Pautas para la desparasitación canina

Pautas para la desparasitación canina

La desparasitación canina es muy importante, esencial para poder garantizar a nuestras mascotas salud y bienestar. Se podría decir que llevar un buen calendario de desparasitaciones es igual de importante que las vacunas. Desparasitar a tu perro cuando lo necesite no sólo asegura su salud, sino también la tuya, porque ¿sabías que algunos parásitos pueden contagiárnoslos a las personas?

¿Quieres saber qué desparasitaciones necesita tu peludo? Te hablamos de la desparasitación canina, ¡sigue leyendo!

Desparasitación canina

Desparasitación canina

Los parásitos internos de los perros

La desparasitación canina interna es la base del cuidado higiénico/sanitario de nuestros perros, la repercusión que estos tratamientos tienen sobre su salud y la nuestra son innegables. Hay montones de parásitos internos que los perros pueden tener: quiste hidatídico, tenia, ascáridos, nemátodos, cestodos… ¡Necesitamos evitarlos a todos!

Aunque puede variar en función de las recomendaciones de cada veterinario, la desparasitación canina interna se practica por primera vez entre la segunda y sexta semanas de vida. ¿Por qué se hace tan pronto? En caso de que la madre tenga parásitos, podría habérselos contagiado al cachorro por vía placentaria.

La repetición depende de cada perro; los que se consideran de bajo riesgo, se vuelven a desparasitar cada 3 meses, mientras que los perros con alto riesgo de contagio por parásitos se vuelven a desparasitar cada 6 semanas aproximadamente.

Si acabas de adoptar a un perro, descubre cuándo debes empezar a desparasitar a un cachorro.

Desparasitación interna de los perros

desparasitación canina interna
(Foto via: significado-de-nombres)

El tratamiento más habitual para los parásitos internos es el prazicuantel para el quiste hidatídico y pamoato de pirantel o mebendazol para los parásitos del tránsito intestinal. Muchos tratamientos para la desparasitación canina se comercializan combinados, es decir, una misma dosis sirve para proteger de varios parásitos diferentes. También se pueden encontrar en varios formatos, como pastillas, jarabes o cremas.

Cuando una perra está preñada, es necesario realizarle una desparasitación interna alrededor del 40. día de gestación para asegurar que no vayan a contraerlos y contagiar a sus cachorros. Además, se repite la desparasitación después del parto, en los primeros días del período de lactancia canina.

Desparasitación externa

img_desparasitacion_en_perros_20979_paso_0_600
(Foto vía: uncomo)

También hay montones de parásitos externos que suponen una amenaza para tu perro y para los de su alrededor, como pulgas, garrapatas y demás insectos.

Los medicamentos destinados a prevenir los parásitos externos suelen venir en forma de pipetas o spray que se aplica directamente sobre la piel del perro. También existen en el mercado collares repelentes de insectos, aunque es mejor que se usen sólo como complemento a otros tratamientos, pues pueden no ser tan efectivos, o perder intensidad con el tiempo.

Los perros pueden necesitar diferentes componentes en función de su entorno, para prevenir unos parásitos u otros. Para saber exactamente qué necesita tu mascota, ¡no dudes en consultar a tu veterinario! Podrá informarte con exactitud sobre qué parásitos debes evitar y cada cuánto tiempo conviene repetir el tratamiento.

 

¿Sabías que es tan importante la desparasitación canina?

 

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post