Descubre al perro mastín italiano o cane corso

Descubre al perro mastín italiano o cane corso

El origen del nombre del perro mastín italiano, cane corso, no está muy claro pero es realmente curioso. Hay dos teorías: una dice que procede del griego kórtos, que significa recinto cerrado o corral; la otra sostiene que proviene del latín cohors, que significa guardián. Sea cual sea la verdadera, ambas tienen mucho sentido, porque antiguamente, este perro se utilizaba para… ¡vigilar corrales!

Para conocer esta raza, lo primero que debes saber es:

  • Altura: 60 – 68 cm.
  • Peso: 40 – 50 kg.
  • Esperanza de vida: 10 – 12 años.
  • Estilo de vida: casas, familias, protección, vigilancia.

Historia del perro mastín italiano o cane corso

Historia del perro mastín italiano o cane corso
(Foto via: mascotaking)

El cane corso es un descendiente directo de un moloso ya extinto procedente de la Antigua Roma, el Canis Pugnax. Eran grandes molosos, fuertes y resistentes, que se utilizaban a menudo como perros de pelea en las guerras.

Sin embargo, el cane corso se utilizó durante siglos como perro de vigilancia y defensa, especialmente para la guarda de animales de granja y corrales. Los primeros registros del perro mastín italiano datan del siglo XVI.

 

Características del cane corso

Características del cane corso

Este perro tiene las características físicas comunes en los molosos: es robusto, fuerte y con una musculatura muy desarrollada. Tiene una gran potencia física.

Su cabeza es plana, fuerte y ancha, con un stop muy marcado. Las orejas son colgantes, aunque en algunos países aún se amputa en forma de triángulo; la cola también se corta en los lugares donde está permitido.

El pelo del perro mastín italiano es corto, apretado, suave y brillante. Los colores pueden ser variados, como negro, atigrado, rojizo, ciervo o gris.

 

Temperamento del perro mastín italiano

Temperamento del perro mastín italiano

Se trata de un perro muy valiente, protector y leal. Es muy tenaz, inteligente y curioso, por lo que con un correcto adiestramiento puede llegar a aprender muchísimo.

Es seguro de sí mismo y tiene un temperamento muy equilibrado. Mientras que con su familia, incluidos los niños, es cariñoso, fiel y protector, con los extraños se muestra bastante desconfiado. Es un perro perfecto para vigilar una casa, ya que está constantemente alerta.

 

Cuidados del cane corso

Cuidados del cane corso
(Foto via: mascotarios)

El principal cuidado que debemos tener en cuenta si queremos tener un perro mastín italiano es que necesita bastante espacio y ejercicio. No es apropiado para vivir en un piso, necesita un jardín donde poder moverse con libertad, ¡tiene mucha energía que quemar! Además, necesita salir varias veces al día para hacer ejercicio.

El cane corso necesita mantenerse activo y estimulado tanto física como mentalmente para ser feliz. Si se aburre o está muy inactivo puede volverse ansioso y agresivo. Por otra parte, este perro no es apto para dueños primerizos; necesita un líder que sepa tratarle con firmeza para poder educarlo con éxito.

El pelo del cane corso es muy agradecido, sólo hará falta un cepillado ocasional para mantenerlo libre de pelos muertos. Se recomienda revisar su cuerpo en busca de parásitos o espigas después de cada salida al campo.

 

Salud del perro mastín italiano

Salud del perro mastín italiano

La displasia de cadera y codo pueden afectar a esta raza. También puede sufrir entropión y ectropión, y en el caso de las hembras, hiperplasia vaginal.

Recuerda que para dar una buena calidad de vida a tu mascota es importante:

  • Alimentarla de forma sana y equilibrada.
  • Darle todo el ejercicio que necesita.
  • Llevar al día todas sus vacunas y desparasitaciones.
  • Acudir al veterinario ante cualquier sospecha de malestar, lesión o enfermedad.

 

¿Conocías a la majestuosa raza de perro mastín italiano?

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post