mi perro tiene cataratas

¿Mi perro tiene cataratas?

Quizás hayas percibido algo extraño en el color de los ojos de tu perro. O, quizás, más allá de una señal física, hayas detectado comportamientos y movimientos erráticos en el animal. ¿Tendrá algún problema de visión? ¿Será que mi perro tiene cataratas? Descubre cuáles son las señales que indican que ese puede ser el problema.

¿Qué son las cataratas en perros?

Al igual que las personas, los perros pueden llegar a perder visión por la aparición de cataratas. De hecho, es uno de los motivos más comunes que llevan a un perro a quedarse ciego.

Hablar de cataratas es hablar de una rotura en el cristalino, provocando que sus fibras queden desalineadas y se produzca una opacidad en el mismo.

Esa opacidad tan característica es la que vemos en los ojos de nuestros peludos cuando tienen este tipo de problema, volviéndose su ojo u ojos de color blanquecino o azulado.

cómo saber si mi perro tiene cataratas

Las causas más comunes por las que se producen las cataratas en perros son:

  • Causas naturales por la edad. Aunque en este punto hay que aclarar que, en la vejez canina, muchas veces se confunde el endurecimiento del cristalino (esclerosis nuclear del cristalino) con las cataratas, porque con este problema también sus ojos se vuelven grisáceos. Sin embargo, en el caso del endurecimiento, no provoca problemas de visión como sí sucede con las cataratas.
  • Herencia. Pueden aparecer en perros jóvenes cuyos progenitores también padecen cataratas. Es una causa muy común.
  • Traumatismo o lesión. Por ejemplo, un arañazo de un gato o accidente que provoque la rotura del cristalino.
  • Inflamación no tratada correctamente.
  • Consecuencia de enfermedades como la diabetes canina.

Mi perro tiene cataratas: los síntomas

¿Cómo sé si mi perro tiene cataratas?

Si te haces esta pregunta, aquí encontrarás los síntomas o señales que te pueden indicar que ese problema existe.

Lo primero que debes saber es que en la mayoría de casos la aparición de las cataratas es progresiva. Al no ser la vista uno de los sentidos más desarrollados de los perros (recordemos que por encima están el sentido del olfato o del oído), aunque este vaya perdiendo la visión logrará ir adaptándose. Esto, a su vez, hace que nos cueste más detectarlo a tiempo.

Para empezar, un signo evidente es esa mancha que se presenta en el ojo y que es la opacidad del cristalino. Primero pueden ser manchas pequeñas, pero, finalmente, se quedará esa mancha uniforme en el ojo.

Otros síntomas que se pueden presentar si mi perro tiene cataratas es la sensibilidad a la luz. Se puede comprobar cómo el perro mueve inmediatamente la cabeza si recibe luz directamente a los ojos.

Debido a la pérdida de visión, los movimientos del animal pueden volverse más inseguros. Aunque, como hemos dicho, suelen acostumbrarse, y más si conocen bien las zonas por las que transitan, es posible que más de una vez choquen contra paredes, muebles, etc.

Si la causa es un traumatismo, puede aparecer conjuntivitis. La uveítis y el dolor ocular también suelen ser señales.

Del mismo modo, si la causa es una enfermedad, como puede ser la diabetes, entonces los síntomas serán los de la patología. Entre ellos: aumento de la cantidad de agua bebida y, por consecuencia, de la orina; apatía y cansancio; mala cicatrización de heridas; pérdida de peso; etc.

¿Hay solución si mi perro tiene cataratas?

Sí, existe solución al problema de cataratas en perros. La más eficaz es la cirugía que consiste en la extirpación del cristalino y su sustitución por una lente intraocular.

qué hacer si mi perro tiene cataratas

Dicha intervención no proporcionará al perro la recuperación al 100% de la visión previa a las cataratas, pero sí que le aportará gran parte de ella.

A priori, no es una operación compleja, sin embargo, no en todos los casos se puede realizar, pues hay que tener en cuenta otras condiciones del perro. Por ejemplo, su salud general.

En el caso de llevarse a cabo la cirugía, esta se complementará con la administración de gotas antiinflamatorias y antibióticos, y revisiones periódicas.

En los casos en los que las cataratas aún están en su comienzo, el empleo de ciertas gotas recomendadas por el profesional veterinario pueden mejorarlas.

Por otro lado, están los consejos preventivos. Por ejemplo, los antioxidantes en su alimentación pueden retrasar el avance de las cataratas. Las vitaminas A, C y E son algunas de las más indicadas para ello.

¿Todos los perros pueden sufrir cataratas?

Por si te preguntas “¿mi perro tiene cataratas o por su edad o raza no debería?”, la respuesta es que ningún perro esta exento de padecer este problema.

La principal razón es que ya hemos dicho que una de las causas que pueden provocar cataratas en los canes es un traumatismo o lesión. Y, por desgracia, hay ocasiones en las que esto no se puede evitar.

Luego están los casos en los que las cataratas son hereditarias. En esos casos puede suceder desde el nacimiento o desarrollarse a medida que el perro crece, hasta alcanzar los 5-7 años de edad.

Por otro lado, hay algunas razas de perros que pueden ser más propensas a padecer este problema ocular. Entre dichas razas se encuentran el Labrador retriever, el Golden retriever, el Caniche, el Fox Terrier de pelo alambre y de pelo liso, el Cocker Spaniel, el Husky siberiano, el Pequinés o el Shih tzu, entre otros.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =