qué hacer con el gato en vacaciones

Qué hacer con el gato en vacaciones

Son demasiadas las personas que comienzan a planear sus vacaciones sin tener en cuenta a sus mascotas felinas. Y cuando ya casi están encima esos días de descanso fuera de casa, se hacen la pregunta… ¿qué hago con el gato en vacaciones? La realidad es que esto es algo que hay que plantearse con tiempo, pero, por suerte, hay varias respuestas posibles.

Qué hacer con el gato en vacaciones

Veamos cuáles son las opciones posibles a la hora de plantearnos qué hacer con el gato en vacaciones.

1. Llevarlo con nosotros

Por supuesto, la primera opción siempre debería ser llevarlo con nosotros. Para ello, hay que tener en cuenta los requisitos necesarios para el viaje.

Por ejemplo, si es se va a viajar en avión con el gato, hay que tener en cuenta las vacunas obligatorias para poder realizar el viaje, las características específicas del transportín, etc. Lo mismo si se viaja en barco o en otro medio de transporte que no sea un automóvil particular.

Además, hay que tener en cuenta que en esos casos, el gato también paga un billete y también que no todas las compañías de transporte permiten viajar a los animales.

En caso de viajar en coche personal, es más sencillo hacerlo respecto a lo mencionado, aunque también hay que tener en cuenta todas las medidas de seguridad necesarias para llevar al gato en el vehículo, así como todo lo referente a su comodidad.

Por otro lado, a la hora de llevarnos al gato de vacaciones con nosotros, si vamos a un alojamiento, por suerte cada vez son más las opciones pet friendly para ello, pero también en estos lugares el gato debe cumplir unos requisitos mínimos relacionados con su vacunación y desparasitación.

consejos para el gato en vacaciones

2. En casa, bajo supervisión de confianza

Los expertos suelen recomendar, en general, esta opción cuando se trata de gatos. Como sabemos, los felinos son animales muy territoriales y siempre se sienten mejor en su entorno habitual.

Por ello, una opción para aquellos que se van de vacaciones es dejar al gato en el hogar, siempre y cuando una persona de confianza acuda todos los días a vigilar que todo está correcto, hacerle un poco de compañía, alimentarle y rellenar su cuenco de agua.

En estos casos, lo ideal es que el felino conozca a dicha persona o que semanas antes de las vacaciones comience a relacionarse con la misma para que no sea una completa desconocida para el gato.

Además, lo adecuado es dejar el hogar sin ningún tipo de alteración, ni encargar trabajos de renovación mientras se esté fuera.

Por otro lado, se pueden instalar cámaras de vigilancia en la casa por las cuales observar al felino desde un dispositivo móvil y ver que todo está correcto. Incluso las más sencillas de estas cámaras permiten hablarle al gato y que este te escuche.

3. Ponerlo en manos de cuidadores

Otra opción para que el gato en vacaciones esté atendido es ponerlo en manos de cuidadores, aunque estos sean desconocidos.

Hay personas que ofrecen sus servicios como cuidadores de mascotas a domicilio, con lo que el gato no tendría que salir del hogar para ser atendido. En otras ocasiones, los cuidadores o familias ofrecen su hogar para acoger a los animales durante algunas temporadas.

Sin embargo, como indicábamos antes, los territorios desconocidos para los gatos pueden causarles mucho estrés.

Por ese motivo hay otras dos opciones posibles, pero que también podrían perjudicar en cierta manera la salud mental del animal:

  • Además de que un cuidador se lo lleve a su casa, también está la posibilidad de que lo haga un conocido. En ese aspecto por lo menos el choque por el cambio no sería tan grave.
  • Albergues y hoteles: hay establecimientos que se dedican a cuidar de las mascotas durante las vacaciones de los propietarios, cobrando una cantidad por días. Sí, como los alojamientos para personas.

tips para el gato en vacaciones

¡No le abandones!

Cómo veis, hay muchas posibilidades para que el gato en vacaciones esté cuidado. Por ello, lo que está claro es que la única opción que NO es posible, es el abandono.

Las vacaciones son uno de los periodos en los que más abandonos de animales se producen, precisamente porque muchas personas no se plantean, ni siquiera, el solicitar a un conocido que le eche una mano con sus mascotas. Un acto de irresponsabilidad que solo lo pagan quienes menos se lo merecen.

No te olvides de dar indicaciones

Teniendo en cuenta que, por suerte, no todos los dueños de mascotas son descuidados, para aquellos que vayan a dejar a su gato en vacaciones en manos de un tercero, cabe recordarles que lo ideal es dejar una nota con todas las indicaciones pertinentes.

Por ejemplo, la cantidad de comida a ofrecer al animal, los horarios de las mismas, si toma medicamentos o si tiene algún hábito extraño que es mejor considerar (por ejemplo, si el gato duerme sobre un armario es mejor decirlo, no vaya a ser que la persona que acuda a tu casa se vuelva loca porque no encuentra al felino).

Dicho esto, también es importante saber que, en ocasiones, a la vuelta de sus dueños tras las vacaciones, algunos felinos se muestran un pco distantes con ellos. Es normal, sobre todo si no están acostumbradon a que estos se alejen mucho tiempo. Sin embargo, si les demostráis vuestro cariño, en pocos días volverán a ser los mismos.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 6 =