perro-de-raza-grifon-de-bruselas

Te lo contamos todo sobre el perro de raza grifón de Bruselas

La raza grifón de Bruselas, el grifón belga y el petit brabançon son tres perros de origen belga muy similares en temperamento y características. La única diferencia notable entre ellos es el color y la textura del pelo. De hecho, el FCI sí las considera razas independientes, pero otras asociaciones cinológicas, como el Kennel Club Americano y el Inglés, consideran que estos tres perros son distintas variantes de una misma raza, a la que denominan genéricamente “grifón de Bruselas”.

Las características generales del perro grifón de Bruselas son:

  • Altura: 15 – 35 cm.
  • Peso: 3 – 10 kg.
  • Esperanza de vida: 12 – 14 años.
  • Estilo de vida: Pisos, casas, apartamentos.

Historia de la raza del grifón de Bruselas

Historia de la raza del grifón de Bruselas

(Foto via: schnauzi)

La raza grifón de Bruselas y otras dos razas “hermanas”, el grifón belga y el petit brabançon, comparten historia: todos descienden del smousje, una antigua línea de perros terrier propia de Bruselas. Era un perro ratonero. Durante el siglo XIX, estos perros fueron cruzados con otras razas, como los pugs y los carlinos, dando como resultado las tres razas que mencionamos.

Como ocurrió con muchos otros perros, los grifones belgas estuvieron al borde de la extinción debido al peligro de las dos guerras mundiales, pero consiguieron ser salvados gracias a la posterior repoblación por parte de criadores ingleses. Desde entonces, no han sido realmente perros muy populares, y menos aún fuera de su país de origen. A día de hoy, el grifón belga es un perro exclusivamente utilizado como mascota doméstica.

Características de los perros de la raza grifón de Bruselas

Qué caracteriza a los perros de la raza grifón de Bruselas

En casi todo, el grifón de Bruselas es muy similar a las otras dos razas mencionadas. En todos los casos, son perros de tamaño pequeño y cuerpo robusto y compacto, no excesivamente pesados y de movimientos muy ágiles y elegantes.

La cabeza es quizás el rasgo más llamativo de los perros grifón: es grande, redonda y ancha. Tienen el stop muy marcado y el hocico corto y chato, coronado por una trufa negra. Las orejas son pequeñas y altas; desgraciadamente, aún hay cierta tendencia, aunque cada vez menor, a amputárselas parcialmente por motivos meramente estéticos. En mucho lugares del mundo esa es ya una práctica ilegal.

El perro grifón de Bruselas tiene los ojos grandes, redondos y oscuros, en ocasiones bastante saltones.

La cola de todos los perros grifones es alta y peluda, la suelen llevar levantada. También se solía amputar, cada vez con menos frecuencia.

Como decíamos, lo único que distingue a la raza grifón de Bruselas de los otros dos perros grifones es el pelo. En este caso, el pelo es duro, largo y levemente ondulado, con una subcapa de pelo más suave, como pelusa. Los colores aceptados en la raza grifón de Bruselas son el rojo y los marrones rojizos, aunque también es común encontrar negro en la zona alta de la cabeza.

Comportamiento del perro grifón de Bruselas

Cómo es el comportamiento del perro grifón de Bruselas

(Foto via: expertoanimal)

Los tres perros que hemos mencionado son tan cercanos entre sí que ¡incluso comparten patrones de conducta!

Los grifones son perros muy activos, valientes y alegres, algo nerviosos en ocasiones, especialmente en su etapa de cachorros.

Aunque son muy amigables y tiernos, los grifones belgas, grifones de Bruselas y petits de brabançon pueden ser en ocasiones algo tímidos e incluso agresivos ante desconocidos si no han sido correctamente socializados. Esto es así porque son de naturaleza algo desconfiada y muy especiales a la hora de elegir amigos y miembros de confianza. De hecho, dentro del núcleo familiar, aunque se lleven bien con todos los miembros, suelen elegir a uno de ellos como guía y referente principal. Tienen un carácter especialmente fuerte y dominante y puede resultar algo complicado que aprendan correctamente a tratar con otros animales y personas. Por eso, si tienes o quieres un grifón de Bruselas, ¡no esperes a que sea demasiado tarde y edúcale en la socialización lo antes posible! Es la única manera de que se relacionen de buena gana en un futuro.

