parásitos en los pájaros

Parásitos en los pájaros: ¡estos son los más comunes!

¡Ni las aves se libran de los parásitos! Si tienes un pájaro en casa, entre sus muchos cuidados no debes olvidar su desparasitación, ya que, como verás, son muchos los tipos de parásitos en los pájaros que existen. ¡Toma nota!

parásitos en los pájaros

Parásitos en los pájaros: ¿qué tipos hay?

Dependiendo de dónde se encuentre localizado el parásito en los pájaros, se pueden diferenciar 3 grupos:

  • Los parásitos internos: también conocidos como endoparásitos, habitan dentro del cuerpo del animal, en lugares como en órganos o tejidos, afectando sobre todo al sistema respiratorio, al digestivo o a la sangre.
  • Los parásitos externos: como su nombre indica, estos se encuentran en contacto externo con el animal. También se les llama ectoparásitos y atacan, principalmente, a las plumas y la piel.
  • Los mesoparásitos: son unos parásitos mucho más dañinos, ya que pueden afectar tanto al interior como al exterior de animal infectado. Sin embargo, nos vamos a centrar en explicar los dos casos anteriores, ya que son los más frecuentes.

Parásitos en los pájaros: parásitos internos

Los protozoos

Dentro de los protozoos, el parásito interno más común en las aves de casa es el coccidios, presente en sus intestinos.

La coccidiosis suele aparecer en un alto porcentaje de aves domésticas, especialmente cuando estas no superan los 9 meses de vida o son adultas, pero muy débiles. Genera inflamación en el intestino.

Las lombrices intestinales

Los nematodos, grupo del que forma parte la lombriz intestinal, se pueden encontrar dentro del cuerpo de las aves en lugares como su sangre, los pulmones o el intestino. Son muy comunes en aves como las cotorras y los periquitos.

Los cestodos

Son los parásitos internos menos comunes en las aves domésticas. Esto se debe a que, para contraerlos, el ave debe haber ingerido a un invertebrado contagiado por cestodos. Si controlas la comida de tu pájaro, ¡no debería infectarse!

Cabe destacar que los parásitos internos son mucho más peligrosos que los externos, ya que atacan desde dentro al animal y pueden llegar, incluso, a causar la muerte si no se detectan y tratan a tiempo.

parásitos en los pájaros

Parásitos en los pájaros: parásitos externos

Los ácaros

Cuando un ave tiene ácaros, sufrirá picores, irritaciones, rojeces e hinchazón. Suelen afectar a aquellas zonas donde se ve más la piel, es decir, donde hay menos plumas, como alrededor de los ojos o por encima del pico.

Los canarios y los periquitos suelen ser víctimas muy frecuentes de los ácaros y también de los piojos, de los que hablaremos más adelante.

Las garrapatas

¡Las garrapatas no dejan en paz ni a las aves! Son parásitos muy visibles y, además, se suelen localizar en la cabeza, donde no pueden alcanzarlas con su pico.

No son muy comunes en aves domésticas, pero aun así, tienes que vigilar que tu pájaro no tenga ninguna.

Los piojos

De los parásitos en los pájaros, el piojo es el más común, ya que puede afectar a cualquier ave.

Pueden alimentarse entre las plumas, pero también les gusta la piel y la sangre. ¡Sí, suena verdaderamente horroroso!

Además, si la higiene de la zona donde se encuentra el pájaro no es óptima, se propagarán a otras aves con mucha facilidad. Pero esto es mucho más común en grandes aviarios o corrales. (¡Aun así, no olvides el cuidado de la jaula de tu pájaro!).

Las pulgas

Estas indeseables tampoco pueden ignorar a las aves. Se propagan con facilidad y causan muchas molestias a los animales, como picores e irritaciones. Tampoco son comunes en las aves domésticas, pero es mejor mantenernos alerta.

parásitos en los pájaros

¿Cómo evito los parásitos en los pájaros?

Si tienes un ave en casa, posiblemente te estarás preguntando, después de leer esto, cómo evitar que los parásitos afecten a tu pájaro. ¡Te damos algunos consejos!

  • Higiene: la higiene, tanto de tu pájaro como de su jaula, es esencial para su buen estado de salud y mantener alejados a los parásitos.
  • Alimentación: la alimentación adecuada también facilitará que tu pájaro conserve su salud. Hay parásitos que se encuentran en los insectos que comen o en el suelo, así que si controlas esto, ¡tienes muchos puntos ganados!
  • Veterinario: las visitas rutinarias al veterinario también te ayudarán a confirmar que en tu pájaro todo está correctamente. Además, el veterinario procederá a darle un tratamiento adecuado de desparasitación cada vez que sea necesario.
  • Vigilancia: por tu parte, además de lo mencionado anteriormente, es muy necesario que observes si hay cambios de comportamiento en tu pájaro: vigila si sus heces son diferentes, si está siempre inquieto, si ha dejado de comer, si le cuesta respirar, si vuela menos… todo ello es síntoma de que algo no va bien y puede tratarse de parásitos o de otra causa, como problemas en su pico.

¡Cuida siempre de tu mascota!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post