Efectos secundarios de las vacunas para perros

Efectos secundarios de las vacunas para perros

Las vacunas para perros son muy importantes para evitar que contraigan todo tipo de enfermedades, por lo que no nos las podemos saltar. ¡Recuerda que eres responsable de la salud de tu mascota! Sin embargo, algunas veces hay un pequeño precio que nuestros peludos deben pagar por librarse de enfermedades graves. Estos efectos secundarios de las vacunas no suelen ser graves y son transitorios, igual que cuando a nosotros nos dan efectos secundarios nuestros medicamentos. Aunque no son preocupantes, es bueno estar informado. ¡No te lo pierdas!

Vacunas para perros

Vacunas para perros

Hay montones de enfermedades que nuestras mascotas pueden contraer, de menor o mayor gravedad. Dolencias como la rabia, el moquillo o la leishmaniosis pueden suponer un problema grave, incluso causar la muerte del perro. Por eso es vital evitarlas por medio de las vacunas.

No siempre ocurre, pero en algunas ocasiones las vacunas para perros (igual que las de personas e igual que cualquier otro medicamento), pueden causar una leve reacción en el organismo. ¿Por qué pasa? Al fin y al cabo, la vacuna consiste en introducir en el organismo un patógeno extraño que, de hecho, es una muestra debilitada o neutralizada del patógeno que queremos evitar. Por eso el organismo, extrañado, puede reaccionar de forma extraña, intentando hacerle frente.

¡No te preocupes! No es grave y suele pasar en unas horas o unos días. En ningún caso los efectos adversos deben ser motivo para cancelar las vacunas, ¡son muy importantes!

No todos los perros tienen la misma predisposición a presentar síntomas tras las vacunas; los más vulnerables son los cachorros, además de los perros esterilizados y algunas razas en particular, generalmente las de pequeño tamaño.

Efectos secundarios de las vacunas para perros

Estos son los efectos secundarios más habituales de las vacunas:

Adormecimiento

Es bastante normal que los perros se encuentren somnolientos o cansados después de las vacunas, o incluso decaídos. Muchos perros se suelen dormir después de las vacunas para recuperarse de la tensión. ¡Menudo susto las agujas!

Apatía

Si notas que tu perro, después de vacunar, está un poquito apático o solitario, también es normal. Muchos perros experimentan cambios de humor, a veces hasta se ponen un poco agresivos.

Inflamación

Este quizás sea el efecto secundario más común de las vacunas para perros. Muchas veces la zona del pinchazo se inflama, como si fuera un garbanzo; a veces también está enrojecido. Esto se debe simplemente a que el líquido no se ha repartido bien por el cuerpo todavía, está ahí acumulado. ¡No pasa nada! En cuestión de unas horas se va filtrando solo y no hay que hacer nada.

También puede ser una reacción alérgica a la aguja o el alcohol, pero esto es mucho menos frecuente.

 

efectos secundarios de las vacunas para perros
(Foto vía: thevaccinereaction)

Trastornos gastrointestinales

Los dolores de estómago, vómitos o diarreas pasajeros son bastante normales después de algunas vacunas, que son un poco agresivas. Suele ir acompañado de pérdida de apetito y a veces también una ligera inflamación en la tripa, perceptible al tacto.

Problemas respiratorios

Algunas vacunas se administran por vía intranasal en vez de subcutánea. Este tipo de vacunas puede causar estornudos, tos y mocos, a veces acompañados de fiebre. ¡Es como tener una gripe! Si tu perro se encuentra mal, es muy probable que pase todo el día durmiendo y no quiera comer.

Anaflaxia

Este efecto secundario sí es grave y debemos prestar mucha atención a los síntomas. Estos suelen aparecer a las pocas horas (o incluso minutos) después de la vacuna y produce una hinchazón del hocico y la garganta que dificultan mucho la respiración. También puede debilitarse el pulso, tener diarrea, vómitos, rojeces…

Se debe a que el organismo reacciona de forma realmente negativa, intenta plantar cara a la vacuna con tanta agresividad que destruye glóbulos rojos.

La anaflaxia, aunque es grave, es poco frecuente. Sin embargo, siempre que le pongan una vacuna a tu mascota, procura estar con él y observarlo durante las horas siguientes a la inyección. Así podrás detectar cualquier anomalía y llevarlo al veterinario cuanto antes si es necesario.

 

¿Sabías los efectos secundarios que pueden tener las vacunas para perros?

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post