el gato de orejas caídas

¿Por qué existe un gato de orejas caídas?

Cada gato tiene detalles que nos enamoran y lo hacen único. Sin embargo, existe un gato de orejas caídas y esta característica es la que más nos llama la atención de él. Se trata del gato de la raza Scottish Fold y, para tu sorpresa, te diremos que muchas organizaciones han recomendado dejar de criarla por los problemas de salud que presentan.

gato de orejas caídas o Scottish fold

La historia del gato de orejas caídas

La raza nace en Escocia a raíz de una gata que nació con una mutación genética que hizo que sus orejas estuviesen caídas.

El animal con dicha mutación fue adoptado a principios de los años 60 del siglo pasado por un escocés, y sus particulares orejitas, pequeñas y dobladas, llamaron tanto su atención que decidió cruzar a esa gata con un ejemplar de British Shorthair.

Fue así como se fueron surgiendo más y más gatos con orejas caídas que acabarían conformando la raza Scottish Fold.

Para el año 1966 la raza ya fue reconocida como tal.

El problema se presentó cuando, con el tiempo, se comprobó que los gatitos nacían con malformaciones en sus extremidades o acababan desarrollando enfermedades debido al gen que, precisamente, les aportaba la característica distintiva de tener las orejas caídas.

Además, los gatos con orejas caídas las tienen así por una deformación del cartílago. Por ello, entre las múltiples afecciones que puede sufrir el felino por genética, están también los problemas de audición, que en algunos casos llegan a la sordera y a infecciones graves que causan mucho dolor al animal.

los problemas del gato de orejas caídas

Viendo el sufrimiento que la propia raza trae consigo, en 1974 entidades regulatorias oficiales de Escocia llegaron a prohibir la crianza del gato Scottish Fold.

Sin embargo, para entonces algunos ejemplares de la raza ya habían llegado a otros países, especialmente a Norteamérica, donde se siguió criando y adquiriendo popularidad.

De hecho, muchas estrellas tienen un gato Scottish Fold como mascotas, lo que ha hecho que la demanda de este gato de orejas caídas aumente.

Por todo ello, este lleva siendo un tema polémico desde los años 70 hasta nuestros días.

¿Amas a las mascotas? No apoyes el sufrimiento animal

Estando cada vez más presente la conciencia por el bienestar animal y teniendo pruebas suficientes de que los felinos de orejas caídas sufren, en el año 2019 el Consejo de Bienestar Animal redactó una norma por la que se quería prohibir la cría y venta de la raza.

Es cierto que su aspecto adorable hace que nos atraiga la idea de tener a uno de estos felinos en nuestro hogar. Pero piensa que se sabe con certeza que la calidad de vida de este gato no es nada buena.

La veterinaria Gudrum Ravetz, para una entrevista en la BBC, dijo que no debería existir excusa para fomentar la cría de un animal que ya sabemos de antemano que va a sufrir.

Apoyando esta idea, te recordamos que existen miles de gatos que esperan una adopción. No esperes por uno de raza que además sabes que va a desarrollar graves problemas de salud. No compres, ¡adopta!

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.