Conoce la majestuosa raza de perro dogo del Tíbet

Conoce la majestuosa raza de perro dogo del Tíbet

El dogo del Tíbet es un perro antiquísimo de origen místico. Estamos seguros de que este gran perro te robará el corazón, ¡lee esta ficha y lo descubrirás todo sobre esta raza!

Para comenzar, te contamos los datos más básicos del dogo del Tíbet:

  • Altura: 65 – 70 cm.
  • Peso: 60 – 70 kg.
  • Esperanza de vida: 12 – 15 años.
  • Estilo de vida: casas, familias, vida activa, grandes espacios.

 

Origen del perro dogo del Tíbet

Origen del perro dogo del Tíbet
(Foto via: mundoanimalia)

El dogo del Tíbet, también conocido como mastín tibetano, es un perro con una historia llena de misticismo. A pesar de no ser una raza muy famosa a día de hoy, tiene una larga historia a sus espaldas: era la raza utilizada por los monjes tibetanos para vigilar y proteger los monasterios, y también por los pastores nómadas del Himalaya como guardas de rebaños.

Sin embargo, esta raza fue totalmente desconocida fuera de su país de origen hasta hace no mucho, el siglo XIX. En ese momento fue llevada a Gran Bretaña, donde se crió y desarrolló la raza como la conocemos hoy.

 

Características del dogo del Tíbet

Este perro es realmente majestuoso e impresionante: es muy grande, pesado y fuerte. Tiene la cabeza muy grande, con unas orejas medianas de forma triangular caídas hacia delante.

Tiene la musculatura y la osamenta muy bien desarrolladas, por lo que es muy resistente al ejercicio físico y los esfuerzos. El pelo del dogo del Tíbet es largo y espeso. Los colores admitidos en el estándar de la raza son: negro, negro y fuego, marrón, dorado, gris y gris y fuego.

 

Temperamento del dogo del Tíbet

Temperamento del dogo del Tíbet

El dogo del Tíbet, al contrario de lo que pueda sugerir su aspecto, es un perro tranquilo y de temperamento muy estable. Es bastante independiente, aunque leal, protector y cariñoso con su familia. Con los extraños, por el contrario, es muy territorial y desconfiado.

Si tienes un dogo del Tíbet, échale paciencia al adiestramiento: es un animal muy inteligente, pero también testarudo.

 

Cuidados del dogo del Tíbet

Este perro necesita vivir en una casa grande, con espacio exterior para poder moverse con libertad, un piso de ciudad no es apropiado. Por otra parte, necesita bastante ejercicio; si no gasta su energía puede volverse ansioso, destructivo y agresivo.

El dueño del dogo del Tíbet debe ser paciente, cariñoso y firme. Es un perro de carácter fuerte, si no sabes imponerte como líder, lo hará él y se volverá ingobernable. Quizás no sea una raza apropiada para primerizos.

Es muy importante socializar y educar a este perro desde que es pequeño para que no tenga problemas al relacionarse en el futuro.

 

Salud del dogo del Tíbet

Salud del dogo del Tíbet

Por lo general, esta raza no tiene enfermedades de origen genético. Sí es algo propensa a los problemas de tiroides y a la displasia de cadera.

Para asegurarle una buena salud, elige un alimento de calidad y no permitas que se vuelva sedentario. Recuerda que las visitas al veterinario son necesarias y nunca dejes pasar sus vacunas y desparasitaciones.

 

¿Habías oído hablar del dogo del Tíbet?

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post