Carácter del perro grifón de Bruselas

Por otro lado, los perros grifones demandan bastante compañía. Este es un rasgo bastante frecuente en perros de tamaño pequeño: la soledad les provoca ansiedad y pueden volverse destructivos, nerviosos y muy ladradores. ¡No tengas un grifón de Bruselas si no vas a poder dedicarle el tiempo que necesita!

Si tienes el tiempo que hace falta y el carácter necesario para educar al grifón de Bruselas o cualquiera de sus razas hermanas, tendrás un perro amable y tierno que estará encantado de compartir contigo cada día. Sin embargo, hay ciertos ambientes en los que les cuesta más desenvolverse: no son la opción perfecta para propietarios primerizos que no estén acostumbrados o dispuestos a dar toda la atención que el grifón demanda; por otro lado, la convivencia con niños pequeños puede ser algo complicada. Mejor con niños algo mayores o adolescentes. ¡Los perros grifones son cariñosos pero algo “tiquismiquis”!

perro de raza grifón de Bruselas

(Foto via: pinterest)

Cuidados que necesitan los perros de la raza grifón de Bruselas

Igual que ocurre con su pariente negro, el grifón Belga, el perro grifón de Bruselas necesita cepillado frecuente (3 – 4 veces por semana) para mantener el pelo brillante y sano, además de eliminar pelos muertos y suciedad. Cada 3 o 4 meses conviene realizar una sesión de stripping, es decir, quitar manualmente todos los pelos muertos. Si no tienes experiencia en esto, quizás quieras llevarlo a una peluquería canina.

Las tres razas de grifones son muy activas, su necesidad de ejercicio físico es elevada. En adición a los dos o tres paseos diarios, conviene realizar juegos y ejercicio para completar la actividad del perro. Estos últimos, gracias al reducido tamaño del perro, podemos realizarlos en casa. ¡Pero nunca deben sustituir a los paseos! Eso sí, cuidado con calor excesivo, especialmente si vives en un ambiente húmedo. Si es así, intenta evitar exponer al grifón de Bruselas al sol en las horas de más calor, así como realizar ejercicio excesivo. ¡Podría ser peligroso!

Además, los grifones de Bruselas necesitan mucha atención y compañía. Pasan la mayor parte del tiempo con su familia, especialmente apegados a su persona “favorita”. No son perros aptos para la vida en un jardín, en la típica caseta. Sí, les encanta salir a la calle, y si tienes un jardín o patio disfrutarán mucho de ratos de juego al aire libre; pero el resto del tiempo, necesitan estar dentro de casa. ¡Y nunca dormirán fuera!

¿Vives en una ciudad o en un pueblo?

Por otro lado, aunque los perros grifones pueden llegar a adaptarse, la vida en zonas bulliciosas de la ciudad pueden no ser lo más apropiado. El ruido excesivo puede ponerles nerviosos y hacer que desarrollen tendencia a ladrar ante cualquier sonido ajeno a la casa. El entorno ideal para un grifón de Bruselas y sus parientes es una zona tranquila, y si dispone de una zona al aire libre para jugar seguro, ¡mucho mejor!

El perro grifón de Bruselas y la salud

(Foto via: animalmascota)

El perro grifón de Bruselas y la salud

Por lo general, el perro de raza grifón, igual que sus razas parientes, es bastante saludable y no presenta enfermedades caninas con frecuencia. Pero esto no significa que sean de hierro; algunas enfermedades que se han detectado en perros grifones son:

Para prevenir estas enfermedades, recomendamos hacerle revisiones periódicas en el veterinario (cada 6 meses aproximadamente), además de llevar al día sus vacunas y desparasitaciones.

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior Siguiente Post