Entérate de todo sobre los periquitos australianos

Entérate de todo sobre los periquitos australianos

Los periquitos australianos son una mascota divertida y fácil de cuidar, ideal para cualquier persona amante de las aves. Además, son muy longevos: un periquito australiano bien cuidado puede vivir incluso más de 15 años. ¡Eso es más de lo que viven la mayoría de perros y gatos!  ¿Quieres saber más sobre ellos y cómo cuidarlos? ¡Empezamos!

Cómo son los periquitos australianos

Cómo son los periquitos australianos
(Foto via: expertoanimal)

¡Los periquitos australianos son sorprendentes! Son extremadamente sociables, tanto con otros pájaros como con las personas.

Son aves de tamaño mediano-pequeño, alrededor de 50 o 60 gramos de peso, muy vistosas por su colorido plumaje. El color más habitual es el azul, pero hay más variedades, con tonalidades blancas, amarillas, verdes, arlequín…

¿Sabías que se puede saber el sexo de estas aves sólo observando el color de la cera que tienen sobre su pico? Los colores violetas o azulados son propios de los machos, mientras que los rosados o color tierra pertenecen a las hembras.

No llevan muy bien la soledad. Los periquitos australianos viven en grupos cuando se encuentran en su estado salvaje. En el ámbito doméstico es recomendable que no pasen demasiado tiempo solos, porque se deprimen muy fácilmente. ¡Un ave deprimida corre riesgo de morir!

El carácter de los periquitos australianos

El carácter de los periquitos australianos

Los periquitos australianos son muy curiosos y juguetones, necesitan juguetes en la jaula, como columpios. Además, es importante poner espejos: al verse reflejados se sentirán en compañía. Así conseguimos mantenerlos entretenidos y activos.

También son activos a la hora de piar, son muy alegres y comunicativos y “hablan” mucho. Por la noche, para que se relajen y puedan dormir, lo mejor es tapar su jaula con una tela. Mientras haya luz, seguirán despiertos queriendo jugar. ¡No paran!

Cómo alimentar al periquito australiano

Cómo alimentar al periquito australiano

Los cereales y las semillas son la base de la alimentación de estas aves. En las tiendas de animales encontrarás alimentos equilibrados y saludables para el periquito australiano. Este alimento seco se puede complementar con frutas y verduras frescas, como manzana, pera, lechuga u hojas de espinaca, cuidando siempre de retirarlo cuando se oxiden. Si tu periquito come vegetales oxidados, ¡podría enfermar!

Sus huesos, al ser huecos, necesitan calcio para mantenerse fuertes, por lo que es necesario colocar una piedra de calcio para que vaya picando. También puedes diluir en su agua algún suplemento vitamínico.

Entorno y jaula del periquito australiano

Aunque sean pequeñitos, los periquitos australianos no deben vivir en una jaula pequeña; siempre deben tener espacio amplio y disponible para moverse con libertad. Ten en cuenta también que tendrás que aumentar el tamaño de la jaula en función de cuántos periquitos tengas. Más o menos, si tienes dos, hazte con una jaula de 60x60x40 cm. Así podrán volar con libertad y además tendrás espacio para colocar sus juguetes.

Entorno y jaula del periquito australiano

¿Cómo preparar la jaula de tu periquito? En el fondo puedes colocar papel reciclado o de periódico para cubrir la bandeja y que sea más fácil la limpieza. El comedero y el bebedero te recomendamos que sean de cerámica, ya que son más higiénicos que los de plástico, que acumulan más bacterias y hongos.

Busca un lugar tranquilo y bien iluminado, pero donde no dé el sol directo ni haya temperaturas muy altas ni muy bajas. ¡El entorno será determinante en la felicidad y salud de tu mascota! En invierno, procura tener la jaula dentro de casa.

La jaula hay que limpiarla de con frecuencia. Utiliza lejía diluida en tres partes de agua para acabar con todas las bacterias y posibles parásitos.

Por otro lado, recuerda que son muy importantes las revisiones periódicas en el veterinario y las desparasitaciones. Lo mejor es acudir a un veterinario especializado en animales exóticos.

 

¿Preparado para hacer feliz a tu periquito australiano?

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post