Claves de la lactancia canina: cómo es el proceso

Claves de la lactancia canina, ¿cómo es el proceso?

Cuando una perra da a luz, que el proceso de lactancia se desarrolle correctamente determina la salud con la que los cachorros inician su vida. Por eso, si tienes una perra que pronto va a tener cachorritos, es importante que sepas cómo funciona la lactancia canina.

La lactancia no es sólo una fuente de alimentación, durante el proceso los pequeñines también aprenden a socializar, además establecen un lazo emocional con su madre que será decisivo para su bienestar mental.

A cuántos cachorros puede dar de mamar una hembra

A cuántos cachorros puede dar de mamar una hembra durante la lactancia canina
(Foto vía: youtube)

El volumen de las camadas depende de muchos factores: la raza de la madre, su edad, alimentación, estilo de vida durante el embarazo, salud y vigor del padre, número de acoplamientos ocurridos durante el celo…

Una hembra con un estado de salud favorable y bien alimentada, generalmente puede amamantar a todos sus cachorros, o casi todos. De media, una perra de tamaño mediano puede dar de mamar sin esfuerzo especial a seis o siete cachorros.

Sin embargo, es habitual que las camadas sean más grandes, de ocho cachorros más o menos. Si hay más cachorros de los que la madre se pueda ocupar, estos necesitarán atención especial.

No te pierdas nuestra entrada sobre la mastitis en las perras, conocer sus síntomas es esencial, ¡de lo contrario los cachorros podrían morir!

Alimentación de las perras durante el periodo de lactancia

Alimentación de las perras durante el periodo de lactancia
(Foto vía: mundoperro)

El primer requisito para que la perra pueda completar el período de lactancia correctamente es que ella esté sana y bien alimentada. ¡No podrá nutrir a sus bebés si a ella le falta!

Si tienes una perra preñada, lo mejor es que consultes al veterinario: te recomendará un alimento adecuado a su situación, variando la cantidad, calidad y frecuencia. Para una perra en proceso de lactancia, el pienso más adecuado suele ser el pienso para cachorros: le aportará los nutrientes, grasas y vitaminas que los pequeños necesitan y se los pasará a través de la leche.

Que todos los cachorros reciban su alimento

Que todos los cachorros reciban su alimento
(Foto vía: drserviddio)

Es más que probable que en la camada observes grandes diferencias entre los cachorros: tamaño, carácter, vitalidad… Esto hará, inevitablemente, que algunos sean más competitivos que otros, más despiertos. Los perros más dominantes y activos lucharán por hacerse con un pezón del que chupar, eligiendo los que más leche tienen y relegando a sus hermanos a pezones más pobres.

Este proceso es parte de la lactancia canina y de muchos otros animales, forma parte de su naturaleza y les ayuda a madurar, pero los dominados necesitarán tu ayuda para poder tomar toda la leche que necesitan. ¿Cómo saber si los perros se están alimentando bien? La clave es pesarlos a todos a diario durante los primeros 10 días; no todos subirán de peso al mismo ritmo, pero es importante que en mayor o menor medida todos vayan engordando. Después se puede pasar a pesarlos cada 3 o 4 días.

¡Comamos por turnos!

Es esencial que ninguno de los perritos se quede sin mamar. Especialmente durante sus primeros días de vida, los perros necesitan mamar a diario para recibir todos los anticuerpos, grasas y nutrientes que necesitan para sobrevivir. ¡Sólo la leche de su madre puede aportarles todo esto!

Si la perra lactante tiene más cachorros de los que puede amamantar al mismo tiempo, habrá que hacer turnos, retirando a los que ya han mamado y colocando a los que están sin comer. Los períodos son más o menos de dos horas.

Lactancia canina materna y leche maternizada

Lactancia canina materna y leche maternizada
(Foto vía: mundoperro)

El período de lactancia canina se puede prolongar hasta uno o dos meses, pero a partir de las dos semanas se puede complementar con leche maternizada canina. ¿No puedes hacerte con ella? Es posible utilizar leche materna humana o incluso de vaca, pero hace falta diluirla en agua. Te recomendamos que consultes a tu veterinario para que te recomiende lo mejor para los perritos.

¿Por qué hay que diluirla? Todas las leches tienen lactosa, pero cada especie de mamífero tiene una concentración de lactosa diferente y sus intestinos están sólo preparados para digerir la de su propia especie. Si un animal toma leche de otro y esta leche tiene una concentración mayor de lactosa, es muy probable que tenga dificultades para digerirla. Por eso se debe diluir.

Las tomas de leche de los cachorros deberán repetirse cada dos o tres horas.

El proceso de aprendizaje

Cuando los cachorros nacen, la madre está con ellos las 24 horas, dándoles su alimento, su protección y su calor, además de lamerles para estimular que hagan sus necesidades.

Poco a poco, según van pasando los días y les crecen los dientes, la madre se va separando de ellos, haciendo que aprendan a valerse por sí mismos. Puedes ayudar en este proceso dándoles complementos alimenticios, jugando con ellos… ¡Enseñándoles a vivir!

 

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post