Qué tipos de jaulas para periquitos existen

Qué tipos de jaulas para periquitos existen

Si quieres tener uno o varios periquitos, ¡la jaula es fundamental! Pero ¿cómo saber cuál es la más adecuada para tu caso? No vale cualquiera, dependiendo de las circunstancias puede ser ideal un tipo u otro. ¡Te ayudamos a elegir entre todas las jaulas para periquitos!

Cómo deben ser las jaulas para periquitos

Cómo deben ser las jaulas para periquitos

Aunque a veces lo puedas dejar salir, tener una jaula para periquitos es muy necesario. Pasará ahí la mayor parte del tiempo, además de que tendrá su agua, comida y resto de bienes necesarios. La jaula debe ser espaciosa para que se mueva con libertad y sin agobios. Además, ¿sabías que a los periquitos les encanta escalar? Por eso, es necesario que todos o al menos algunos de los barrotes de la jaula sean horizontales. Además, es importante poner barras de apoyo dentro de la jaula, que sustituyen a las ramas que encontraría en su estado salvaje. En estos palos transversales, los periquitos se apoyan y también los utilizan para dormir.

Asegúrate de surtir tu jaula para periquitos con todo lo necesario, ¡pero tampoco la satures! Si tiene un exceso de juguetes o barras, le robarás mucho espacio y apenas podrá moverse.

Un consejo: si dudas entre dos tamaños, ¡escoge la más grande! Una jaula nunca será demasiado grande, pero sí puede ser demasiado pequeña.

El material ideal de las jaulas para periquitos es el acero inoxidable o cromado, con pintura sin plomo. Y también asegúrate de que los barrotes son firmes y la cabeza de tu periquito no cabe entre ellos. Evita las jaulas redondas o de formas rebuscadas, ya que limitan mucho el espacio de vuelo y desorientan a los periquitos.

Elegir jaula para una pareja de periquitos

Elegir jaula para una pareja de periquitos

Si vas a tener más de un periquito, tendrás que tener varias cosas en cuenta:

  • Los periquitos se emparejan de por vida, así que si tienes varios, deberás tener el mismo número de machos que de hembras para evitar conflictos.
  • ¡Tampoco es así de fácil! Hay periquitos que sienten celos y no toleran juntarse con otros. Para juntar a varios periquitos en una misma jaula, puede que necesiten pasar un tiempo separados hasta que se acostumbren el uno al otro. Si los juntas de repente, ¡podrían pelearse!
  • Si vas a tener dos periquitos, busca una jaula más ancha que alta de unas medidas mínimas de 120x70x90 cm. Si es más, ¡aún mejor!
  • Puedes tener más de una pareja si lo deseas, pero recuerda: siempre número par, ¡y mismo número de hembras que de machos!
  • Si tienes espacio en el jardín, en vez de jaula puedes construir una voladera: un habitáculo con palos fijos y redes que permiten volar a muchos pájaros juntos.
  • Es interesante valorar la opción de comprar una jaula divisible. Esto permite separar a los pájaros en caso de enfermedad, pelea, o a los machos y hembras en determinados momentos. Por supuesto, la jaula debe tener un tamaño suficiente para que los pájaros vivan cómodos incluso cuando el espacio está dividido.

Jaulas para crianza de periquitos

Jaulas para crianza de periquitos
(Foto via:canalmascotas)

Como hemos visto, las jaulas para periquitos pueden ser muy variadas, y no hay una ideal, sino que depende de las circunstancias y necesidades de cada uno.

Si vas a criar periquitos, tendrás que hacerte con una jaula especial para este fin. Necesitan una jaula larga, para tener espacio para volar, pero no demasiado alta, ya que los polluelos podrían caer durante los primeros días de vuelo.

Si vas a criar muchos a la vez, una voladera puede ser una opción mejor que las jaulas para periquitos. Si tienes espacio suficiente, ¡no dudes en hacerlo! Otras jaulas de cría más grandes dan opción a dividir en diferentes secciones.

Cosas qué debes saber sobre las jaulas para periquitos

Cosas qué debes saber sobre las jaulas para periquitos

Si vas a tener varios periquitos, deberás poner en la jaula dos comederos y bebederos como mínimo, dependiendo de la cantidad de aves. Además, revísalos cada día: renueva el agua y vigila la comida; algunas veces los periquitos quitan las cáscaras del alimento, que va cayendo encima.

Si encuentras mucha cáscara, puedes soplar con una pajita para retirarla y hacer que puedan volver a comer. Si tuviera demasiada cáscara o estuviera muy mezclado, lo mejor es tirarlo todo y poner comida nueva.

Si tienes una pareja y quieres que críen, necesitas adosar a las paredes un pequeño nido para ello. Lo encontrarás en tiendas especializadas.

Para facilitar la limpieza de la jaula, cubre el fondo con mineral gritt o grava.

Los periquitos necesitan bañarse de vez en cuando, así que toda jaula para periquitos deberá tener un recipiente con agua, una “bañera”. ¡Pero no permanente! Ya que podrían defecar en ella y bebérsela. Lo ideal es ponerla cuando creas que le hace falta bañarse y luego retirarla otra vez.

Lo que sí deben tener siempre disponible es un hueso de sepia, lo utilizan para limarse el pico, que si no, crece en exceso. Además, les aporta un extra de calcio.

Dar a mi periquito alimentos frescos

Dar a mi periquito alimentos frescos

¡Los alimentos frescos son muy buena opción para los periquitos! De hecho, incluso existen complementos para colocarlos en la jaula de manera más cómoda e higiénica. De todos modos, no es necesario: puedes colocar trozos de comida y que queden sujetos entre los barrotes.

Algunos de los alimentos aptos para periquitos son:

  • Manzana
  • Plátano
  • Espinacas frescas
  • Naranja
  • Escarola
  • Zanahoria
  • Pera
  • Rúcula

Dáselos siempre lavados, pelados si corresponde y retíralos al final del día. Si se oxidan o se pudren pueden ser perjudiciales para ellos.

 

¿Sabías todo esto sobre las jaulas para periquitos? ¡Esperamos haberte ayudado a encontrar la mejor para ti!

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post