cómo son los sentidos de los gatos

Los sentidos de los gatos: ¡todo lo que debes saber sobre ellos!

Pocos se han cuestionado la superioridad del ser humano por encima de los animales. Y si alguien lo ha hecho, seguro que lo han tachado de loco. Sin embargo, si nos paramos un poco a analizar las capacidades sensoriales de algunas de nuestras mascotas, podemos darnos cuenta de que nos dan mil vueltas en ciertos aspectos. ¡Hoy hablamos de los sentidos de los gatos!

¿Cómo son los sentidos de los gatos?

Si quieres saber qué es lo que hace que tu felino sea un animal tan inteligente, ágil y diferente, te invitamos a continúes leyendo. Uno por uno vamos a hablarte de las peculiaridades de sus 6 sentidos. Sí, has leído bien: ¡6 sentidos! Y es que parece los gatetes tienen uno extra. ¡Comencemos!

los sentidos de los gatos

El oído

Es indiscutible que muchos animales tienen el sentido del oído muchísimo más desarrollado que nosotros. Sobre todo, lo puedes comprobar con los perros y los gatos si los tienes en casa. ¡Son capaces de oír cosas imperceptibles para ti!

El oído de los gatos es muy sensible, especialmente frente a los tonos agudos, en lo que superan a los perretes. ¡Por eso es tan importante que limpies sus orejas siempre que sea necesario!

Además, si oyen algo que les interesa, pueden girar una o las dos orejas gracias a los 27 músculos que conforman cada una en la dirección adecuada para encontrar así el origen del sonido.

Nosotros como mucho podemos moverlas levemente y no todo el mundo tiene ese “talento”.

los oídos de los gatos

El tacto

¿Sabes que los bigotes de los gatos son mucho más que unos pelos largos en su cara? ¡Y es que en ellos se encuentra concentrado el sentido del tacto!

Los bigotes de los felinos, también conocidos como vibrisas, no solo se encuentran en su rostro: también tienen por detrás de sus patas delanteras, en el mentón, y a los lados y por encima de sus ojos. Lo que pasa es que estos bigotes son más pequeños que los del hocico y menos apreciables. ¡Pero son igual de importantes!

los sentidos de los gatos

Esos pelos duros tienen unos receptores nerviosos que son sensibles a la presión y corriente del aire y al movimiento, por lo que les ayudan en cada paso que dan a analizar su entorno.

¡De ahí que sea tan importante no cortarle nunca los bigotes o tirar de ellos!

Por su parte, las almohadillas que tienen en las patas, además de servirles para amortiguar sus pasos, les ayudan a comprobar la temperatura de las superficies que tocan.

La vista

Otro de los sentidos de los gatos que más favorable le son es el de la vista.

Los gatetes tienen la facultad de ver tanto con luz como en la penumbra (con un mínimo de luminosidad). ¡Cuántos dedos pequeños del pie humano no se hubiesen roto con esa cualidad!

Tienen un campo de visión superior al nuestro, de más de 200º, aunque con poca luz los detalles se les escapan. Sin embargo, lo compensan con otros sentidos, ya que, como decíamos antes, los bigotes les ayudan a detectar movimientos y objetos. Esquivar las cosas en las oscuridad no es un problema para ellos. ¡Y cazarlas tampoco!

Además, los ojos de los gatos esconden muchas curiosidades. Por ejemplo, podemos averiguar si un gato se encuentra enfadado o feliz mirando sus pupilas. ¡Ah! Y al contrario de lo que muchos piensan… ¡ven a color! No todos los colores que nosotros vemos, pero sí alguno.

los sentidos de los gatos la vista

El olfato

¡Otro de los sentidos de los gatos más importantes para ellos y que sobrepasa al humano!

La sensibilidad olfativa de los felinos viene dada por la superioridad de células olfativas respecto a las humanas.

Esto les es muy útil a la hora de localizar su arenero, sus objetos y sus presas, además de para detectar su territorio tras haberlo marcado y sentirse seguros en el.

los sentidos de los gatos el olfato

Además, en el paladar poseen un el órgano conocido como órgano de Jacobson o vomeronasal y que les da la facultad de detectar sabores a través del olfato, en lugar de por el gusto. Y es que el gusto es el único sentido que les cojea un poco a los gatos. ¡Veamos por qué!

El gusto

El gusto es el único sentido de los gatos que no está tan desarrollado como los demás.

Tienen menos papilas gustativas que los humanos, por lo tanto, hay algunos sabores que son incapaces de detectar. Por ejemplo, el dulce.

Por suerte para ellos, al ser animales carnívoros, su dieta debe ser rica en proteínas, con lo cual, que no sepan lo que es el dulce no es un problema.

los sentidos de los gatos el gusto

Sin embargo, aunque la lengua del gato no le ayude a detectar algunos sabores, esta es muy peculiar. Y es que contiene una especie de agujas que le ayudan en su aseo diario (funciona como un peine).

¿Y qué hay de ese sexto sentido del que hablábamos?

Esto no es una invención. Son muchos los expertos que hablan de una capacidad de los felinos que parece única en su especie. Es el sentido de la orientación.

No solo se trata de gatos que salen cada día y vuelven más tarde, sino de gatos extraviados que han encontrado el camino a casa recorriendo miles de kilómetros.

Si hablamos de tecnicismos, los profesionales suelen decir que los gatos parecen tener una cualidad interna que les facilita sentir el campo gravitacional de la Tierra y les ayuda a encontrar siempre su hogar.

Puede que se trate sencillamente de que hacen uso de todos los sentidos para saber por dónde moverse (las vibrisas para reconocer su entorno, el fino oído para detectar sonidos familiares, etc.), pero lo cierto que casi siempre consiguen volver.

¡Y nosotros a veces ni con Google Maps nos ubicamos!

el sexto sentido de los gatos

Como ves, los sentidos de los gatos son los encargados de hacerles unos seres tan especiales. Ahora que los conoces un poco más, ¡seguro que los miras con otros ojos!

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.