bichón habanero

El bichón habanero, ¡un perro faldero adorable!

El perro bichón habanero es un una raza pariente de otros bichones, como el frisé, el maltés o el boloñés. Todos comparten el mismo origen: descienden de cruces entre barbet y otros perros falderos propios del Mediterráneo. No de forma tan directa, el caniche también está asociado a este tipo de razas tan adorables. ¡Todos son como peluchitos!

Estas son aproximaciones de algunos datos clave sobre el bichón habanero:

  • Altura a la cruz: 35 – 45 cm.
  • Peso: 3 a 10 kilos.
  • Esperanza de vida: 15 años aproximadamente.
  • Ideal como: mascota, perro casero.

Orígenes del perro bichón habanero

Dónde tuvo su origen el perro bichón habanero

Como decíamos, todas las razas de bichones descienden de cruces realizados entre un perro antiguo ya extinto, llamado barbet, y otros perros falderos mediterráneos. Se considera que fue en España e Italia donde el bichón habanero se originó. Durante los siglos XVIII y XIX, los marineros provenientes de estos dos países llevaron ejemplares de bichón habanero a Cuba, donde realmente se popularizaron y se criaron extensamente. De ahí el nombre de este gracioso perro, “habanero” por la ciudad de La Habana. Allí, poco a poco, se convirtieron en la raza favorita de las familias de la aristocracia cubana como animal de compañía. Por aquel entonces, se les conocía popularmente como “blanquitos de La Habana”, debido a su pelaje completamente blanco.

Más tarde, y debido a cruces del perro habanero con poodles y caniches, la raza evolucionó al bichón habanero que conocemos hoy. En el siglo XX estuvo a punto de extinguirse en Cuba, ¡ups!, pero lograron ser rescatados y criados de nuevo gracias a los bichones de familias cubanas que habían emigrado a EE.UU.

Reconocer a un perro bichón habanero

Cómo reconocer a un perro bichón habanero

(Foto via: pinterest)

Los bichones habaneros son por lo general pequeños, con la particular tendencia a tener el cuerpo más largo que alto, como ocurre con los gatos.

Tienen la cabeza algo más grande que el resto de bichones, pero con el mismo cráneo plano o ligeramente ovalado. Los ojos son de expresión amable y divertida, muy grandes y de color oscuro (entre marrón avellana y negro). El hocico no sobresale demasiado y la trufa es negra y pequeña. Sus orejas son de inserción alta y caen a los lados de la cabeza. Tienen un gracioso flequillo sedoso que les cae por encima de los ojos e incluso hasta el hocico.

Como ocurre con el resto de bichones, el habanero tiene una sola capa de pelo, que es muy sedoso, largo y en ocasiones ligeramente rizado. Se admiten diversos colores, como el blanco puro, leonado, negro, marrón habano, marrón rojizo…

Sus patas son cortas y ágiles, como suele ocurrir con perros de ese tamaño: son pequeños, pero ¡sorprende lo rápido que pueden correr!

Carácter de los perros  bichón habanero

El carácter dulce y juguetón de los perros bichón habanero

(Foto via: webanimales)

En general, se trata de un perro muy inteligente, vivaz y activo. El bichón habanero es muy sociable, le encanta la compañía y la estimulación física y mental. ¡Adora jugar!

Son amables y cercanos con todo tipo de personas, incluidos los niños, y también con otras mascotas. Esto, sin embargo, en todos los perros se debe favorecer, enseñándoles a socializar correctamente desde cachorros.

Su inteligencia también facilita mucho la educación y adiestramiento. ¡Antiguamente eran utilizados en circos!; a día de hoy, y por suerte, se ha perdido esa costumbre, pero sí pueden ser adiestrados para participar en deportes caninos y agility, además de ser una mascota excepcional. La educación siempre debe llevarse a cabo a base de refuerzos positivos y motivadores para el perro.

Un problema frecuente de comportamiento del bichón habanero es el exceso de ladridos y la tendencia a destruir cosas. Esto es señal de falta de educación y ejercicio físico, que hace que se ponga nervioso. Es fácilmente evitable con la actividad física y educación adecuadas.

El bichón habanero es una mascota ideal para todo tipo de personas y familias, por su carácter afable y divertido y su desbordante inteligencia. Además, puede ser una opción interesante para personas que buscan su primer compañero canino.

Perro Bichón Habanero

(Foto via: pinterest)

Cuidados que necesitan los perros bichón habanero

El más destacable de todos seguramente es la necesidad de peinado. El pelo del bichón habanero, como el del resto de razas de pelo largo, se enreda con mucha facilidad, además de favorecer que se enganchen hierbas y ortigas durante los paseos. Conviene peinar al bichón habanero aproximadamente cada dos días. Sin embargo, a diferencia de otros perros de pelo similar, el bichón habanero no necesita peluquero canino.

No necesita ejercitarse en exceso; bastará con un par de paseos diarios y algunos juegos moderados en interior o exterior. Se ha observado que el bichón habanero disfruta mucho nadando; dale la oportunidad de hacerlo en un lugar seguro cuando sea posible.

Se adaptan muy bien a la vida en apartamentos y otras casas sin jardín, así como a la vida urbana, incluso en ciudades muy grandes y pobladas. Eso sí, sobrellevan muy mal la soledad; necesitan compañía casi constante, no son apropiados para personas que deban estar fuera de casa por trabajo durante muchas horas, dejando al perro solo en el hogar.

De promedio, el bichón habanero no suele necesitar muchos cuidados médicos, al margen de, por supuesto, las vacunas y desparasitaciones necesarias para todas las mascotas. Es, por lo general, una raza saludable, aunque sí puede presentar algunas enfermedades, como la luxación patelar, la atrofia de retina, cataratas u otitis.

¿Te animas a compartir tu vida con un perro bichón habanero?

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post