conejo de orejas caídas

Razas de conejo de orejas caídas

Seguro que más de una vez te has sentido cautivado por la belleza de los conejitos. Estos animales de apariencia esponjosa son una magnífica mascota, debido a su inteligencia y docilidad en la mayoría de casos. Si algo destaca de su apariencia son sus grandes orejas erguidas, sin embargo, hay algún que otro conejo de orejas caídas. ¿Quieres conocerlos? ¡Te invitamos a ello!

Conejo de orejas caídas

La realidad es que, como raza, solo se debería hablar de un conejo de orejas caídas, el conejo Belier o Lop. Lo que pasa es que este animal cuenta con diversas variedades dependiendo de su lugar de procedencia.

El conejo Belier o Lop original surge en el siglo XVIII tras el cruce de diversos conejos ingleses de granja. Todas sus variedades se caracterizan, además de por tener las orejas caídas, por ser divertidas y cariñosas.

¡Conozcamos algunas de ellas!

Conejo Belier inglés

Este conejo cuenta con orejas que miden unos 65 cm de largo y que se presentan totalmente caídas. Sus 16 cm de anchura les dan aún más tamaño, pareciendo que lleva dos mantos a los lados de su cabeza. ¡Son tan grandes que pueden pisarlas al caminar!

La base de sus orejas es ancha y su forma se va estrechando a medida que se avanza hacia la punta. En cuanto al color del pelaje que recubre su parte externa, este va a depender del color del resto del cuerpo.

Conejo de orejas caídas Belier holandés

El Belier holandés es también conocido como Holland Lop, proviene de los Países Bajos y es uno de los conejitos más populares como mascotas.

Su origen se da gracias al cruce entre un conejo enano y un conejo Belier.

conejo de orejas caídas belier holandés o holland lop

Conejo Beliere Cashmere

Algunos lo consideran una subvariedad del Belier holandés. Este posee un pelaje más largo y denso que le da una apariencia aún más adorable.

Conejo Belier enano

El Belier enano o mini Lop tiene un carácter tranquilo y adorable, por lo que han ganado mucha popularidad. Pueden pesar entre 1,5 kg y 2,3 kg y son muy alegres.

Conejo Belier alemán o Widder

Este conejo de orejas caídas puede llegar a pesar más de 4,5 kilos. Sus orejas son más pequeñas que las del Belier inglés, pues no llegan a los 50 cm.

El color más común de su pelaje es el gris, aunque puede haberlo en otras tonalidades.

Conejo de orejas caídas Belier plush

Surge por primera vez en 1995, lo que lo convierte en el más joven de los conejos Lop. Existen dos subvariedades del mismo, el estándar y el mini.

Conejo Belier ametican fuzzy

Este conejo de orejas caídas presenta un cuerpo compacto y fuerte, con un pelaje más largo y sedoso que el de otros conejos. Debido a esto, requieren más cepillados, siendo importante peinarlo a diario. Su color puede ser variable.

Son animales muy activos, juguetones y muy sociables, por lo que tienen grandes características como mascotas.

Conejo Belier francés

Es un conejo de tamaño considerable, que puede alcanzar un peso de entre 6 y 7 kilos. Esto se debe a que se originó allá por el siglo XIX después de cruzar al Lop inglés con un conejo gigante flamenco.

Se parecen considerablemente a los conejos Belier ingleses, pero sus orejas, aunque también caídas, no son tan largas, ya que no miden más de 45 cm.

Presenta un manto de pelo que puede ser de diferente tonalidad según el ejemplar, siendo denso, suave y corto.

conejo de orejas caídas belier francés o french lop

Problemas que puede tener un conejo de orejas caídas

Aunque es una característica que le da una apariencia muy particular, lo cierto es que tener las orejas caídas puede traer problemas al conejito.

Hay que tener muy en cuenta que las orejas permiten a los conejos sentirse a salvo, puesto que con ellas recogen las ondas de sonido de su entorno y advierten si hay un peligro cerca.

Además, les funcionan como antenas parabólicas, pudiendo moverlas de forma independiente. Sin embargo, esto es imposible para el conejo de orejas caídas, por lo que están más expuestos a peligros.

Además de esto, las orejas erguidas de un conejo pueden facilitar la entrada de elementos externos a las mismas que causen molestias o, incluso, infecciones y otitis.

Sin embargo, el hecho de que las tengan levantadas hace más sencillo detectar problemas en ellas, bien porque se observan con facilidad o porque una o las dos orejas se caen de repente.

Este hecho no sucede en los conejos de la variedad Belier, puesto que ya están hacia bajo siempre, así que hay que estar más pendientes de ellas para limpiarlas y contemplar si hay infecciones.

Además de lo mencionado, el Royal Veterinary College ha confirmado, tras varios estudios, que el conejo de orejas caídas presenta mayor propensión a los problemas de oído y problemas dentales que los conejos con orejas erguidas.

Esto último se debe a la forma de su cráneo, que hace que se produzcan problemas en su dentadura, como un sobre crecimiento de molares y espolones molares o incisivos desalineados.

Todo lo expuesto no implica que no puedas tener un conejo de orejas caídas como mascota. Sin embargo, sí que van a requerir de atenciones más específicas frente a otras razas.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Once − seis =