Mi perro es territorial

Mi perro es territorial: ¿por qué? ¿Qué puedo hacer?

El comportamiento territorial en los perros es algo que va en su naturaleza, aprendido de sus antepasados los lobos. Aunque tu mascota es un animal doméstico hay ciertos aspectos instintivos que siempre conservará. Si te preguntas por qué tu perro es muy territorial y qué hacer ante ello, te invitamos a seguir leyendo.

¿Qué es el comportamiento territorial en perros?

El comportamiento territorial es una forma de aprovecharse de los recursos existentes y cercanos que utilizan los animales e, incluso, algunas plantas.

Cuando hay un grupo de individuos de la misma especie en un espacio y deciden que este les pertenece, lo delimitan marcándolo con feromonas o señales, que pueden ser tanto visuales como sonoras. De esta manera le dicen a cualquiera que pretenda acercarse que ese sitio les pertenece y será defendido.

En el momento en el que el clan tenga que defender su territorio usará un comportamiento que se llama agonístico. Si ese comportamiento se produce entre animales de la misma especie, siempre es precedido por unas actitudes amenazantes, con las cuales intentan evitar las luchas directas.

Comportamiento territorial en perros

¿Cuándo sé que mi perro tiene un comportamiento territorial?

Puede que pienses que tu perro es territorial, pero a lo mejor no es así. Analicemos cuándo sí los es.

Cuando se va a estudiar la territorialidad en un perro, conviene hacerlo dentro de un mismo grupo social. La territorialidad nunca la dirigirá hacia ti como propietario, así que si creías que era por eso, es un error.

El comportamiento territorial solo aparecerá para evitar conflictos y solo mostrará su carácter si siente que tiene que responder ante una situación.

Un perro territorial no es el que más gruñe, ni el más intranquilo. El líder territorial es todo lo contrario con sus compañeros de especie: es el que mantendrá al grupo lo más calmado posible.

Para que entiendas un poco mejor, te ponemos un ejemplo sencillo. ¿Cómo te sentirías si un desconocido trata de coger algo que es tuyo, sin permiso y sin que sepas el motivo? Seguro que si piensas en tu reacción, entiendes por qué un perro es territorial.

Y, por esa misma razón, también es comprensible que la comida, el agua o incluso el apareamiento también esté relacionados con un comportamiento territorial.

No confundir territorialidad con protección de recursos

Puede pasar que al intentar quitarle un juguete a tu perro o un trozo de comida que se te ha caído y él ha recogido, reacciones de forma agresiva.

Eso no se asocia con la territorialidad, sino con la protección de los recursos.

La persona que intenta retirar ese recurso lo hace, en muchos casos, porque cree que debe ser la dominante, pero eso el perro no lo va a entender. Tu mascota solo verá que le estás intentando quitar algo que es para su disfrute.

Señales que indican que un perro es territorial

Algunas de las señales que indican territorialidad en los perros son:

  • El perro defenderá objetos y personas mediante formas de agresión protectora.
  • El can intentará proteger un espacio o zona que haya marcado como suya.

Señales que indican que un perro es territorial

¿Cómo lo defenderá? Puede ser de diferentes maneras: gruñir, ladrar, orinar, enseñar dientes o morder.

¿Qué hacer si tu perro es territorial?

Como hemos explicado, la territorialidad es una conducta normal que se desarrolla por naturaleza. Por ello, hay que tener muy en cuenta lo que comentamos:

  • Proporciona ambientes tranquilos: para poder trabajar la conducta en perros, el can debe encontrarse en estado mental relajado y muy receptivo.
  • Evita los castigos y los gritos: cualquier acto negativo hacia el perro ante síntomas de territorialidad puede empeorar la situación.
  • No pierdas la paciencia: hay que ser constantes y muy conscientes de que el trabajo con un animal no es igual que la enseñanza de un humano. El perro no va a entender nunca el motivo de un enfado.
  • Presta atención a las señales: cada conducta va precedida de señales precursoras. Presta atención a las mismas para prevenir las respuestas agresivas del perro.
  • Ofrece alternativas: si el perro es territorial frente a otro perro, no le quites el recurso que está protegiendo. Debes darle una alternativa positiva que le motive a abandonar esa conducta.
  • Consulta a un profesional: si el comportamiento de tu perro empieza a derivar en conductas peligrosas, lo ideal es que acudas a un etólogo canino para que te ayude a corregir ese comportamiento.

Por último queremos recalcar la diferencia entre un perro dominante y un perro territorial.

La dominancia tiene sentido en un grupo jerárquico para evitar conflictos entre los miembros del mismo. Cuando un perro es territorial no tiene mucho que ver con su posición jerárquica sino con sus posesiones, aquello que considera valioso.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =