cuidados del loro en invierno

El loro en invierno: todos los cuidados que debes brindarle

Si piensas tener un loro en casa es esencial que conozcas sus cuidados básicos. Sin embargo, al tratarse de animales que provienen de climas tropicales, cuando llega el frío hay que ofrecerles unos cuidados más específicos. ¡Toma nota de los cuidados del loro en invierno!

El loro en invierno: sus cuidados

Existen muchísimas especies de loros y todos tienen en común que son una belleza. Por eso, no es de extrañar que muchísimas personas quieran tener a una de estas aves en su hogar.

Como cualquier otra mascota que decidamos tener, antes de llevar a un animal a casa debemos conocer sus cuidados principales (alimentación, higiene, etc.) para saber si podemos proporcionarle lo necesario.

Pero también es importante investigar si va a necesitar de algún cuidado que otro más específico durante algún momento del año. Por eso, os vamos a resumir los principales cuidados del loro en invierno.

principales cuidados del loro en invierno

1. Protege el ambiente de tu loro del frío

Al ser aves cuyo origen está en lugares cálidos y estables, sin cambios bruscos de temperatura, este es uno de los cuidados más importante a tener en cuenta del loro en invierno.

Tener al loro en el exterior, completamente a la intemperie, no solo con la incidencia del frío, sino de lluvia, nieve o viento, puede mermar la salud de tu ave considerablemente.

La jaula y los aviarios deben estar resguardados de las inclemencias del tiempo. Para ello puedes emplear plásticos para cubrirlo, instalar fuentes de calor apropiadas que no impliquen riesgo y habilitar cajas dentro para que puedan refugiarse.

Cuando la jaula de tu loro esté dentro del hogar, evita colocarla cerca de ventanas o puertas que al abrirse generen corrientes de aire.

La temperatura de tu hogar, además, debe mantener una temperatura constante entre los 22 y los 24ºC.

Lo ideal es usar calefacción por radiador o calefactor, sin que el calor dé directamente a la jaula.

El problema de la calefacción es que suele resecar bastante el ambiente y eso no es bueno para la salud respiratoria de tu loro.

Por ello, usar un humidificador o pulverizar un poco de agua sobre él varias veces por semana, le ayudará.

Las chimeneas están totalmente desaconsejadas, puesto que los humos y gases que se generan son muy perjudiciales para las aves.

2. Visitas regulares al veterinario y específica antes del invierno

Los loros necesitan ser vacunados y desparasitados como otros animales. Además, hay que llevarlos a un veterinario de animales exóticos si detectamos algún síntoma de enfermedad en ellos.

visita al veterinario con tu loro en invierno

Sin embargo, también se recomienda acudir con él a un profesional justo antes de la llegada del invierno.

De esta forma no solo se chequeará que todo esté correctamente, sino que el veterinario puede darte alguna recomendación más específica basada exclusivamente en tu loro y su historial clínico.

3. Una alimentación equilibrada

Por norma general, la dieta de un loro está compuesta por pienso específico para loros o un preparado más casero con semillas, frutas, verduras y un pequeño porcentaje de complementos como calcio o frutos secos.

A esto debe sumársele una buena hidratación, esencial también en invierno cuando el ambiente es más seco por la calefacción.

Ante la llegada del frío, la dieta de tu loro no se puede descuidar y eso implica seguir alejando de él los alimentos tóxicos para loros.

Sin embargo, al loro en invierno suele recomendarse darle un aporte calórico algo superior al resto del año para que puedan aguantar mejor el frío.

Algunas de las recomendaciones pasan por aumentar el número de frutos secos, como las pipas de girasol o los cacahuetes, y dar arroz o huevo duro un par de veces por semana.

Pero como decíamos en el punto anterior, lo ideal es que acudas a la consulta veterinaria antes de la llegada del invierno para que te aconseje de manera más concreta para tu loro.

4. La higiene

Siempre es importante, pero como con el frío el sistema inmunológico de tu loro puede verse debilitado, cobra aún más importancia que su entorno esté libre de bacterias.

La jaula de un loro en invierno debe ser limpiada prácticamente todos los días para evitar esas bacterias y hongos que afecten a la salud de tu ave.

Los platos de comida hay que lavarlos todos los días para retirar los restos no consumidos. De igual manera hay que proceder con la bandeja de heces.

Del mismo modo, la jaula en general así como todos los elementos interiores, incluyendo los juguetes para loros, deben ser desinfectados unas dos veces por semana.

Hay que cuidar al loro en invierno

Recuerda que ningún día puedes descuidar a tu loro, pero pon especial hincapié en aquellas épocas, como el invierno, en las que puede verse más perjudicado.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre el mundo animal, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 2 =