Cómo tranquilizar a un gato con trucos en casa

Cómo tranquilizar a un gato con trucos en casa

A veces puede ser un poco complicado saber cómo tranquilizar a un gato. Tener una mascota nerviosa o hiperactiva puede ser realmente desesperante en algunas ocasiones. ¿Es tu caso? No te preocupes, te contamos trucos que puedes probar en casa para que tu gato baje un poco su ritmo de vida.

 

Cómo tranquilizar a un gato con trucos caseros

Si tienes un gato que no para es completamente normal que estés desesperado, pero si sabes cómo tranquilizar a un gato de forma efectiva el problema podría desaparecer más fácilmente de lo que piensas. ¡Atento a estos trucos!

Cómo tranquilizar a un gato con trucos caseros

Bufanda de lana

Algo tan simple como una bufanda de lana puede distraer a tu gato y alejarle de las conductas nerviosas. No sólo por el hecho de que la lana les encanta a los gatos, sino que además de jugar con la propia lana, esa bufanda estará impregnada de tu olor y eso le relajará. ¡Pruébalo!

 

Juego de buscar

Esconde por la casa trozos de su comida o premios, podrá jugar a rastrear y encontrarlos. Además de divertido, ¡será delicioso! Así se olvidará del estímulo que le pone nervioso.

 

Modifica los estímulos

Si el problema de tu gato es que un ruido o estímulo similar le pone nervioso porque le da miedo o le resulta desagradable, una forma de solucionarlo es conseguir que empiece a ver ese estímulo como algo positivo. Para ello, dale un premio cada vez que ese estímulo aparezca. El miedo desaparecerá, y con él la ansiedad.

 

Música relajante

Puede parecer increíble, pero la verdad es que los animales también se relajan al escuchar música suave, ¡igual que nosotros! Prueba a poner música agradable cuando tu gato esté tan nervioso, ¡verás cómo mejora!

Cómo tranquilizar a un gato con trucos caseros

¿Y si nada funciona?

Si los métodos caseros para tranquilizar a tu gato no funcionan, es probable que tenga algún problema más grave, como ansiedad, depresión o enfermedades físicas. También puede ser que su entorno no sea del todo apropiado y esto le esté haciendo desarrollar problemas de comportamiento.

En estos casos, es muy importante que vayas al veterinario para que se pueda diagnosticar qué le ocurre y tratarlo con la terapia adecuada.

 

¡Ya sabes cómo tranquilizar a un gato! Ten en cuenta que es muy posible que haga falta algo de tiempo para corregir ese tipo de conductas, especialmente si están motivadas por el miedo. ¡Ten paciencia!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post