Platos elevados para perros: ¿son buenos para ellos?

Platos elevados para perros: ¿son buenos para ellos?

A la hora de decantarte por un comedero para tu mascota, vas a poder encontrar muchísimas opciones en el mercado. Entre ellas, quizás barajes la posibilidad de los platos elevados para perros. Pero… ¿Son realmente beneficiosos para los canes?

¿Qué son los platos elevados para perros?

Los platos elevados para perros son un tipo de recipiente donde colocar el alimento de tu mascota (comida y agua) que se sujetan con un soporte que los eleva del suelo.

Estos recipientes se dan a conocer por ser beneficiosos a la hora de proporcionar una postura mucho más saludable para los canes mientras comen. Sin embargo, esta opinión tiene sus detractores.

¿Qué son los platos elevados para perros?

Contras de los platos elevados para perros

Algunos expertos insisten en señalar que los perros tienen las características físicas desarrolladas para comer a la perfección con la cabeza hacia abajo.

Estos tienen el esófago y la laringe preparados para deglutir la comida mientras miran al suelo.

Además, cuando mantienen la cabeza en esa posición, la epiglotis se bloquea, lo cual ayuda a que el alimento no pase al aparato respiratorio.

Por tanto, se puede decir que, en perros sanos, no hay nada que indique que comer de un plato colocado en el suelo sea perjudicial. Al contrario, más bien se respeta su naturaleza.

Adicional a esto, otro contra de elegir este plato, es que no hacerlo correctamente según la altura del animal puede ser nocivo para su salud. Por ejemplo, puede resultarle muy incómodo acceder a su comida y, por ello, comer menos. O puede llegar a atragantarse, entre otros problemas.

Beneficios de los platos elevados para perros

Aun así, este tipo de comederos también pueden aportar ciertos beneficios.

Reducir la tensión de las articulaciones

Una postura erguida al alimentarse sí que puede facilitar el reducir la tensión de las articulaciones como las caderas y el cuello del perro. Esto, en caso de perros lesionados, con artritis o perros ancianos, puede ser positivo.

También puede ser muy beneficioso para perros que se están recuperando de una operación y/o tienen movilidad reducida. Estos cuencos altos les facilitarán la alimentación al no tener que agacharse tanto para comer y beber.

Ayudar a comer más despacio

Entre los diferentes tipos de comederos para mascotas que existen, los hay algunos especialmente indicados para evitar la voracidad.

Además de esos específicos, los platos elevados para perros también son una buena opción, ya que la postura que toman, les invita a tragar de manera más relajada. También suele facilitar la circulación del aire internamente, evitando problemas respiratorios.

La zona de alimentación queda más limpia

Al estar elevados del suelo, estos platos evitan “acaparar” toda la suciedad que se mueve a niveles más bajos.

Adicionalmente, los canes que comen en este tipo de platos, derraman menos agua y comida por fuera, dejando la zona en la que se encuentran más limpia.

Por último, gracias al soporte donde están ubicados los platos elevados para perros, estos no pueden volcar.

Beneficios de los platos elevados para perros

Evitar que el perro coma en posturas erróneas

Un perro puede comer en un plato algo elevado del suelo o directamente colocado en el mismo, pero lo que no debería hacer es comer tumbado. Eso sí que puede provocarle problemas digestivos.

Con el plato elevado, comer de esa manera es imposible.

También son más cómodos para los tutores

Cuando vayas a alimentar o poner agua a tu mascota te darás cuenta de que este tipo de platos también son más cómodos para ti, especialmente si sufres algún tipo de dolencia que te impida agacharte bien.

Eso sí, es importante que, primordialmente, se dé importancia a las necesidades del perro.

Cómo elegir el plato elevado para mi mascota

Como sucede con los bebederos para gatos o cualquier otro tipo de cuenco para comida y agua de mascotas, verás que incluso tratándose solo de platos elevados para perros encontrarás muchos modelos distintos.

En lo que se refiere a la estética, escoger uno es una cuestión de gustos. Lo fundamental a la hora de seleccionarlo es elegir el de la altura adecuada para tu perro.

Para eso, puedes tomar como referencia el codo de tu mascota, ya que este debe coincidir con la parte baja del comedero elevado.

Además, puedes valorar la opción de comprar un comedero regulable, que te permita ajustarlo a su altura si aún está creciendo.

Dónde poner el comedero de tu mascota

A la hora de colocar los platos de tu mascota, recuerda que estos deben ubicarse en una zona tranquila de la casa, donde puedan alimentarse sin tener que estar alerta a ruidos, tránsito de personas u otras mascotas.

Además, debes mantenerlos en un lugar donde la temperatura sea adecuada y alejados de olores fuertes, como los que se pueden desprender de la cocina o de las basuras.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 12 =