mi perro se ha comido un calcetín

Mi perro se ha comido un calcetín: ¿qué hago?

Seguramente, cuando adoptaste a ese adorable peludito, nunca te llegaste a plantear la posibilidad de que algún día dijeses: “¡Mi perro se ha comido un calcetín!”. Pero ese día ha llegado (o puede llegar) y te asaltan las dudas. Veamos cómo puedes actuar para ayudar a tu mascota.

¿Por qué los perros se pueden comer un calcetín?

Puede ser que lo primero que nos venga a la cabeza es pensar: ¿por qué mi perro se ha comido un calcetín? Y es que esta actitud sucede con más frecuencia de lo que se piensa y así lo cuentan los profesionales.

Son muchas las urgencias médicas que llegan a los centros porque la mascota ha comido un elemento extraño y, muchas de esas veces, la ropa interior es su “plato”. Pero, ¿qué les motiva a morder y tragar esas prendas?

Por un lado, una de las razones es que la ropa interior es una fuente de olor de su propietario muy fuerte y ellos se sienten muy atraídos por ese olor. Debido a eso, especialmente cuando se sienten solos, si tienen la oportunidad de alcanzar una de estas prendas, no dudarán en raptarla.

qué hago si mi perro se ha comido un calcetín

Por otro lado, por la forma de los calcetines, estos son un juguete perfecto para ellos: pueden morderlos fácilmente, sacudirlos, lanzarlos, pelearse con otra mascota por ver quien se lo queda… y así empieza el juego, hasta que se lo comen. Además, al ser tan blanditos, la sensación en su boca al masticarlos es bastante agradable para ellos.

Por último, el aburrimiento puede ser la causa de que se coman el calcetín. Si el perro no sale de paseo lo suficiente, siempre está solo y/o no tiene juguetes con los que entretenerse, comerse un calcetín puede ser de lo más divertido para él.

Síntomas de que mi perro se ha tragado un calcetín

Más allá de pillar al can en el acto de tragarse el calcetín y no llegar a tiempo de impedírselo o darnos cuenta de que nos falta uno de ellos y sospechar, hay ciertos síntomas que indicarán que el perro se ha tragado el calcetín o cualquier cuerpo extraño. Para ello, deberemos fijarnos en:

  • El perro se encuentra apático.
  • Siente dolor abdominal.
  • No come.
  • Tiene diarrea.
  • Vomita o está intentándolo.
  • O no defeca.

Cualquiera de esas señales puede ser indicativo de que hay algo dentro del cuerpo del animal que no debería estar ahí.

¿Qué hago si mi perro se ha comido un calcetín?

Si se tiene 100% constancia de que el peludito se ha tragado el calcetín, se debe acudir de inmediato al centro veterinario para que induzcan el vómito al perro y de esta manera lo expulse. Esto es así porque normalmente por sí mismo no suele vomitar el calcetín, ya que este pasa muy rápido al duodeno o puede quedarse atrapado en el antro pilórico.

Si ya ha pasado tiempo desde la ingesta o no se sabe con seguridad que este sea el problema, pero se sospecha por los síntomas, también se debe acudir cuanto antes a un profesional para que este haga las pruebas necesarias que lo confirmen o no, y en caso de ser afirmativo, se averigüe dónde está alojado.

Una vez determinado dónde se encuentra el calcetín, hay varias opciones para que este abandone el cuerpo del animal.

hay que acudir al veterinario si el perro se come un calcetín

Vigilancia e intervención

Cuando el objeto se localiza con facilidad y no está provocando una obstrucción, se vigilará y controlará su movimiento por el intestino para ver si lo puede expulsar naturalmente. Sin embargo y a pesar de la vigilancia, esto puede provocar riesgos en el animal, pues en ningún caso se está exento de que pueda surgir una obstrucción.

Otra opción, si la prenda se encuentra en los primeros tramos del duodeno o en el estómago, es hacer una endoscopia y así extraerlo. Por último, si no existe esta posibilidad, habría que recurrir a la cirugía.

Actuar con rapidez si mi perro se ha comido un calcetín puede ser la diferencia entre que este viva o muera, pues la obstrucción intestinal es un asunto de mucha gravedad que puede hacer que el animal fallezca en horas. Esto es así porque con ella se impide el paso de las heces y gases por el intestino, se pueden necrosar los tejidos, se provocan desequilibrios hemodinámicos muy graves y el intestino puede acabar perforado.

Los canes son animales muy glotones y eso es algo que hay que tener presente siempre. Por ello, estar atentos a posibles síntomas que indiquen que han comido algo que no deberían es muy importante. Por último, no es muy aconsejable dejar pasar muchas horas esperando a ver si el perro lo expulsa por sí solo, pues si no se sabe con seguridad cuándo lo ingirió, la espera puede ser fatal.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × dos =