Cómo calmar a un gato hiperactivo

Cómo calmar a un gato hiperactivo

Tener un gato en la familia es una excelente decisión que te regalará montones de momentos entrañables y memorables. Sin embargo, es inevitable que a veces surjan algunas situaciones problemáticas. ¿Tu gato no para? En este artículo aprenderás cómo calmar a un gato hiperactivo. ¡Sigue nuestros consejos!

 

Cómo calmar a un gato hiperactivo

La hiperactividad y el estrés en los gatos a menudo son consecuencia de unos cuidados deficientes o problemas de salud. Para conseguir calmar a un gato hiperactivo:

Cómo calmar a un gato hiperactivo

Dale cariño y los cuidados que necesita

Si de verdad quieres saber cómo calmar a un gato hiperactivo, lo primero a lo que debes atender es a su bienestar. Haz que tu gato se sienta cómodo y querido dentro de la familia, este es el primer paso para templar su carácter.

¡Los gatos tienen mucha fama de ser independientes! Pero esto no significa que no se encariñen con sus familiares y que no quieran recibir afecto. ¡Dale a tu gato mucho cariño! Además, por supuesto, no olvides que debe tener todo lo que un gato necesita: una cama, arenero, comida y agua y juguetes.

 

Juega con él cada día

Los perros salen a pasear varias veces todos los días, no sólo para hacer sus necesidades, sino también para socializar y hacer ejercicio. Pero ¿qué pasa con los gatos? ¡También necesitan relacionarse y ejercitarse! Como no se les saca de paseo, lo ideal es jugar con ellos en casa todos los días. De esta manera gastará toda su energía, por lo que es ideal para calmar a un gato hiperactivo. Además, reforzarás tu vínculo con él y se sentirá muy bien.

Si tu gato destroza todo cuando no estás en casa, es que le sobra energía y está estresado. Cómprale un rascador para que pueda satisfacer esa necesidad.

Cómo calmar a un gato hiperactivo

Cuida su salud

La salud es imprescindible para el bienestar de cualquier mascota. Si tu gato tiene algún problema, será casi imposible que se sienta cómodo y que por tanto su comportamiento sea adecuado.

Recuerda que es primordial mantener a tu gato bien desparasitado, recuerda ponerle todas las dosis de antiparasitarios internos y externos, ¡incluso si no sale de casa es recomendable! A menudo los parásitos intestinales causan hiperactividad en gatos por el malestar que producen.

Por otra parte, debes estar en general atento a su salud. Si detectas síntomas de enfermedad, acude enseguida al veterinario.

 

Ya sabes cómo calmar a un gato hiperactivo, esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda. Si nada de esto da resultado, es posible que tu gato tenga arraigados problemas de conducta o algún problema psicológico. ¡Consulta a tu veterinario o a un etólogo si tu gato necesita tratamiento!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post