¿Qué es la hipocalcemia puerperal en mascotas?

¿Qué es la hipocalcemia puerperal en mascotas?

El nacimiento de una camada de perritos o gatitos es un momento muy feliz. Aunque el momento del parto puede ser muy estresante, luego lo que queda es felicidad por ver a esos pequeños nuevos miembros de la familia. En esos instantes, se les suele brindar muchos cuidados a los recién nacidos, ya que por su debilidad son más vulnerables. Sin embargo, las nuevas mamás caninas y felinas también tienen sus necesidades y hay que atenderlas. Algunas de esas necesidades pueden venir dadas por la hipocalcemia puerperal.

¿Qué es la hipocalcemia?

La hipocalcemia es una afección que se da cuando los niveles de calcio presentes en la sangre son muy bajos.

El calcio es un elemento fundamental en muchos de los sistemas del cuerpo, sobre todo en la función de los músculos y el corazón.

Además, un déficit muy prolongado en lo que a niveles de calcio se refiere puede provocar una malformación de los huesos, derivando en huesos quebradizos que tenderán a fracturarse.

Pero veamos ahora qué es, en concreto, la hipocalcemia puerperal.

¿Qué es la hipocalcemia puerperal?

La hipocalcemia puerperal es una disminución del calcio en la sangre, que se da durante el pico de lactación en las perras y gatas lactantes. Esto es entre la primera y la tercera semana después del nacimiento de las crías.

La afección suele darse con mayor frecuencia en las hembras primerizas de raza pequeña o en aquellas hembras de razas grandes que dan a luz a una camada de elevado tamaño.

¿Qué es la hipocalcemia puerperal?

Síntomas de la hipocalcemia puerperal en mascotas

Entre los signos que se pueden detectar en las perras y gatas que padecen este problema se encuentran:

  • Las contracciones nerviosas.
  • Los temblores.
  • La taquicardia.
  • Las convulsiones.
  • El jadeo.

Es importante que, de notar estos signos, se acuda con el animal a un centro veterinario, pues de no ser tratado correctamente, la hipocalcemia puerperal puede resultar mortal.

Causas de la hipocalcemia puerperal

Los expertos señalan como causa de este tipo de hipocalcemia a la gran demanda que existe de calcio durante la gestación, mientras los huesos de los fetos se están formando.

Además de esto, la propia lactancia hace que la pérdida de calcio se incremente también.

¿Se puede prevenir la hipocalcemia puerperal?

Durante la gestación es crucial que un veterinario realice las observaciones pertinentes a tu mascota para aseguraros de que está en perfecto estado. Este será quien aconseje qué es lo adecuado para ella, empezando por su alimentación.

Durante el embarazo y la lactancia, la perra o gata debe recibir una dieta de alta calidad, pues esta será la que le ayude a mantener un equilibrio en sus requerimientos energéticos.

Es tan fundamental su comida en estos momentos que hoy en día en el mercado se pueden encontrar muchos alimentos especializados en estas etapas de la vida de tu mascota, asegurando el aporte de nutrientes correcto.

Además de esto, es importante recordar que la hembra puede verse sobrepasada por la situación de la lactancia tras el parto. Es tanto el tiempo que dedica a amamantar a sus crías, especialmente cuando son grandes camadas, que suele dejar de lado su propia alimentación, reduciendo el tiempo que le dedican a ello.

Por tanto, deberás asegurarte de que tu mascota tiene momentos de descanso en los cuales se pueda alimentar de manera adecuada. De esta manera se reducirán las probabilidades de que se produzca esta afección.

¿Se puede prevenir la hipocalcemia puerperal?

Tratamiento de la hipocalcemia puerperal

En caso de notar los síntomas anteriormente mencionados, como también se mencionó, es crucial acudir al veterinario.

En el centro la exploración deberá realizarse con sumo cuidado, pues hay que evitar la estimulación. Esto es así porque los síntomas pueden precipitarse con dicha estimulación.

Además de la sintomatología, se llevarán a cabo análisis para su diagnóstico.

El profesional puede administrar calcio intravenoso a la mascota hasta que sus valores se normalicen. Adicionalmente, hará las recomendaciones pertinentes para evitar las recaídas. Por ejemplo, un cambio en su alimentación o el uso de suplementos de calcio para perros y gatos.

Otras causas de la hipocalcemia

Además de la hipocalcemia puerperal, unos niveles bajos en sangre pueden darse por otro tipo de circunstancias. Por ejemplo:

  • La pancreatitis aguda.
  • La hipoalbuminemia.
  • El hiperparatiroidismo nutricional.
  • Intoxicaciones por oxalato y etilenglicol.

Cuidar la salud de tus mascotas es esencial en cualquier etapa y momento de su vida, pero hay algunas fases, como pueden ser el embarazo, el parto y la lactancia, que pueden requerir de más atenciones por las posibles complicaciones que pudiesen surgir. Un ejemplo es este que hemos expuesto, el de la hipocalcemia puerperal. ¡No descuides a tu mascota!

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =