Olores que odian los gatos

Olores que odian los gatos

Los gatos tienen un olfato muy refinado. Además, sabemos que tienen unos comportamientos y reacciones un tanto peculiares cuando algo les perturba. Por ejemplo, cuando huelen algo que no les agrada. ¿Sabes cuáles son los olores que odian los gatos? ¡Te los desvelamos!

El sentido del olfato de los gatos

Los felinos son animales a los que les gusta estar limpios, de ahí la importancia del acicalamiento en gatos. Pero, además, dicha limpieza la desean también en todo su entorno.

Su sentido del olfato está muy desarrollado. Suelen guiarse por los olores para ubicarse, ubicar sus pertenencias (como su plato de comida) y para detectar a sus enemigos y protegerse a tiempo. Es un sentido que tienen 14 veces más intenso que nosotros.

Además, una curiosidad muy interesante sobre el sentido del olfato de los mininos es que cuentan con un órgano sensitivo ubicado en el paladar, que se llama órgano de Jacobson o vomeronasal, que les permite saborear a través del olfato, en lugar de por el gusto.

Con el tiempo, estos animales han desarrollado ciertas preferencias olfativas, pero también, olores que rechazan.

Por ello, lo mejor es que conozcas los olores que odian los gatos para evitar ponerlos cerca del minino.

Los olores que los gatos odian

¿Por qué hay olores que los gatos odian?

Existen varias razones que podrían explicar por qué los gatos odian ciertos olores.

La primera viene derivada de su desarrollado sistema olfativo. Como hemos dicho, ellos huelen las cosas con mayor intensidad que nosotros, por lo que hay ciertos olores cuya fragancia se multiplica en sus fosas nasales.

Otro motivo por el que hay ciertos olores que odian los gatos es porque cuando los huelen se activa su instinto de supervivencia. Esto ocurre, por ejemplo, en el caso de ciertas plantas que son tóxicas para ellos.

El tercer motivo es que los felinos adoran la limpieza. Por ese motivo, vivir en un entorno muy sucio no entra en sus planes y los olores a heces o podredumbre tampoco.

Olores que odian los gatos

Descubramos los olores que los gatos no soportan.

La bandeja de arena sucia

Una de las razones por las que un gato no usa el arenero es por la suciedad. Como explicamos antes, los felinos son animales muy higiénicos y eso de tener que oler sus propias heces no va con ellos.

Por ese motivo, no debes descuidar los cambios de arena. Eso sí, hay que evitar usar para sus bandejas las arenas perfumadas. Estas, además de desprender un olor que no gusta al animal, camufla el olor de las heces.

Eso puede conllevar a que el gato no sepa que es ahí donde tiene que hacer sus necesidades, especialmente si aún está aprendiendo a utilizar la bandeja.

Olores a cítricos

Otro de los olores que odian los gatos es el de los cítricos: limón, naranja, lima…

De hecho, detestan tanto estas fragancias que hay repelentes de gatos hechos a base de cítricos. Incluso tú mismo puede evitar que un gato orine en tu jardín creando un repelente casero con zumo de naranja o limón o esparciendo sus cáscaras por el suelo.

Uno de los olores que odian los gatos es el olor a limón

Especias como la pimienta, la mostaza y el curry

Los alimentos picantes o muy condimentados no son nada buenos para la salud de los gatos. Por ello, jamás deberían probarlos.

No obstante, es bastante probable que ya solo con el olor que desprenden los rechacen.

Ciertas plantas

No es nada raro que los gatos amen algunas plantas, incluso se las coman (¡mucho ojo con las plantas tóxicas para gatos!).

Sin embargo, hay otras, como pueden ser el tomillo, el eucalipto, el geranio o la lavanda, que desprenden olores que no gustan nada a los felinos.

Plátano

Otro de los olores que odian los gatos y que más suele sorprender es el olor a plátano. Sin embargo, esto depende de cada ejemplar, pues hay gatetes a los que no les molesta tanto como a otros.

Productos de limpieza

Si algunos olores de productos de limpieza, como puede ser la lejía, nos causan rechazo a nosotros, imaginaos a los gatos.

En general, los olores muy intensos de los productos químicos suelen molestarles mucho.

Pescado en mal estado

Jamás deberías alimentar a tu gato con comida en mal estado, pues podría enfermar. Aun así, si el felino no tiene el sentido del olfato atrofiado, es bastante probable que él mismo lo rechace, pues no soportan tener cerca comida caducada o podrida.

El café

El olor a café es tan fuerte que actúa como repelente de muchos animales. ¡Entre ellos los propios gatos!

Así que si tu felino es de los que entra en la cocina y causa estragos a su paso, puedes colocar unos granos de café en la encimera u otros lugares estratégicos para evitar que se acerque.

Uno de los olores que odian los gatos es el olor a café

Vinagre

Otro de los olores que odian los gatos es el del vinagre.

De nuevo, este puede ser empleado como repelente. De hecho es muy eficaz como remedio natural para pulgas en gatos y perros.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que su olor desagrada muchísimo a los felinos.

Jabones, perfumes y desodorantes

Como decíamos antes, a los gatos no les gustan los olores químicos. Es por ello, que ponernos nuestro perfume cerca del felino no es buena idea. ¡Y muchísimo menos ponerle perfume a él!

Lo mismo sucede con los jabones. En caso de bañar al gato, lo mejor es hacerlo con un olor neutro, pues llevar un olor sintético encima puede, incluso, estresar a tu mascota.

El olor a otros gatos y demás animales

Aquí hay que hacer una matización. No es que los gatos odien el olor de otros animales (de su propia especie o no). Lo que les pasa es que los felinos son muy territoriales y la llegada de un nuevo gato u otro animal a su entorno pueden verla como una amenaza.

En general, a estos animales les perturba de primeras lo desconocido y hasta que no cogen confianza, se pueden mostrar algo molestos y evasivos.

El olor a otros animales molesta a los gatos

Ahora que conoces los olores que odian los gatos, ¿recuerdas haberlo visto huir de alguno de ellos? Sea así o no, lo mejor es que no hagas pasar a tu felino por un mal momento olfativo nunca. 

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =