adoptar a un perro mayor

10 razones por las que adoptar a un perro mayor

Cuando nos planteamos adoptar a un perro, casi siempre solemos pensar en cachorros. Pero ¿qué pasa con los perros abuelos? Ellos también merecen una segunda oportunidad. Hoy te damos varias razones para adoptar a un perro mayor. ¡Toma nota, te necesitan!

Buenas razones para adoptar a un perro mayor

Normalmente, los perros ancianos son los más olvidados a la hora de adoptar. Estos son los 10 motivos principales por los que deberías cambiar de idea y llevarte a uno de estos abueletes peludos a casa.

razones para adoptar a un perro mayor

1. Su educación ya está completa

Cuando adoptas a un perro mayor, su educación ya esta definida. El adiestramiento que requieren los perros desde cachorros es una etapa larga que necesita de tu paciencia. Un perro anciano ya está educado.

2. Su tamaño es el que es

Una de las mayores preocupaciones cuando vas a adoptar a una mascota y no conoces bien su raza es no saber si va a crecer mucho. ¡Este problema no lo tendrás si vas a adoptar a un perro mayor!

3. Conocerás su personalidad desde el principio

¿Sabías que un perro puede cambiar su personalidad a lo largo de su vida? Cuando conozcas a tu perro abuelito, lo vas a conocer tal cual es ya.

4. Será un perro limpio

En lo que a heces se refiere, un perro adulto ya sabe controlar mejor sus esfínteres y dónde debe echarlos.

Puede pasar, como nos pasa a los humanos, que cuando sea muy mayor no los controle del todo. ¡Pero eso ya no depende de ti y de la educación que debas darle!

5. Los perros ancianos son perros muy tranquilos

Cuando un perro se hace mayor se vuelve menos activo y, por lo tanto, más tranquilo.

Te transmitirán su serenidad y agradecerás esos momentos de relajación junto a tu peludito abuelete.

Además, mientras no tengan graves problemas de movilidad, seguirán requiriendo algo de ejercicio, pero mucho menos intenso que los perros jóvenes.

6. Ya no destrozan cosas

¿Has tenido a un cachorrito en casa? ¡Pueden llegar a ser máquinas de destrucción! Bien sea por estrés, aburrimiento o porque le están saliendo los dientes, los cachorros y perros jóvenes pueden acabar con muebles, paredes, zapatillas y todo lo que pillen a su paso. Esto con un perro anciano no sucederá.

7. Son más independientes

Obviamente, los perros adultos requieren de unos cuidados especiales acordes a su edad y sus necesidades de salud. Cuando hablamos de que son más independientes nos referimos a que ya están acostumbrados a comer solos, a quedarse solos en casa de vez en cuando, etc.

8. Aprenden con más facilidad

Un perro adulto aprende con mayor facilidad que uno joven: ya suelen conocer las órdenes y el refuerzo positivo, así que será más fácil acostumbrarlos a buenos hábitos.

9. Te dará amor a raudales

Cuando un perro que ha vivido con una familia que lo abandonó, comienza a recibir el amor de una nueva, lo devuelve multiplicado por mil.

10. Podrán partir con el amor de una familia

Nos duele imaginarnos la muerte de una mascota, pero pensar que un perro abuelo puede partir sin haber recibido el amor de una familia durante sus últimos días, nos afecta más.

Darle cariño a un perro mayor en sus últimos años de vida será un regalo, tanto para él como para ti por todo lo que te va a aportar.

No te lo pienses más: ¡dale una segunda oportunidad a un perro mayor!

Etiquetas: , , , , , ,
Post Anterior Siguiente Post