Mi perro tose

Mi perro tiene tos: te contamos todo sobre la tos en perros

Las personas tosemos a veces para eliminar algún elemento que está irritando nuestro sistema respiratorio. Sin embargo, también nuestros tosidos pueden ser síntoma de una enfermedad. En nuestro caso lo tenemos claro, pero, ¿qué pasa si mi perro tiene tos? Veamos qué significa la tos en perros.

¿Por qué mi perro tiene tos?

Como decíamos, la tos no es en sí una enfermedad. Se trata, más bien, de un síntoma de alguna afección del aparato respiratorio u otros órganos.

También, recordemos que si mi perro tiene tos puede ser, simplemente, que aparezca como un mecanismo reflejo de defensa para proteger su cuerpo de sustancias irritantes o cuerpos extraños.

Sin embargo, para conocer mejor las causas que pueden provocar la tos en perros, hay que diferenciar entre los tipos de tos en canes que existen.

Tipos de tos en perros

Si mi perro tiene tos, lo primero que debo hacer para averiguar su causa es diferenciar si se trata de una tos irritativa sin expulsión o tos húmeda con expulsión.

Tos irritativa

Se trata de una tos fuerte, seca, repetitiva y dura. Puede llegar a ser no solo molesta para el animal, sino también dolorosa.

Si la tos irritativa en perros persiste en el tiempo, se fortalecerá y puede provocar un círculo vicioso.

Cuando mi perro tose con tos irritativa, la mucosa se irrita y se daña debido a la inhalación de aire intensa, por lo que aumentará la irritación y la tos. Esta puede ser aguda o crónica.

Causas de la tos irritativa en perros

Para la tos irritativa aguda, las causas más comunes son:

  • Inhalación de sustancias irritantes, como humo.
  • Alergias en perros.
  • Inicio de una infección e inflamación del tracto respiratorio (como puede ser la tos de las perreras).
  • Parásitos.
  • Inhalación de cuerpos extraños, como líquidos o alimentos.
  • Presión en el cuello. Por ejemplo, a causa del collar y/o los tirones de correa.

En la tos irritativa crónica, las causas que encontramos son:

  • Tumores que presionan el tracto respiratorio, ganglios inflamados o un atrio engrandecido del corazón.
  • Parásitos.
  • Colapso de la tráquea.

por qué mi perro tose

Tos húmeda

Puede suceder que si mi perro tose, lo haga con expulsión de secreciones y provoque un traqueteo al toser. 

Normalmente, este tipo de tos va acompañado de arcadas y flemas que se expulsan tras la tos. Su causa, habitualmente, suele estar relacionada con los resfriados.

Diagnóstico de la tos canina

Acudir a un centro veterinario si mi perro tiene tos será esencial. El profesional realizará diversas pruebas para determinar qué ha causado la tos y, basándose en eso, determinará el tratamiento.

El tamaño del animal suele influir mucho, pues con frecuencia las razas pequeñas sufren colapso en la tráquea. Además, como tutores de mascotas, siempre tendremos que dar al veterinario toda la información que nos solicite sobre el asunto. Por ejemplo:

  • Si se trata de tos seca o húmeda.
  • Desde cuánto tiene la tos.
  • Si el perro tiene otras molestias.
  • Frecuencia de la tos.
  • Cuándo es más frecuente la tos (día, noche, al comer…).

Luego, el veterinario realizará un examen clínico completo. A veces es necesaria una radiografía del pulmón o tórax, un análisis de sangre, una tomografía, una resonancia magnética o una endoscopia.

Esto puede ser suficiente para aclarar por qué mi perro tose y establecer un tratamiento.

Tratamiento de la tos en perros

Tras determinar la causa, el profesional veterinario puede recomendar un tratamiento ajustado al caso.

En los casos de tos húmeda, se suelen administrar expectorantes o mucolíticos. Además, el descanso también será importante para fortalecer el sistema inmunitario del animal.

Para la tos más seca y grave, en ocasiones, la solución suele ser medicamentos como antibióticos, antiinflamatorios, broncodilatadores, etc. Todo dependerá del causante.

Tratamiento de la tos en perros

¿Se puede prevenir la tos en perros?

No siempre es posible prevenir la tos en perros, pero sí se pueden llevar a cabo ciertas acciones con tu mascota para protegerla frente a ella en la mayor medida posible:

  • Fortalece su sistema inmunitario con un estilo de vida saludable, una dieta equilibrada y ejercicio.
  • No dejes que tu perro entre en contacto con perros enfermos.
  • Cumple con el calendario de vacunación de tu mascota.
  • Desparasita a tu perro, tanto internamente como externamente.
  • No uses cerca de tu mascota productos tóxicos o con olores fuertes, como productos de limpieza o humos.
  • Usa arnés en lugar de collar para no presionar el cuello del animal.
  • Mantén su entorno y sus pertenencias limpias, especialmente de polvo.
  • Si tu can es un glotón y tose porque se atraganta con la comida, prueba con comederos antivoracidad.

La tos de las perreras

Mención especial requiere la conocida tos de las perreras o traqueobronquitis infecciosa canina por su peligrosidad.

Se trata de una tos constante, seca y fuerte, producida por una bacteria que ataca al sistema respiratorio. Dicha bacteria es la Bordetella Bronchiseptica y cuando el perro se contagia, se ubica en sus bronquios y tráquea, complicándole la respiración.

Se trata de una tos muy contagiosa, que, además, puede complicarse mucho más si entran en juego otros virus como el de la parainfluenza.

Por ello, requiere de una atención veterinaria urgente, pues con el tratamiento adecuado puede curarse. De lo contrario, podría complicarse muchísimo.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 4 =