lenguaje corporal de los conejos

Lenguaje corporal de los conejos: cómo entender a estos animalitos

Si tienes un conejito como mascota ya te habrás dado cuenta de que es un animalito muy inteligente: aprende trucos, puede reconocer su nombre… Sin embargo, no puede decirnos con palabras lo que siente o quiere. Por ello, es esencial para entender a un conejo, saber interpretar sus gestos y movimientos. ¡Hablemos del lenguaje corporal de los conejos!

Interpretando el lenguaje corporal de los conejos: esencial para entenderlos

Cuando quieras entender a tu conejo, fíjate bien si tiene alguna de estas actitudes.

entender a los conejos por su lenguaje corporal

Realiza movimientos rápidos de nariz olfateando todo

Algo nuevo hay a su alrededor y siente curiosidad. Bien puede ser un elemento desconocido en su territorio o que él mismo entre en una nueva estancia. Cuanto mayor sea la curiosidad, más rápido moverá la nariz.

Muerde los barrotes de su jaula

Al igual que en el caso de que un hámster muerda los barrotes de su jaula, tampoco es un indicativo positivo que lo haga un conejo.

Con ese comportamiento está tratando de llamar nuestra atención para que le saquemos, especialmente cuando necesita descargar energía correteando libre por una estancia segura.

Se arranca el pelaje y hace un nido con ellos

Esta es una actitud muy frecuente en las hembras cuando están embarazadas. Sienten la necesidad de crear una cama/refugio para cuando nazcan sus crías y por ello, se arrancan el pelo para hacerlo.

También puede pasar que, sin estar embarazada realmente, sufra un embarazo psicológico que le lleve al mismo comportamiento.

Usa las patas traseras para golpear el suelo y hace ruido

Sí, entre las señales que nos da el lenguaje corporal de los conejos, este es uno de los comportamientos más fáciles de distinguir. Significa que tienen miedo o se sienten amenazados.

En libertad, ese ruido que realizan al golpear el suelo con sus patas traseras es el que da el aviso al resto de conejos de que una amenaza anda cerca.

También pueden mostrar esta actitud si están enfadados y quieren llamar nuestra atención. ¡Ya hemos dicho que son muy listos!

cómo entender el lenguaje corporal de los conejos

Da vueltas sobre sí mismo

Normalmente, cuando los ponemos junto a nosotros en modo de cariño, que un conejo dé vueltas sobre sí mismo es señal de que quiere diversión.

Eso siempre y cuando no haya otros síntomas negativos, ya que si lo hace compulsivamente puede tratarse de estrés en el conejo.

Mete su cabeza entre nuestros dedos

Si conoces el lenguaje corporal de los conejos, esta es una señal inequívoca de que reclama nuestras caricias. Aprovecha ese momento y dale todos los mimos que quiera. ¡Es muy importante que se creen vínculos entre ambos!

Dirige las orejas hacia atrás

¡Uff! Eso no es buena señal. Suele indicar enfado en el conejo y si, además, sitúa su peso en las patas traseras es que va a atacar.

Pierde el apetito, sus heces son diferentes y muestra apatía

No debes dejar que pasen más de 24 horas desde que el conejo empezó con esta actitud. Si es algo que le ha sentado mal, no debería tardar más de un día en comenzar a recuperarse, pero si es algo más grave, podría prolongarse y necesitar atención veterinaria.

entender el lenguaje corporal de los conejos

Se mueve alrededor de nuestros tobillos dando vueltas

Si tu conejito no ha sido castrado, esta es una señal de que está en celo.

Se limita a ignorarnos

Si por alguna razón hemos hecho enfadar a nuestro conejo, es muy probable que nos ignore.

También puede pasar que, al principio de nuestra relación, se muestre muy distante por su timidez y desconfianza y nos dé la sensación de que nos ignora.

Se sitúa en el sitio más alto al que llega

¿Has visto a tu conejito elevarse apoyándose sobre las dos patas traseras? Siente curiosidad y esa visión elevada le permite analizar mejor el entorno.

