Conoces al gato de Angora Te lo contamos todo sobre esta raza

¿Conoces al gato de Angora?

El gato de Angora, de origen turco, es una excelente opción a considerar si estás buscando una mascota felina para incluir en la familia. Si quieres tener un gato de Angora, te contamos todo lo que necesitas saber para cuidar de él y hacerle feliz.

Lo primero que necesitas saber sobre el gato de Angora es:

  • Altura: 20 – 25 cm.
  • Peso: 3 – 5.5 kg.
  • Esperanza de vida: 12 – 16 años.
  • Estilo de vida: Familiar, todo tipo de viviendas.

Origen del gato de Angora

Origen del gato de Angora
(Foto vía: nuevasmascotas)

El gato de Angora cuenta con una leyenda con respecto a su origen: se dice que estos gatos turcos descienden del gato salvaje de Asia central. Los jinetes de Genghis Khan se ocuparon de domesticarlo y lo llevaron con ellos a Turquía.

En muchas ocasiones, el gato de Angora se confunde con el persa, pero la realidad es que son dos razas independientes. Ambas llegaron a Europa occidental en el siglo XVII, pero el gato persa gozó de una popularidad mucho mayor. De hecho, el de Angora estuvo a punto de extinguirse y no era muy apreciado como raza, sólo se utilizaba para realizar cruces que mejorasen a los gatos persas.

Por suerte, un grupo de criadores se esforzó en continuar la cría del gato de Angora, que acabo siendo como lo conocemos a día de hoy.

Características del gato de Angora

Características del gato de Angora
(Foto vía: pixabay)

Los gatos de Angora son de tamaño mediano, con un cuerpo alargado pero compacto y esbelto. Sus patas son bastante largas y delgadas que, junto a su estilizada y fuerte musculatura, le dan una gran agilidad.

Estos gatos tienen la cabeza muy bien proporcionada con el resto del cuerpo. Sus ojos son grandes y rasgados y pueden ser de muchos colores: azul, verde ámbar… Las orejas del gato de Angora son grandes y puntiagudas, anchas en la base.

La característica más llamativa del gato de Angora es, sin duda, su pelo. Es abundante, suave y sedoso, de una longitud media-larga. Le crecen unos mechones en las orejas que le dan un carácter muy particular. El estándar de la raza admite diversos colores en el pelaje: blanco, azul, crema, gris, plateado, atigrados…

Tienen una cola muy prominente, gruesa y puntiaguda, con abundante pelo. Sin duda, el gato de Angora es muy espectacular.

Carácter del gato de Angora

Carácter del gato de Angora
(Foto vía: petdarling)

Si te han contado que la fidelidad y los gatos no pueden ir de la mano… ¡es porque no han conocido a un gato de Angora! De hecho, esta raza es una de las más fieles que se conocen. Es un gato realmente cariñoso y juguetón. A nivel de carácter y sociabilidad, casi se asemeja más a los perros que a algunos otros animales de su especie. ¡No es para nada cascarrabias ni pasota!

Además es muy activo; es mimoso, pero le gusta más demostrar su cariño con juegos que con caricias. Le encanta pasar tiempo con su familia. Además, se lleva muy bien con los niños y no tiene problema para convivir con otras mascotas, siempre que sea acostumbrado desde pequeño.

Cuidados que necesita el gato Angora

Cuidados que necesita el gato Angora
(Foto vía: mascotaskyra)

El gato de Angora disfruta mucho la convivencia y la vida doméstica, pero es bastante activo, por lo que necesita tener espacio para jugar y moverse. Es muy importante que tenga rascadores y juguetes para descargar energía cada día. ¡No hay que dejar que se vuelva sedentario!

Por otro lado, su alimentación debe ser equilibrada, de calidad y adecuada a su edad y a su nivel de ejercicio físico diario. Es importante darle los nutrientes que necesita, pero sin pasarse, ya que podría ponerse obeso.

Te recomendamos que lo cepilles a menudo para mantener su pelo suave y libre de nudos.

¿Cómo es la salud de los gatos de Angora?

Como muchas otras razas, el gato de Angora es propenso por genética a ciertas dolencias y enfermedades. Las más frecuentes son la ataxia, la luxación de rótula, la cardiomiopatía hipertrófica felina y sordera congénita.

En la medida de lo posible, una buena alimentación y ejercicio físico ayudarán a conservar la buena salud del gato y evitarán enfermedades. De todos modos, recuerda que si notas síntomas de enfermedad en tu mascota, ¡debes acudir al veterinario cuanto antes! Es la forma de diagnosticar y tratar su enfermedad lo antes posible.

 

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post