Los gatos son buenos para tu salud cardíaca

Los gatos son buenos para tu salud cardíaca

Ya está más que demostrado que tener mascotas es bueno para la salud y el bienestar de las personas. Pero ¿sabías que tener un gato es bueno para la salud cardíaca? La felicidad, las ganas de vivir, el bienestar… en general, una visión positiva de la vida nos hace vivirla mejor y también estar más sanos. Si quieres saber qué tiene esto que ver con los gatos, ¡no te pierdas este post!

 

Los gatos y la salud cardíaca

Los gatos y la salud cardíaca

¿Sabías que la Universidad de Minnesota realizó un estudio que concluyó que los dueños de gatos tienen menos riego de sufrir ataques al corazón? ¡Sí! ¿Cómo lo hicieron? Controlaron la salud cardíaca monitorizando a 4.500 personas, de las cuales 3 de cada 5 tenían gatos. El estudio duró 10 años, pero el esfuerzo mereció la pena: ¡el resultado fue sorprendente! Los dueños de gatos mostraron una salud cardíaca mucho mejor, incluso se observó que tenían un 30% de riesgo de sufrir infartos.

¿Aún no te lo crees? ¡Pues hay más estudios que lo corroboran! Tener un gato mejora la salud cardíaca.

 

Pero… ¿cómo? ¿Por qué los gatos mejoran la salud cardiovascular?

Hay distintas razones por las cuales aquellos dueños de gatos dieron mejores resultados. El hecho de que tuvieran más sano el corazón puede deberse a:

Los gatos “inventaron” la siesta…

O al menos eso cuentan las historias populares. Si tienes un gato, verás que es capaz de dormir a cualquier hora del día. Si lo piensas, ¡es una idea genial! Dormir un rato la siesta mejora nuestra creatividad, productividad, estado de ánimo… Es genial para recargar las pilas.

Son animales perseverantes y luchadores

Los gatos no conocen la palabra “fracaso”. Siempre vuelven a levantarse, a intentar de nuevo lo que han fallado… ¡Nunca se rinden! Estaría muy bien tomar ejemplo, seguro que seríamos más felices.

Los gatos son relajantes

Acariciar a un gato mimoso mientras lo escuchamos ronronear da una sensación de paz y tranquilidad muy grande. Ese bienestar se traduce claramente en una cosa: ¡salud! Porque reducen la tensión arterial, el estrés, la ansiedad…

Por qué los gatos mejoran la salud cardiovascular

Son divertidos

No es casualidad que los gatos sean uno de los animales más populares en internet, protagonistas de centenares de vídeos y “memes”. Los gatos hacen reír: son curiosos, inocentes, a veces algo torpes… En general, se meten sin querer en situaciones algo embarazosas que suelen resultar divertidas.

Es sabido por todos que la risa libera tensiones, relaja y mejora el estado de ánimo. Si te quieres reír, tener un gato es una de las mejores formas.

Combaten la depresión

En general, no sólo los gatos, sino cualquier mascota ayuda a las personas con depresión. Obliga a seguir una rutina, da motivos para seguir adelante, regala momentos de felicidad… Además, reduce el sentimiento de soledad. ¡Es enorme la compañía que hacen los peludos de cuatro patas!

Los gatos son, en definitiva, una cura contra el aburrimiento, la tristeza o cualquier otro mal. Compartir la vida con un gato llenará tu corazón de alegría, amor y salud.

 

Y tú, ¿sabías que los gatos mejoran la salud cardíaca?

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post