Lo que necesitas saber sobre las vacunas para conejos

Lo que necesitas saber sobre las vacunas para conejos

No todas las vacunas para conejos son iguales, algunas son obligatorias si vas a tener uno de estos animales como mascota, otras son recomendables en función de cada situación particular. ¿Cómo saber cuáles son las obligatorias y qué otras le conviene tener puestas a tu conejo? ¡Te lo contamos!

Las vacunas para conejos

Las vacunas para conejos

Si vas a tener un conejo, su vida y su salud pasan a ser tu responsabilidad. Por eso, para evitar enfermedades es importante que le pongas las vacunas que necesita. En el caso de los conejos, hay fundamentalmente dos vacunas obligatorias que previenen dos de las enfermedades más peligrosas, con cerca de un 100 % de mortalidad:

  • Mixomatosis: esta enfermedad redujo drásticamente la población de conejos hace 40 años y aún a día de hoy sigue sin haberse erradicado. La mixomatosis sigue presente, especialmente entre los conejos silvestres, pero puede afectar también a los domésticos.
  • Hemorragia vírica: esta enfermedad es mortal y muy rápida. Tras el período de incubación, que dura entre 1 y 3 días, el conejo enfermo puede fallecer en menos de 24 horas. Produce necropsia en los tejidos y actúa tan deprisa que en muchos casos es imposible de detectar a tiempo.

Por la gran tasa de mortalidad que suponen estas enfermedades y la facilidad de su contagio, las vacunas para estas patologías en conejos son obligatorias.

Por otro lado, existen otras muchas vacunas para conejos que pueden ser recomendables en casos determinados, por ejemplo si tienes varios conejos conviviendo juntos o si le permites salir al exterior y en tu zona hay riesgo de contagio. En este caso, el veterinario es el más indicado para recomendarte las vacunas que pueden proteger a tu mascota de peligros a los que podría estar expuesto.

 

Cuándo poner las vacunas para conejos

Cuándo poner las vacunas para conejos

A los conejos se les puede vacunar a partir de los 2 meses de edad. Las vacunas contra la mixomatosis y la hemorragia vírica se suelen administrar en cuanto es posible, generalmente con una diferencia de dos semanas entre medias.

Después de la primera vacuna, es necesario renovarlas una vez al año, excepto en los casos de países con alto riesgo de contagio, en los que puede llegar a renovarse cada 6 meses o incluso 4 veces al año si es necesario. Estas vacunas se pueden poner en cualquier momento del año, pero la época más recomendable es la primavera, ya que el verano es la temporada de mayor riesgo de contagio.

Algunas razas de conejos son más vulnerables a la mixomatosis y a la hemorragia vírica, por lo que la frecuencia ideal de vacunación te la recomendará el veterinario. Generalmente, las vacunas empiezan a perder cierto porcentaje de efectividad a los 3 meses, por lo que si tienes una raza muy propensa, es posible que sea necesario vacunarla cada pocos meses.

Además, recuerda que las vacunas no son el único elemento de prevención de enfermedades. También es muy importante mantener bien desparasitado a tu conejo tanto por dentro como por fuera.

 

La salud de tu mascota es lo más importante, ¡infórmate en tu clínica veterinaria sobre las vacunas para conejos!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post