cómo sobreviven los gatos a las caídas altas

¿Por qué un gato puede sobrevivir a una caída alta?

A los gatos les encanta subirse a sitios elevados para observar su entorno. ¡Va con su forma de ser! Además de esto, también llevan innato el instinto de saltar desde muy arriba… a veces demasiado. Sin embargo, a pesar de ser una gran caída, la mayoría de los gatos sobreviven. ¿Por qué? Un estudio lo ha revelado.

Lo que hacen los gatos para sobrevivir a las caídas altas

Muchos felinos domésticos sufren el síndrome del gato volador, ese que les hace saltar por iniciativa propia desde lugares por encima de los 7 metros.

Por eso, siempre que tengamos un gatete en casa debemos vigilar las ventanas y balcones por los que pueden saltar.

cómo sobreviven los gatos a las caídas altas

Y es que, aunque en muchos casos los gatos sobreviven a esas caídas, no siempre sucede así. Y si sobrevive puede acabar con lesiones graves, atropellado o perdido en la calle. ¡Por eso lo mejor es prevenirlo!

Aun así, vamos a contarte cómo puede salvarse tu gato si cae desde una gran altura.

Los felinos son conocidos por caer siempre de pie y esto se debe a una razón. Su espina dorsal es muy flexible y, además, no tienen clavículas funcionales en sus hombros. Estas dos características les permite girarse en el aire mientras caen y aterrizar de pie.

Esta habilidad tan útil se les desarrolla durante las primeras semanas de vida y se conoce como el “reflejo de giro de gato”.

El estudio

El estudio realizado analizó más de 100 caídas de gatos desde alturas que iban desde los 2 a los 32 pisos. La conclusión que se sacó es que entre los pisos 2 y 7 las lesiones aumentaban a la vez que aumentaba la altura desde la que caía, sin embargo, del piso 7 hacia arriba, las lesiones se mantenían constantes sin importar la altura de la caída.

cómo sobreviven los gatos a las caídas altas

Esto se debe a varios motivos. Los gatos que caen entre el piso 2 y 7 tienen menos tiempo para girarse si caen de espalda, con lo cual, si no caen de pie tienen más riesgo de sufrir golpes en la cabeza o la columna y morir. Y si caen de pie tienen más riesgo de romperse una (o varias) patas.

Sin embargo, si caen desde más altura, además de tener más tiempo para girarse, lo que hacen es extender sus cuatro patas y convertirse así en una especie de paracaídas. De esta manera caerán con el vientre. Esto evitará rotura de patas, pero sí puede provocar traumatismos torácicos, como problemas en los pulmones o fracturas de costillas. Si no son graves, el gato se recuperará.

Es curioso saber que un animal tan pequeñito puede salvarse cayendo desde tan alto, pero como dijimos antes, no siempre tienen esta suerte. Por eso, protege a tu gato si vives con él en un piso elevado y, sobre todo, jamás intentes conscientemente comprobar si va a caer de pie. ¡Su vida no es un juego!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post