De la misma manera, si consigue trepar y subirse, por ejemplo, al respaldo del sofá, estará sacando de paseo su instinto más curioso y observador.

Te da la espalda

Es una señal de que no está nada receptivo a ti. Lo normal es que además se aleje lo más posible de donde estás. Mejor dejarle solo.

Gruñe o emite sonidos

Al igual que es importante entender el lenguaje corporal de los conejos y sus movimientos, y saber, por ejemplo, que si dirige las orejas hacia atrás es símbolo de enfado, los sonidos también son importantes.

Los gruñidos y gritos son señales también de enfado. Si esto pasa, es mejor que lo dejes tranquilo durante un buen rato.

entendiendo el lenguaje corporal de los conejos

Tiene los ojos muy saltones y se le acelera la respiración

Está en alerta porque algo le ha provocado miedo. Además, si sienten temor, suelen tensar los músculos de la cara y apretar las orejas contra los lados de su cabeza, como para hacerse menos visibles.

Suelta un chillido agudo y fuerte

Estos son problemas graves. El conejo ha sentido pánico o un dolor tan intenso que puede estar cerca de la muerte.

Usa su barbilla para frotarse con todo

Con ese gesto quiere dejarte claro algo: eso que acaba de frotar, ¡es suyo! Y es que los conejos poseen en su barbilla unas glándulas que desprenden olor y que les sirven para marcar lo que consideran suyo.

Salta mucho

No te preocupes. Si ves a tu conejo saltar como un loco y corre después, ¡es que está muy feliz!

Se tumba

Si tu conejo ha decidido tumbarse a tu lado, puedes ser muy feliz: ¡se siente cómodo contigo y confía en ti! Dos conejos que se quieren pasarán mucho tiempo tumbados juntos, por lo que, si lo hace contigo, es su forma de decirte que siente cariño hacia ti.

Si se tumba solo debes observar sus patas. Si tiene las patas traseras estiradas hacia un lado, puedes asegurar que se siente completamente seguro y tranquilo. Si, por el contrario, las tiene recogidas, es que hay algo en el entorno que no le termina de convencer y prefiere estar medio preparado por si tiene que levantarse y salir corriendo.

Nos lame las manos

¡Es un gesto de amor y agradecimiento! Es muy común que lo hagan cuando les estamos acariciando.

interpretar el lenguaje corporal de los conejos

Limpias su jaula y él la desordena

Mantener limpia la jaula del conejo es muy importante. En ocasiones, al limpiarla, movemos sus cosas de sitio y, un rato después de introducir al conejo, parece que haya pasado un terremoto por él. ¿Por qué lo ha desordenado todo?

Pues bien, este comportamiento viene dado por los hábitos rutinarios que suelen tener los conejos. Vamos, que simplemente, has colocado sus cosas a tu gusto y no al suyo.

Empuja los objetos

Los conejos son animalitos muy juguetones, por eso, es muy normal verlos mover y empujar sus juguetitos o cualquier objeto que tengan cerca si quieren divertirse. En ese caso, no habría que preocuparse.

Sin embargo, si ese lenguaje corporal transmite un ensañamiento con un objeto en concreto quizás sea que este le moleste.  ¿Hay demasiados elementos en su jaula y casi no tiene espacio para moverse con libertad? ¡Compruébalo!

Por otro lado, si el elemento que empuja es su plato o comedero, deberías revisar si tu conejo ya ha comido y si ha recibido las cantidades necesarias, porque si no es así quizás tenga hambre y te esté reclamando alimento.

Escarba el suelo

La verdad es que este comportamiento que realiza con sus patitas es bastante normal en los conejos. Es algo instintivo, así que no debes preocuparte ante este hecho.

Rechina los dientes

Cuando este sonido sea suave, es un indicativo de que se siente muy feliz. Es muy común que lo haga cuando está recibiendo nuestros mimos.

Hace sus necesidades por todos lados

Los conejitos suelen ser animales muy limpios, así que no es muy normal esta actitud. Si lo hacen puede ser por 3 razones: bien porque quieren marcar todo el territorio, porque sufren estrés o por enfermedad.

Etiquetas: , , , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.