tratamiento de la otitis canina

¿Tu perro tiene otitis? Este es el tratamiento de la otitis canina

La otitis canina es una enfermedad bastante común y puede tener causas muy variadas, desde infecciones hasta parásitos. Es muy importante detectarla a tiempo, porque si no se trata podría llegar a tener consecuencias incluso irreversibles. Sin embargo, en su etapa temprana suele ser bastante fácil de tratar.

 

Tratamiento de la otitis canina

Tratamiento de la otitis canina

Es normal que los perros que tienen otitis se rasquen insistentemente las orejas afectadas, intentando calmar las molestias. Esto no sólo no sirve, sino que además puede empeorarlo, causarle infecciones e inflamación. Por eso, es muy importante que no dejes que tu perro se rasque las orejas. ¿Tu perro es especialmente propenso a la otitis? Ocurre a veces cuando tienen las orejas caídas, ya que acumulan humedad, polvo y bacterias. Si es así, es recomendable que tu perro tenga revisiones periódicas varias veces al año para detectar posibles casos de otitis lo antes posible.

En el tratamiento de la otitis canina es fundamental llevar una buena higiene, tendrás que limpiar sus oídos tantas veces al día como indique el veterinario para ir limpiando la infección y las secreciones óticas. Además, por supuesto, si el veterinario te receta gotas o cualquier otro tratamiento antibiótico, tendrás que ponérselo.

 

Cómo limpiar los oídos a un perro

  • No utilices bastoncillos de algodón, podrías introducirlo más de lo necesario y hacerle daño.
  • Tampoco utilices papel, podrían quedar fibras dentro de su oído, igual que con el algodón.
  • Sigue las indicaciones y tratamientos que te indique el veterinario, ¡no hagas nada por tu cuenta!
  • Limpia toda la oreja, ¡no olvides los pliegues! Acumulan polvo y cerumen.
  • No bañes a tu perro mientras tenga otitis, la humedad podría hacer que empeore.

 

El mejor tratamiento de la otitis canina… ¡la prevención!

El mejor tratamiento de la otitis canina

Prevenir la otitis canina es muy importante, especialmente si tu perro es propenso. Para ello, lleva una buena higiene de sus orejas y oídos, límpiaselos con frecuencia para que no acumule cerumen ni suciedad. Puedes comprar toallitas húmedas específicas para esto, las encontrarás en tu veterinario. Las gasas mojadas en agua o suero también sirven.

En caso de sospechar de otitis, ¡acude a la clínica veterinaria cuanto antes! Si ya hay infección, el tratamiento es fundamental para que se pueda recuperar.

 

¿Tu perro suele tener otitis? ¿Cómo le limpias las orejas?

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post