La menstruación canina o menstruación en las perras

¡Todo lo que debes saber sobre la menstruación canina!

La menstruación canina es un proceso tan natural como la menstruación en las mujeres. ¡Conocer sus fases te ayudará a cuidar a tu perrita en esos momentos!

Señales de la menstruación canina

  • Sangrado: el sangrado vaginal es el síntoma más evidente de la menstruación, pero no el único.
  • La vulva se inflama: desde la primera etapa del ciclo, la vulva presentará cierta hinchazón. El tamaño de la inflamación variará según la perra.
  • Hinchazón de los pezones: no siempre ocurre, pero puede suceder.
  • Excitación: la perra puede cambiar su estado de ánimo y estar más excitada.
  • Atracción hacia los machos: durante la segunda etapa del ciclo, la perra comenzará a estar más receptiva hacia los machos.
  • Rabo erguido: la perra puede mantener su cola en lo alto cuando este lista para aparearse. Además, la moverá mucho para que su olor llegue a los machos.

menstruación canina o menstruación en las perras

Fases de la menstruación canina

Una perra suele alcanzar su madurez sexual entre los 9 y los 12 meses, aunque puede variar según su raza. Con esa madurez sexual aparece el primer ciclo menstrual de la perra. Dicho ciclo se repetirá cada 6 meses, aunque hay razas en las que el ciclo dura más de lo normal, con lo cual, solo sucede una vez al año.

La menstruación canina consta de cuatro fases:

  • Proestro: esta primera fase dura alrededor de 9 días, aunque se puede alargar hasta 17. En ella, la vulva se hincha y la perra segrega un flujo marrón con toques rojizos. En esta etapa, el estrógeno es la hormona más importante, ya que se encarga de iniciar el ciclo.
  • Estro: la media de duración de esta fase son 9 días, pero como cada perra es un mundo (al igual que cada mujer) puede pasar que la etapa dure entre 3 y 21 días. En este tiempo, el flujo ya se vuelve más rosado o pajizo. Al finalizar el proestro y comenzar esta etapa, los niveles de estrógeno bajan y la hormona luteinizante y la progesterona comienzan a subir, favoreciendo la ovulación y haciendo que la perra esté más receptiva hacia los machos.
  • Diestro: la etapa dura entre 50 y 80 días, otra vez dependiendo de la perra. Durante esta fase, el cuerpo del animal se comporta como si estuviera embarazada, lo que puede desembocar en un embarazo psicológico.
  • Anestro: esta última fase es la más larga del ciclo. Tiene una duración que oscila entre 130 y 250 días. Es una etapa en la que las perras no están sexualmente activas, simplemente su cuerpo se prepara para el siguiente ciclo.

la menstruación canina

¿Cómo cuido a mi perra durante la menstruación?

A partir de que una perra alcanza su madurez sexual y tiene su primera menstruación, ya puede producirse un embarazo.

Si no deseas que tu mascota tenga crías, asegúrate de esterilizarla para que no suceda. ¡Las camadas no deseadas tienen solución a tiempo!

Por otro lado, durante esta época en la que la perra está tan receptiva, debes tener cuidado con la brucelosis, una enfermedad bacteriana altamente contagiosa. Puede provocar esterilidad en los perros o un aborto si tu perrita está preñada.

También debes saber que es mejor que no bañes a tu perra hasta que deje de sangrar. De esta manera evitarás que sufra una infección vaginal.

Por último, durante la época de la menstruación canina, tu perra puede cambiar su estado de ánimo. ¡Ten paciencia con ella y dale mucho cariño!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.