa bacteriana por la acción de algunas sales minerales presentes en la saliva. Al endurecerse, se queda pegada al diente y su eliminación no puede hacerse con un cepillo.

Además, el problema es que el sarro facilita, a su vez, que se fijen sobre él otros depósitos y bacterias, causando graves problemas en la boca de tu mascota.

el sarro en perros produce graves problemas

Problemas derivados del sarro en perros

Algunos de los problemas derivados del sarro en perros son:

  • Mal aliento: el cúmulo de suciedad, bacterias, etc. en los dientes de tu perro le causará halitosis.
  • Las gingivitis: o lo que es lo mismo, una infección de las encías.
  • Periodontitis: si la infección en las encías se agrava y afecta al periodonto puede acabar siendo periodontitis. Con ella, el tejido óseo se va perdiendo, debilitando la unión entre la pieza dental y la mandíbula.
  • Caída de dientes: lo anteriormente comentado puede ocasionar la caída del diente.
  • Infecciones en otros órganos: el problema puede tornarse aún más complicado. Cuando la infección es muy grave, puede pasar a la sangre y llegar a órganos vitales.

Sarro en perros: cómo detectarlo

Este puede primero aparecer en una leve tonalidad amarilla, pero el cúmulo de mucho sarro será de colores pardos o, incluso, con tonos grisáceos.

Es fácil detectarlo observando la base del diente de tu perro, al borde de sus encías, pues es ahí donde más se suele acumular y donde es más fácil verlo.

Sin embargo, a veces el sarro está oculto por debajo de las encías, lo que complica detectarlo a simple vista. También puede aparecer por la cara interna del diente.

Es muy común en los colmillos, pero puede desarrollarse por toda la dentadura del can.

Sabrás que es sarro porque este es duro y si intentas quitárselo, no saldrá. No es una simple mancha o resto de comida que se le ha quedado sobre el diente.

hay que detectar el sarro en perros

Como decíamos antes, a veces el sarro provoca mal aliento en el animal. ¡Y con lo cariñosos que son nuestros perretes, eso sí es fácil detectarlo!

Así que si en algún momento notas mal olor en su boca, revisa con urgencia sus dientes.

También es un indicativo si detectas que tu mascota ha perdido alguna pieza.

Eso sí, quien mejor puede confirmarte que tu perro tiene sarro, es su veterinario. Por eso, si sospechas que tu perro tiene este problema, acude para que lo revise un profesional antes de que se agrave el problema.

Y aunque a simple vista no lo tenga, recuerda en cada visita que hagas al centro veterinario, preguntar por el estado de salud de los dientes de tu peludo.

¿Se puede eliminar el sarro en perros?

El sarro en perros se puede y se debe eliminar, pero no es sencillo.

Debe hacerlo un profesional veterinario en un centro adecuado y para ello debe emplearse anestesia general.

En el proceso no solo se limpian los dientes, sino que al hacerlo, se conoce realmente el estado de la encía y de la dentadura y se pueden tomar las medidas necesarias para evitar problemas.

Puede suceder que el diente esté tan afectado que haya que extraerlo o que por sí mismo se caiga.

un profesional debe revisar el sarro de tu perro

¿Se puede prevenir el sarro en perros?

Hay varias medidas que puedes tomar si quieres evitar la aparición de sarro en perros.

Para empezar, desde cachorro, debes tomar como rutina limpiarle los dientes a tu mascota. De esta forma se acostumbrará desde pequeño y será mucho más fácil que no salga despavorido cuando te vea con el cepillo.

Para ello, hay que emplear un cepillo de dientes y una pasta dentífrica especial para mascotas. Esto es muy importante, ya que la forma del cepillo te facilitará su manipulación y la pasta no causará daño en tu peludo al ingerirla.

Con esta limpieza irás eliminando la placa dental, evitando su endurecimiento.

Además de los cepillos, hay unos dedales de silicona que también sirven para la limpieza dental de tu mascota.

Por otro lado, en cuanto al alimento, existen piensos cuyas textura de la croqueta limpia los dientes mientras el perro mastica, reduciendo la aparición de placa.

Sin embargo, recordemos que, al fin y al cabo, también es comida y siempre quedará algún resto que hay que limpiar.

También hay otro tipo de productos consumibles que ayudan a prevenir la placa y el mal aliento. Son snacks y suelen tener un sabor agradable para el can, lo que le resultará más atractivo.

¡Consulta con tu veterinario de confianza y él te ayudará a encontrar la mejor solución!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × tres =