Descubre la antiquísima raza de gato van turco

Descubre la antiquísima raza de gato van turco

Pues sí, la raza de gato van turco es realmente antigua. Tiene una característica realmente peculiar: le gusta el agua. La culpa de esto la tienen sus orígenes, los alrededores del lago Van en Anatolia (Turquía), que hizo de él un gran nadador y pescador que se alimentaba de pescado.

Si quieres tener un van turco, lo primero que debes saber es:

  • Tamaño: mediano/grande.
  • Esperanza de vida: 13 – 17 años.
  • Estilo de vida: activa, familiar.

 

Origen de la raza de gato van turco

Origen de la raza de gato van turco

El gato van turco es originario de las inmediaciones del lago Van, en Turquía. Fueron descubiertos por un par de criadoras británicas que fueron a Turquía con la intención de estudiar al gato de Angora. Para su sorpresa, se toparon con el Van, un gato realmente asilvestrado o que vivía con familias en casas, a diferencia del Angora, que se criaba selectivamente en el Zoo.

Se llevaron un par de ejemplares a su país para comenzar con la cría de la raza, ya que habían quedado fascinadas. En 1969, la raza de gato van turco fue oficializada y reconocida en Europa. En Estados Unidos no está reconocida, se considera una variante del Angora.

 

Características de raza de gato van turco

Características de raza de gato van turco

El van turco es un gato mediano o grande, de cuerpo robusto y fuerte con cabeza triangular y ojos despiertos, que pueden ser azules, ambar o bien presentar heterocromía.

Su pelo es semilargo, sedoso y bastante espeso. De hecho, lo muda y lo tiene más denso en invierno que en verano. El color de este gato es muy particular: tienen una base blanca con una mancha simétrica sobre la cabeza y otra que va desde el inicio de la grupa hasta el final de la cola.

 

Carácter de la raza de gato van turco

Carácter de la raza de gato van turco

Los gatos de la raza van turco se caracterizan por ser bastante temperamentales. Tienen un carácter juguetón, curioso y muy activo, incluso aventurero. Tanto, que ¡les gusta el agua! Y de hecho no dudan en darse un chapuzón en cuanto se les presenta la oportunidad, e incluso pescar.

Son independientes, pero cariñosos con su familia. No tienen problema en convivir con niños o con más mascotas y se adaptan bien a cualquier vivienda.

 

Cuidados de la raza de gato van turco

Cuidados de la raza de gato van turco

El pelo del van turco necesita atención permanente. Es necesario cepillarlo para que no se anude y también para evitar que el gato trague pelos muertos y se le formen tricobezoares en el aparato digestivo.

Por lo demás, necesitan las atenciones habituales de cualquier otro gato. Una alimentación adecuada, adiestramiento y educación, mucho cariño y sus vacunas y desparasitaciones. Recomendamos que no dejes de comprarle un rascador.

 

Salud de la raza de gato van turco

Salud de la raza de gato van turco

Por lo general, el gato van turco es bastante sano. Sin embargo, sí podría sufrir sordera, anomalía que parece ser frecuente y hereditaria en las razas de pelo blanco. Como comentábamos, existe riesgo de que se le formen tricobezoares (bolas de pelo) si no se cepilla su cuerpo con frecuencia.

 

¿Sabías que existía otro gato de origen turco aparte del Angora?

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post