Alimentación y cuidados de una perra lactante

Alimentación y cuidados de una perra lactante

Una perra lactante se encuentra en un momento de su vida muy especial, pero también delicado. Si tu perra ha tenido cachorros, ¡necesita unos buenos cuidados! Su salud y bienestar repercuten directamente en los de sus perritos, por eso te contamos nuestros consejos para cuidar a una perra durante el período de lactancia. ¡Sigue leyendo!

 

Cuidados especiales que necesita una perra lactante

Para cuidar correctamente a la reciente mamá, sigue estos 5 consejos:

Alimentación y cuidados de una perra lactante
(Foto via: misaqimales)

Higiene

Es importante mantener muy limpia la cama de la perra y de los cachorritos, son muy vulnerables en este momento y sin una higiene adecuada podrían enfermar.

Después del parto, cuando la perra ya esté tranquila, le vendrá bien un baño de agua tibia para recuperar el confort y limpiarse bien. Así reducirás mucho el riesgo de infecciones.

 

Socialización

Una perra lactante es muy susceptible a las infecciones y otras enfermedades, además de parásitos, por lo que es conveniente restringir temporalmente su contacto con otros perros para evitar contagios. Ten en cuenta que si tu perra enferma, podría contagiar a sus hijos por el contacto o por medio de la leche.

Alimentación y cuidados de una perra lactante
(Foto via: misanimales)

Alimentación

Una perra lactante necesita más energía que en estado normal. Deberás darle un alimento de buena calidad rico en grasas y proteínas: parte de esa energía se la transmitirá a los cachorros por medio de la leche. La grasa y nutrientes de la leche materna aseguran a los perritos la supervivencia y un inicio correcto de su desarrollo físico.

¡Si la perra está bien alimentada, sus hijos también! Recuerda también el agua, deja siempre un cuenco de agua disponible, como dar de mamar deshidrata mucho, beberá más que de costumbre.

 

Cuidado de las mamas

Las mamas de las perras son delicadas, por lo que es necesario revisar cada día su estado para comprobar que están en buenas condiciones de seguir alimentando a los bebés. Si detectas que sus mamas están demasiado inflamadas o duras, es posible que tenga mastitis. Si es así, es necesario acudir cuanto antes al veterinario para tratarla antes de que la cosa empeore.

En cuanto los cachorros tengan dientes, conviene que empiecen a comer alimento sólido, ya que pueden herir las mamas de su madre.

Alimentación y cuidados de una perra lactante

Tranquilidad

Descansar va a ser una parte fundamental del proceso de lactancia. Ofrécele a tu perra un ambiente limpio, relajado y tranquilo para que se recupere. ¡Ser mamá cansa mucho!

 

Los cuidados de una perra lactante no son complicados, pero requieren dedicación y delicadeza. Con estos consejos, seguro que la mamá y los bebés pronto estarán preparados para retomar e iniciar su actividad normal.

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post