cuándo no debe dormir el perro conmigo en la cama

¿Cuándo no es aconsejable dormir con tu perro?

Son muchas las personas que tienen un perro que aman compartir el tiempo de descanso con su mascota. Sin embargo, hay ciertas ocasiones en las que permitir a nuestro perro que duerma junto a nosotros no es una buena idea.

¿Cuándo no es aconsejable compartir cama con tu perro?

Dormir con nuestras mascotas tiene sus pros y sus contras. En este caso, vamos a centrarnos un poco más en las circunstancias que hacen que no sea muy favorable dormir con nuestro perro. ¡Veámoslas!

1. Cuando tenemos alergia

Es evidente y, aún así, hay personas que no lo aceptan. Tener alergia a un animal y compartir cama con él puede poner gravemente en riesgo tu salud.

Y, ¡ojo! Las alergias no son excusa para abandonar a una mascota, siempre hay otro tipo de soluciones. Pero tampoco hay que llegar al extremo contrario y poner por encima su compañía en los momentos de descanso a nuestra propia salud.

no siempre es aconsejable dormir con el perro

2. Si es un perro que ronca

Hay perros que roncan de manera habitual por problemas respiratorios, como los braquicéfalos.

Por mucho que amemos a nuestro perro, si este se pasa la noche roncándonos en el oído, nuestra calidad de sueño disminuirá considerablemente.

3. El perro está muy sucio

Es una cuestión de higiene. Si el perro está muy sucio o desprende mal olor, todo ello impregnará nuestras sábanas, pijama, etc., produciendo en nosotros un efecto desagradable que hará que nuestro descanso no sea tan placentero.

4. Babea excesivamente

Hay perretes que, por naturaleza, babean más de lo normal. En otras ocasiones, la baba excesiva es problema de salud o la edad.

Sea el motivo que sea, si es el caso de tu mascota, entonces no es aconsejable que duerma contigo.

5. Su calendario de vacunación no está al día

Hay vacunas que son obligatorias en las mascotas. Algunas enfermedades, como la rabia, pueden contagiarse a las personas.

Si tu perrete no está correctamente vacunado, no es recomendable que duerma a tu lado.

circunstancias en las que no debemos dormir con el perro

6. Es un perro muy grande

Hay perros que son muy grandes y aunque amemos a esos grandullones, piensa en la cantidad de espacio que te quitarán de la cama, restándote comodidad.

7. No está desparasitado

¿Te imaginas estar quedándote dormida y ver cómo una garrapata se pasea sobre tu pijama? ¿O una pulga saltando de un lado a otro?

Si tu perro tiene parásitos, no es buena idea que se suba a tu cama o sofá.

8. No controla sus esfínteres

Que un perro orine o defeque donde no debe puede darse por muchas razones: si es mayor, si sufre estrés o ansiedad, si es un cachorro, si está enfermo…

En cualquiera de los casos, te puedes llevar una sorpresa desagradable si tu perro duerme contigo y no es capaz de aguantarse las ganas de hacer pipí o caca.

9. Si compartes cama con tu pareja

Aunque que vuestra mascota duerma en la cama haya sido aceptado por ambas partes, no es buena idea que lo haga.

En los momentos de intimidad intentaréis sacar al animal de la habitación y eso puede provocar ladridos y arañazos detrás de la puerta que os molesten bastante.

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 1 =