A los perros les gustan los abrazos

Descubre si a los perros les gustan los abrazos

Cada especie animal tiene una forma diferente de mostrar cariño y afecto. Por ejemplo, lo equivalente en los perros a nuestros besos son los lametones, o el frotar su cabeza en nuestro cuerpo. ¿Y los abrazos? Para nosotros, dar un abrazo a alguien que queremos es lo más normal del mundo; los perros, por el contrario, no lo perciben así.

Si tienes costumbre de abrazar a tu perro, te recomendamos que dejes de hacerlo. ¿Quieres saber por qué? ¡Sigue leyendo!

¡Tu perro odia los abrazos!

Tu perro odia los abrazos
(Foto via: ugc)

¿Cómo? ¡Pero si son lo más inocente y bonito del mundo? Para tu perro no es así. Aunque para ti sea una muestra de cariño, para un perro los abrazos son algo molesto. Fíjate en cómo reacciona cuando lo abrazas: agachará las orejas, volverá la cabeza, ¡o incluso querrá escapar!

Resulta que para un perro los abrazos son algo así como una cárcel. Cuando lo rodeas con tus brazos, se siente atrapado, incapaz de moverse y se agobia mucho.

Te quiero, pero no entiendo tus abrazos

a los perros les gustan los abrazos

¡Eso es! No queremos decir que a tu perro no le guste tu contacto o tus muestras de cariño. De hecho, estamos seguros de que le encantan. Pero no entiende los abrazos igual que nosotros: tu perro no ve en los abrazos amor, sino una situación incómoda y agobiante, una falta de libertad y dificultad para huir en caso de que se diera una situación peligrosa.

¿Cómo sabemos esto? Stanley Coren, un profesor de Psicología de la Universidad de Columbia Británica experto en perros, realizó un estudio que concluyó claramente en que a las mascotas, especialmente a los perros, no les gustan para nada los abrazos. Se analizaron hasta 259 fotografías de perros que estaban siendo abrazados por sus dueños, y en más del 80% de ellas se observaron signos de ansiedad y malestar en los perros. Sólo un 8% de los perros se mostraba claramente feliz de que lo abrazaran, mientras que el resto parecía tener una reacción neutral.

Esa es la explicación que dio Coren: aunque los perros estén muy domesticados y habituados a la vida de mascota, siguen teniendo innatos algunos comportamientos e instintos salvajes; uno de ellos es el de huir en caso de peligro. Cuando abrazas a tu perro, le estás imposibilitando esta huida, y es muy posible que esto le cause estrés y ansiedad.

Cómo saber si a mi perro le gustan los abrazos

Cómo puedo saber si a mi perro le gustan los abrazos

Probablemente estés pensando “ah, pues yo he abrazado a mi perro miles de veces y nunca he notado que le disguste”. Esto se debe a que muchas veces los perros no muestran sus sentimientos tan claramente como para que nos demos cuenta. No son tan expresivos como nosotros con algunas cosas.

Si quieres saber si realmente a tu perro le gustan o no los abrazos, deberás permanecer muy atento a su comportamiento, a gestos que quizás sean sutiles, no obvios a primera vista. Algunas señales de que a un perro le incomodan tus abrazos son:

  • Agachar las orejas.
  • Entornar o cerrar los ojos.
  • Girar la cabeza hacia el lado contrario de donde estás.
  • Evitar el contacto visual contigo.
  • Lamerse el hocico.
  • Sacar la lengua.
  • Intentar escapar.
  • Meter la cola entre las patas (ya sabes que esto es señal de miedo).
  • Respiración entrecortada.
  • Estirar las patas delanteras: intenta “sacar” del abrazo su cuerpo lo máximo posible.
  • Levantar el hocico, como buscando oxígeno.

Por eso los abrazos no son un buen método para mostrar a nuestras mascotas cuánto las queremos. No sólo no lo entienden, sino que además lo pasan mal ¡cuando nosotros queremos todo lo contrario! Pero tranquilo, hay muchas otras formas de mostrar cariño a tu perro: acariciar su lomo, su barriga o su barbilla, darle un premio, decir una palabra amable o simplemente pasar tiempo con él, paseando y jugando. ¡Eso le encantará!

 

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post