calcio para perros

Calcio para perros: todo lo que debes saber

El calcio es un mineral esencial para el correcto desarrollo de los perros, pues influye en su estructura ósea y en el óptimo funcionamiento de su sistema nervioso, hormonal y muscular. Por ello, hoy os vamos a contar todo lo que debéis saber sobre el calcio en perros.

El calcio durante la etapa de crecimiento del perro

Se suele considerar al calcio como el mineral más importante durante el primer año de vida de los canes, pues es el que influye en su crecimiento. Eso sí, es esencial que este se encuentre en equilibrio con otros minerales, como el magnesio y el fósforo.

En lo que al calcio respecta, hay dos creencias muy extendidas.

Por un lado, se cree que cuanto más calcio tome el perro, más crecerá este. De ahí que muchos tutores opten por suplementar al animal sin una supervisión profesional.

Por el otro, también se piensa que se necesita mucho calcio para que la mascota crezca con unos huesos fuertes.

Estos dos aspectos hay que matizarlos, pues no son del todo ciertos. En el primer caso, hay que considerar que el perro debe crecer acorde a sus características y no más allá de ellas. Además, el crecimiento debe realizarse a un ritmo adecuado. Un crecimiento muy lento y, sobre todo, muy rápido, puede provocar problemas en huesos y articulaciones.

En el segundo caso, es evidente que la presencia de calcio es vital para el óptimo estado de los huesos. Sin embargo, una mayor cantidad de calcio no implica huesos más fuertes.

De hecho, la hipercalcemia (enfermedad en la que el nivel calcio en sangre está por encima del que debería ser normal) puede debilitar los huesos.

la importancia del calcio para perros

El calcio en el organismo del perro

En el cuerpo del perro, el calcio se encuentra repartido en un 1% en la sangre y el 99% en los huesos. Sin embargo, esto no siempre es así, pues esos niveles pueden variar, pasando el calcio de un lado al otro.

Es más, los huesos actúan como almacén y si en algún momento hay una falta puntual de calcio en la dieta, esto se puede equilibrar. Además, la glándula paratirodes secreta ciertas hormonas que suben o bajan el nivel de calcio en la sangre. En este proceso, la vitamina D tiene mucho que ver, pues cuando se activa incrementa el calcio sanguíneo, sacándolo de los huesos y ayudando a su absorción en el intestino.

Necesidades de calcio en perros

Lo cierto es que la necesidad que tiene un perro de calcio no son nada altas en comparación a otros minerales.

Un cachorro en crecimiento necesita un 1% de calcio, una perra lactante o que se encuentra a finales de gestación requiere un 0,75-1,5%, pero en condiciones normales, un perro tan solo necesita un 0,6% de calcio, puesto que su organismo ya está desarrollado.

Sin embargo, cada caso debería ser revisado por un profesional veterinario y hacer las recomendaciones adecuadas, pues una deficiencia o exceso de calcio puede provocar enfermedades neurológicas, problemas cardíacos y en músculos y huesos.

A veces requerirá tomar menos y, en otras ocasiones, se necesitará suplementar al perro con calcio. Este se puede adquirir en diferentes formatos en tiendas especializadas y, para encontrar la mejor, se puede echar mano de una comparativa de farmacias veterinarias online.

¿Cuándo se debe suplementar al perro con calcio?

Como hemos dicho, solo un profesional veterinario debe indicar cuándo el can necesita un aporte superior de calcio. Esto es así porque, en realidad, son pocas las ocasiones en las que esto sucede, siempre y cuando el can lleve una dieta equilibrada y de calidad.

Aun así, algunos de esos momentos en los que puede requerir un aporte superior son:

  • Cuando el perro no ha llevado una dieta en la que el aporte de calcio era suficiente.
  • Durante un posparto.
  • En la recuperación de fracturas de huesos.

cuándo se debe suplementar al perro

Sin embargo, como hemos dicho, nunca se debe suplementar sin indicación veterinaria. Un exceso de calcio puede presentarse en varios síntomas:

  • Falta de apetito.
  • Vómitos y náuseas.
  • Depresión.
  • Estreñimiento.
  • Aumento de la ingesta de agua.
  • Problemas renales.
  • Enfermedades del corazón y del sistema nervioso a largo plazo.

Alimentos naturales con calcio

Como se ha comentado, en el alimento preparado de calidad de un perro ya suele estar incluido el calcio en su justa medida. Sin embargo, hay ciertos alimentos naturales que cuentan con un buen suministro de calcio.

Por un lado estaría el yogur natural y el queso fermentado. La lactosa no es buena para los perros, pues no la digieren bien, pero en los yogures la lactosa se encuentra fermentada, al igual que en estos quesos.

Los huesos carnosos, como los del tórax o las alitas de pollo, también son una grandísima opción. Sin embargo, no hay que dárselo a los cachorros, pues aún no tienen completamente desarrollada su dentadura y podrían hacerse mucho daño al masticarlos.

Por su parte, el pescado, además de calcio también contiene una gran cantidad de vitaminas y minerales, por lo que es muy bueno que esté presente en la dieta de los perros.

 

Como se ha visto el calcio es muy importante para la salud y bienestar del perro, pero para que eso sea óptimo, este debe estar en su justa medida acorde a las necesidades del can. ¡Consulta siempre a tu veterinario para ello!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =