mi perro tiene una oreja caída

¿Por qué mi perro tiene una oreja caída?

Si hay algo de las características físicas de un perro que nos encanta por la expresividad que les aporta son sus orejas. Según la raza, el can puede tener las orejitas más pequeñas o más grandes, caídas o erguidas. Pero, ¿qué pasa si mi perro tiene una oreja caída y la otra no? ¡Te contamos los motivos por los que esto puede suceder!

Mi perro tiene una oreja caída

Hay ciertos perros que por naturaleza tienen las orejas erguidas y otros perros con orejas caídas.

Aun así, algo que sucede de manera general es que los cachorritos, cuando nacen, lo hacen con las orejas dobladas, hasta que entre los 5 y los 8 meses de vida las comienzan a levantar.

Sin embargo, hay casos donde esto no sucede o sucede solo a la mitad, es decir, el perro tiene una oreja caída. Los motivos por los que esto pasa son varios. ¡Vamos a verlos!

Cuestión de tiempo

En algunos casos es solo una cuestión de tiempo, pues hay ocasiones en las que levantan primero una sola y luego la otra. Cada perro lleva su ritmo para este asunto, pero lo cierto es que la segunda no debería tardar en exceso en seguir el ejemplo de la erguida.

Genética

En otras ocasiones, es la genética la que juega el papel principal en el hecho de que el peludo no levante sus orejas. Esto se debería a que sus padres no tenían las orejas plenamente levantadas y, en ese caso, el perro puede que tampoco consiga levantarlas del todo.

También sucede mucho en canes de raza mixta, pues podemos no llegar a saber si el perro debería tener las orejas erectas o caídas.

por qué mi perro tiene una oreja caída

En los casos mencionados, que un perro tenga una oreja caída o las dos, no reviste un problema. Sin embargo, hay otras ocasiones en las que una oreja caída del can es síntoma de un problema más grave que hay que tratar.

Esto puede suceder tanto si nunca ha levantado esa oreja, como si sí las tuvo las dos erguidas, pero luego una se bajó.

Mala alimentación

Una dieta baja en proteínas, vitaminas y otros nutrientes esenciales puede provocar problemas en el desarrollo físico correcto del animal. Es por ello que en algunos casos, el hecho de que las orejas de los canes permanezcan flácidas es fruto de una mala alimentación.

La otitis media

Infección que se desarrolla desde el oído externo. Algunos síntomas que indican que un can tiene otitis media, además de la oreja caída, es mostrar la cabeza ladeada hacia el lado que está afectado, sacudirla, rascarse la oreja con intensidad, quejarse por dolor y secretar cera con mal olor.

Heridas

Las heridas en las orejas pueden causar la caída de las mismas. Entre ellas suelen destacar las heridas por mordeduras, pues en las peleas entre canes, son una de las zonas más vulnerables al ataque.

Esas heridas pueden acabar infectándose, por lo que la oreja podría acabar cayéndose.

¿Qué puedo hacer si mi perro tiene una oreja caída?

Antes de tomar decisiones son qué hacer para levantarle la oreja al perro, como vendársela, lo mejor es acudir al veterinario y consultarle cuál puede ser el motivo.

acude al veterinario si tu perro tiene una oreja caída

Si no hay ningún problema y se trata de algo natural, como la genética o una cuestión de tiempo, poco se puede hacer. Lo importante es que no se ponga la estética por encima del bienestar del perro, ya que muchos dueños se empeñan en someter a sus mascotas a cirugías con tal de corregir esa oreja caída.

Sin embargo, el perro sí que necesitará ayuda veterinaria en los casos más graves. En los de heridas, estas se tienen que curar correctamente. A veces, para evitar deformaciones que afecten al animal es necesario una cirugía. En caso de haberse infectado también será necesario un tratamiento a base de antibióticos.

Lo mismo sucede cuando se da otitis media. Además de que el profesional limpie a conciencia el oído del perro, deberá recomendar un tratamiento. Este suele estar compuesto por unas gotas para el oído, además de antibióticos.

En ciertas ocasiones las orejas se pueden presentar, además de con heridas, con inflamación y hematomas. Normalmente la hinchazón viene derivada de las propias heridas, cuando se acumula pus debajo de la piel. Por su parte, los hematomas suelen ser el resultado de sacudidas fuertes de cabeza o si el perro se ha rascado con intensidad. En ambos casos, el perro debe ser visto por un veterinario.

Y, por supuesto, aportar una alimentación de calidad es fundamental en cualquier caso, haya una oreja caída o no, pues una dieta incompleta puede perjudicar gravemente la salud de tu mascota.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =