Estrés en loros

Estrés en loros: todo lo que debes saber

Los loros, como cualquier animal, precisan de visitas veterinarias por simple rutina o en caso de necesidad por presentarse alguna dolencia física. Los problemas de comportamiento son una cuestión de mayor gravedad, ya que en ocasiones es difícil conocer los motivos que los causan. Hablemos, por ejemplo, del estrés en loros.

Las causas del estrés en loros

Los motivos por los que un loro puede sufrir estrés son varios.

Causas físicas

El estrés puede ser producido por causas físicas, debido al malestar ocasionado por dolores, accidentes, infecciones y demás enfermedades.

El loro que siente un malestar constante perderá calidad de vida también a nivel emocional, provocándole problemas como la ansiedad o el estrés.

Causas sociales

Algunas aves psitácidas, como son los agapornis o los periquitos, son animales sociales y suelen vivir en parejas monógamas durante toda la vida. Por ese motivo, la falta de compañía puede ser otra de las causas del estrés o incluso, la depresión en loros.

Por otro lado, y relacionado con este aspecto, cuando se trata de un loro grande que vive acompañado, hay que tener cuidado con el espacio en el que viven.

Este debe ser lo suficientemente grande para ambas aves, pues, de no serlo, el estrés aparecería por incomodidad. Incluso, podrían atacarse entre sí.

Causas del estrés en loros

Causas mentales

Los loros son animales muy inteligentes que necesitan de una estimulación mental constante para su bienestar.

De no ser así, pueden desarrollar conductas agresivas, estereotipias, conductas de autolesión, etc.

Causas ambientales

En libertad, los loros están acostumbrados a cubrir largas distancias en el día a día con el fin de obtener comida, relacionarse y reproducirse.

También es importante la condición climatológica del lugar en el que viven: lugares húmedos, con temperaturas templadas-altas, lluviosos…

Hay que entender que cuando el loro vive en una jaula, estas condiciones no suelen darse, especialmente la del espacio.

Por ello, entre las causas ambientales que más suelen provocar estrés en loros, están:

  • La jaula demasiado pequeña.
  • Temperaturas demasiado bajas (lo ideal es que esta esté entre los 20ºC y los 25ºC).
  • Cambios constantes en la rutina.
  • Un ambiente muy sucio.

Síntomas del estrés en loros

Los loros son aves algo complejas que requieren, como hemos visto, de ciertas atenciones que le impidan enfermar. Por ello, es normal que aparezca el estrés en loros si no se gestionan bien sus cuidados.

Algunas de las señales más frecuentes que indican que el loro sufre este problema, son las que siguen.

Síntomas del estrés en loros

  • Si el loro se arranca las plumas, es señal innegable de que algo no va bien en él. Es lo que se conoce como picaje. Si no ves a tu loro haciéndolo, fíjate en si tiene plumas en la cabeza. Un loro con estrés se arrancará las plumas, pero evidentemente no las de su cabeza. Ahí puede ser estrés. Si la caída de plumas es general, entonces puede tratarse de otra enfermedad.
  • Estereotipias: andar en círculos, balancearse continuamente, sacudir la cabeza… las conductas repetitivas sin sentido son otro de los síntomas de estrés en loros
  • Vocalización exagerada. Especialmente cuando el loro grita mucho.
  • Miedo. Puede suceder que el ave muestre conductas de huida o rechazo cuando antes no era así. Por ejemplo, una señal es que el loro no quiere salir de la jaula.
  • Conductas agresivas. El animal puede empezar a mostrarse agresivo con las personas y otras aves, o bien con su jaula, golpeando o mordiendo los barrotes.
  • Autolesiones. Debido al estrés, el animal puede comenzar a autolesionarse a sí mismo, más allá de arrancarse las propias plumas.

Prevención del estrés en loros

Llegados a este punto quizás te preguntes si todas esas señales negativas derivadas del estrés en loros se pueden prevenir.

La realidad es que no se pueden evitar siempre al 100%, pero sí hay cuestiones que puedes tener en cuenta para prevenirlo todo lo que sea posible.

Prevención del estrés en loros

El enriquecimiento ambiental

El enriquecimiento ambiental para loros es uno de los factores fundamentales para evitar el estrés en loros, pues de ofrecerlo correctamente, quedarán cubiertos elementos tan esenciales como:

  • La alimentación.
  • La interacción social.
  • El entorno.
  • Los accesorios y juguetes de la jaula.

Rutinas

Los loros tienen que cumplir sus rutinas diarias. Por ejemplo, hay que fomentar el forraje o lo que es lo mismo, la búsqueda de alimento.

Además, hay que cumplir con las rutinas de limpieza, de alimentación y de descanso. Debes tener en cuenta que un loro tropical suele dormir unas 12 horas diarias. Por ello, es importante que cubras su jaula por la noche para evitar que la luz lo despierte antes de lo previsto.

No descuides jamás su entretenimiento

Aunque este factor entraría dentro del enriquecimiento ambiental, queremos recalcarlo por la gran importancia que, como hemos dicho, tiene la estimulación mental para los loros.

Proporciónale juguetes estimulantes, interactúa con él todos los días y permítele que salga de la jaula unas 2-3 horas diarias para que vuele con más soltura en una estancia segura.

¡Evitar el estrés en tu loro está más en tus manos de lo que imaginas!

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 17 =